ellitoral.com.ar
Domingo 08 de Diciembre de 2019 CORRIENTES22°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $57,75

Dolar Venta: $62,25

Domingo 08 de Diciembre de 2019 CORRIENTES22°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $57,75

Dolar Venta: $62,25

Bombones de chocolate de la era digital 

El artista, chef y diseñador australiano Ryan L. Foote, conocido por sus instalaciones de arte culinario, reinventa los bombones de chocolate para la era digital.

El australiano Ryan L. Foote lidera R. L. Foote Design Studio, con base en Melbourne y Hong Kong, centrado en diseñar todo tipo de objetos para realizar los eventos más exclusivos, desde piezas de vajilla de porcelana artesanal o fabricadas por medio de impresora 3D, a mesas, asientos y cubiertos. Su objetivo es que sus usuarios disfruten de una experiencia única. "Imaginando cómo se sirve, se come o se juega con la comida y la bebida, conceptualizamos nuevas formas, texturas, gustos, que tienen un efecto directo sobre la experiencia gastronómica", dice Foote.

Recientemente ha creado la marca Chocolates By Ryan L. Foote, un nuevo y ambicioso proyecto que reinventa los bombones para la era digital, combinando tecnologías de impresión tridimensional y técnicas de maestros chocolateros que son un reflejo de los nuevos tiempos digitales.

Foote imprime en 3D moldes hechos de un material apto para estar en contacto con los alimentos; así obtiene formas complejas. Obras de arte del tamaño de un bocado, con figuras inspiradas en formaciones geológicas y arquitectónicas, rellenas de sabores exóticos y deliciosos obtenidos a partir de distintas frutas australianas o de ingredientes tradicionales de Hong Kong. Todos los sabores nos trasladan a los lugares donde fueron creados.

Un ejemplo es el bombón con sabor a tarta de huevo, postre local de Hong Kong. El resultado es algo diferente e innovador.

"En los últimos años, he intentado reinventar el chocolate dulce tradicional para adaptarlo a la era digital", dice Foote. Y añade: "Sucedieron cosas emocionantes en el sector del chocolate, pero para mí, los dulces eran prácticamente iguales". Chocolate de formas inesperados que convierten la experiencia de comer un bombón en algo más elevado, artístico.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Bombones de chocolate de la era digital 

El artista, chef y diseñador australiano Ryan L. Foote, conocido por sus instalaciones de arte culinario, reinventa los bombones de chocolate para la era digital.

El australiano Ryan L. Foote lidera R. L. Foote Design Studio, con base en Melbourne y Hong Kong, centrado en diseñar todo tipo de objetos para realizar los eventos más exclusivos, desde piezas de vajilla de porcelana artesanal o fabricadas por medio de impresora 3D, a mesas, asientos y cubiertos. Su objetivo es que sus usuarios disfruten de una experiencia única. "Imaginando cómo se sirve, se come o se juega con la comida y la bebida, conceptualizamos nuevas formas, texturas, gustos, que tienen un efecto directo sobre la experiencia gastronómica", dice Foote.

Recientemente ha creado la marca Chocolates By Ryan L. Foote, un nuevo y ambicioso proyecto que reinventa los bombones para la era digital, combinando tecnologías de impresión tridimensional y técnicas de maestros chocolateros que son un reflejo de los nuevos tiempos digitales.

Foote imprime en 3D moldes hechos de un material apto para estar en contacto con los alimentos; así obtiene formas complejas. Obras de arte del tamaño de un bocado, con figuras inspiradas en formaciones geológicas y arquitectónicas, rellenas de sabores exóticos y deliciosos obtenidos a partir de distintas frutas australianas o de ingredientes tradicionales de Hong Kong. Todos los sabores nos trasladan a los lugares donde fueron creados.

Un ejemplo es el bombón con sabor a tarta de huevo, postre local de Hong Kong. El resultado es algo diferente e innovador.

"En los últimos años, he intentado reinventar el chocolate dulce tradicional para adaptarlo a la era digital", dice Foote. Y añade: "Sucedieron cosas emocionantes en el sector del chocolate, pero para mí, los dulces eran prácticamente iguales". Chocolate de formas inesperados que convierten la experiencia de comer un bombón en algo más elevado, artístico.