ellitoral.com.ar

Viernes 28de Febrero de 2020CORRIENTES16°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$58,75

Dolar Venta:$63,75

CORRIENTES:

La nueva vida de "Caballo" Suárez en Corrientes

imagen_0
imagen_2

El 17 de diciembre pasado un tribunal que juzga a Omar "Caballo" Suárez, le abrió las puertas del pabellón en el que guardaba encierro preventivo hace algunos años y el otrora poderoso sindicalista marítimo pasó a ser un hombre libre. Sujeto a un proceso por un "piquete" fluvial, pero libre al fin.

Su destino, luego, no fue de mayor interés para los medios metropolitanos y la fuerte imagen del gremialista correntino, con pelo largo y una barba tupida, pasó a ser una fotografía cada vez menos recurrente en las portadas.

A un mes de su salida de Ezeiza, reapareció en Monte Caseros, de donde es natural y cuyos vecinos aún miran con sorpresa sus pasos por la ciudad.

Este sábado se lo pudo ver acompañado por una mujer y una niña, a bordo de un cuatriciclo.

Las imágenes a las que accedió ellitoral.com.ar fueron tomadas a las 14, bajo el sol que Suárez prefirió absorber con el torso desnudo y a velocidad. 

Con la cara ya sin barba y un corte de pelo que lo ubica más en los años previos a su prisión, "Caballo" paseó por la costanera y por la arenosa costa del río Uruguay.

El detalle que no dejaron de destacar fuentes locales que lo vieron en el vecindario, es que cumple en forma estricta con la obligación de portar una tobillera electrónica, como se lo ordenó la Justicia Federal porteña.

El dirigente había sido expulsado "de por vida" del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) y desde hace varios años desarrolla la actividad hotelera en Monte Caseros.

Allí, en una generosa lengua de tierra hacia el río comprada oportunamente en una subasta, Caballo se presenta como el anfitrión de un alojamiento boutique, de detalles lujosos y a la vez rústicos, con una  pátina  marítima que barniza casi todo el edificio.

La libertad de Omar Suárez fue ordenada con forma de "cese de prisión preventiva" por el Tribunal Oral Federal (TOF) 4 de Buenos Aires, en el marco del juicio que se le sigue por "asociación ilícita" e "interrupción de vías navegables".

La resolución incluye la obligación de estar en forma permanente con la  bijouterie  electrónica prendida al tobillo, que está programada para encender alarmas si se aleja del radio de 100 kilómetros a la redonda desde su lugar de residencia.

Debe comunicar cualquier cambio de domicilio o circunstancia por la que deba ausentarse de esa dirección por más de 24 horas y concurrir antes del 10 de cada mes a la ventanilla del tribunal a ponerse a derecho.

Todo, por supuesto, con la prohibición de salir del país.

Los jueces destacaron en su fallo que Suárez se ha presentado y asiste regularmente al juicio oral y público en curso, que en febrero ingresará en la etapa de rondas de testigos.

 

 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

La nueva vida de "Caballo" Suárez en Corrientes

El 17 de diciembre pasado un tribunal que juzga a Omar "Caballo" Suárez, le abrió las puertas del pabellón en el que guardaba encierro preventivo hace algunos años y el otrora poderoso sindicalista marítimo pasó a ser un hombre libre. Sujeto a un proceso por un "piquete" fluvial, pero libre al fin.

Su destino, luego, no fue de mayor interés para los medios metropolitanos y la fuerte imagen del gremialista correntino, con pelo largo y una barba tupida, pasó a ser una fotografía cada vez menos recurrente en las portadas.

A un mes de su salida de Ezeiza, reapareció en Monte Caseros, de donde es natural y cuyos vecinos aún miran con sorpresa sus pasos por la ciudad.

Este sábado se lo pudo ver acompañado por una mujer y una niña, a bordo de un cuatriciclo.

Las imágenes a las que accedió ellitoral.com.ar fueron tomadas a las 14, bajo el sol que Suárez prefirió absorber con el torso desnudo y a velocidad. 

Con la cara ya sin barba y un corte de pelo que lo ubica más en los años previos a su prisión, "Caballo" paseó por la costanera y por la arenosa costa del río Uruguay.

El detalle que no dejaron de destacar fuentes locales que lo vieron en el vecindario, es que cumple en forma estricta con la obligación de portar una tobillera electrónica, como se lo ordenó la Justicia Federal porteña.

El dirigente había sido expulsado "de por vida" del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) y desde hace varios años desarrolla la actividad hotelera en Monte Caseros.

Allí, en una generosa lengua de tierra hacia el río comprada oportunamente en una subasta, Caballo se presenta como el anfitrión de un alojamiento boutique, de detalles lujosos y a la vez rústicos, con una  pátina  marítima que barniza casi todo el edificio.

La libertad de Omar Suárez fue ordenada con forma de "cese de prisión preventiva" por el Tribunal Oral Federal (TOF) 4 de Buenos Aires, en el marco del juicio que se le sigue por "asociación ilícita" e "interrupción de vías navegables".

La resolución incluye la obligación de estar en forma permanente con la  bijouterie  electrónica prendida al tobillo, que está programada para encender alarmas si se aleja del radio de 100 kilómetros a la redonda desde su lugar de residencia.

Debe comunicar cualquier cambio de domicilio o circunstancia por la que deba ausentarse de esa dirección por más de 24 horas y concurrir antes del 10 de cada mes a la ventanilla del tribunal a ponerse a derecho.

Todo, por supuesto, con la prohibición de salir del país.

Los jueces destacaron en su fallo que Suárez se ha presentado y asiste regularmente al juicio oral y público en curso, que en febrero ingresará en la etapa de rondas de testigos.