Viernes 25de Septiembre de 2020CORRIENTES29°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,75

Dolar Venta:$79,75

Viernes 25de Septiembre de 2020CORRIENTES29°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,75

Dolar Venta:$79,75

/Ellitoral.com.ar/ Ciudad

Se cumplen dos años del inicio de la obra de la autovía: el proyecto debía estar concluido

Los trabajos iniciaron en mayo de 2018 y tenían un plazo de 24 meses.  La primera etapa se dio con agilidad. Luego hubo algunos ajustes  y se suscitaron demoras con las expropiaciones y algunas cuestiones técnicas. Ahora, buscan destrabar ciertos inconvenientes. 

Luego de anuncios fallidos y varios años de espera para el diseño del proyecto, en mayo de 2018 se empezaron a ejecutar los primeros trabajos sobre la Ruta 12, iniciándose así su transformación en autovía desde Riachuelo hasta el ingreso a Santa Ana, con un presupuesto de $1.300 millones. Se cumplen ahora dos años de aquel hecho y, aunque el plazo de finalización era justamente de 24 meses, los trabajos continúan pero con demoras importantes en algunos tramos.

La intervención tuvo un ritmo más constante en zonas como la avenida Centenario, el campus de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) y el aeropuerto. En esos sectores avanzaron rápidamente con movimientos de suelo y tareas hídricas, además de algunos trabajos de recuperación de la calzada de la ruta, que pasará a tener cuatro carriles, dos en cada sentido.

Con algunas demoras propias de una obra de gran envergadura, las labores prosiguieron durante varios meses con visibles cambios, sobre todo en algunos tramos donde se logró duplicar la calzada y se construyeron algunos trayectos de colectoras. La obra tuvo la visita de varios funcionarios nacionales que llegaron a Corrientes, quienes resaltaron no sólo la importancia sino también el ágil avance. Tanto es así que partes de la nueva calzada fueron usadas en febrero del año pasado, cuando se llevaron a cabo los carnavales.

A mediados del año pasado empezaron a darse los primeros ajustes en el proyecto original, con la intención de sortear dificultades que se presentaron y evitar complicaciones a los frentistas en algunos casos. La gerenta regional de Vialidad Nacional en ese momento, Ingrid Jetter, había explicado que no estaban previstos grandes cambios, aunque sí algunas adecuaciones necesarias para disminuir las complicaciones. En ese momento decidieron bajar la altura de la colectora. Paralelamente, comenzaron a analizar la alternativa de eliminar las expropiaciones previstas entre el Riachuelo y el Pirayuí.

En agosto de 2019 iniciaron los trabajos en una zona en la que todavía se están ejecutando tareas, y la empresa a cargo comenzó con las primeras modificaciones en los alrededores y en la rotonda de la Virgen de Itatí. En primer paso consistió en un tramo de 200 metros de nueva calzada y después vino el cerramiento de la rotonda propiamente dicha, donde quedó prohibido el ingreso de personas ajenas a la obra desde entonces hasta ahora.

Los avances de las labores comenzaron a ralentizarse, sobre todo a fines del año pasado, cuando los trabajos se dieron de manera discontinua y con escasa actividad en ciertos tramos. A partir de allí se esperaron definiciones respecto a las expropiaciones que debían realizarse para poder utilizar terrenos situados a la vera de la Ruta 12. Además, comenzaron a aparecer dificultades como la necesidad de realizar obras hídricas complementarias y la reubicación pendiente de una Sala de Atención Primaria de la Salud que se encuentra frente al ingreso a Santa Ana.

Actualmente, Vialidad nacional, tras haber realizado algunos cambios, sigue avanzando con adaptaciones al proyecto para sortear dificultades que se plantearon por los cambios en el entorno durante los últimos años, y evaluando alternativas para acelerar los plazos, ya que este mes debería haber terminado la obra, pero aún está lejos de llegar al 50%.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error