ellitoral.com.ar

Martes 12 de Noviembre de 2019 CORRIENTES30°Pronóstico Extendido clima_parcial

Dolar Compra: $57,75

Dolar Venta: $62,75

El Gobierno francés echó al jefe de Policía de París

El gobierno de Francia echó ayer al jefe de Policía de París y anunció una prohibición de protestas de los chalecos amarillos en la capital y otras dos ciudades, luego de otro fin de semana de desmanes y saqueos sobre la parisina avenida de los Campos Elíseos.
El primer ministro Edouard Philippe dijo que la prohibición se aplicará en barrios de París, Burdeos y Toulouse que fueron “los más afectados” por las protestas de los chalecos amarillos, que provocaron serios destrozos desde su inicio, en noviembre. También dijo que el jefe de Policía de París, Michel Delpuech, será reemplazado esta semana por el prefecto Didier Lallement, quien ejercía esas responsabilidades en el departamento de Gironde, con capital en Burdeos. Philippe anunció las medidas luego de una reunión con el presidente Emmanuel Macron y funcionarios de seguridad para tratar de evitar una recurrencia de los hechos de violencia del sábado pasado. Ese día, manifestantes saquearon tiendas de artículos de lujo y atacaron a agentes policiales.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

El Gobierno francés echó al jefe de Policía de París

El gobierno de Francia echó ayer al jefe de Policía de París y anunció una prohibición de protestas de los chalecos amarillos en la capital y otras dos ciudades, luego de otro fin de semana de desmanes y saqueos sobre la parisina avenida de los Campos Elíseos.
El primer ministro Edouard Philippe dijo que la prohibición se aplicará en barrios de París, Burdeos y Toulouse que fueron “los más afectados” por las protestas de los chalecos amarillos, que provocaron serios destrozos desde su inicio, en noviembre. También dijo que el jefe de Policía de París, Michel Delpuech, será reemplazado esta semana por el prefecto Didier Lallement, quien ejercía esas responsabilidades en el departamento de Gironde, con capital en Burdeos. Philippe anunció las medidas luego de una reunión con el presidente Emmanuel Macron y funcionarios de seguridad para tratar de evitar una recurrencia de los hechos de violencia del sábado pasado. Ese día, manifestantes saquearon tiendas de artículos de lujo y atacaron a agentes policiales.