ellitoral.com.ar

Lunes 17 de Febrero de 2020 CORRIENTES34°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $58,25

Dolar Venta: $63,25

Paso apuesta a elevar su recaudación para superar la emergencia económica

imagen_1

Hasta junio, la Municipalidad de Paso de la Patria está en “emergencia económica, financiera, administrativa y funcional”. Así, lo establece la ordenanza avalada por la mayoría de los ediles que, a su vez, apoyan un plan de reestructuración que el intendente Armando Bordón (FPV) inició hace un mes cuando el Panu y el PL oficializaron su retiro de la alianza gobernante. Desde esa fecha hasta ahora, nombró nuevos funcionarios, puso en funciones el Juzgado de Faltas y estableció una serie de cambios para aumentar la recaudación de impuestos. El déficit de recursos comunales, a partir del segundo semestre del año pasado, derivó en serias dificultades para abonar a tiempo los sueldos a los empleados municipales. Como medidas paliativas, según lo expresado entonces desde la Comuna, lograron cobrar algunas deudas tributarias y realizaron una serie de ajustes de los gastos. A esta situación, el pasado 10 de diciembre, se sumó el quiebre de la alianza del FPV que precisamente cumplía dos años de gestión al frente del Ejecutivo Municipal: el Panu y el PL decidieron separarse del PJ.
La decisión fue oficializada en una conferencia de prensa liderada por el varias veces intendente de la Villa Turística, Oscar García, y quien días antes había dejado de ser el vice para asumir como diputado provincial. Adujo que las diferencias en las formas de administrar los recursos municipales no eran nuevas pero que finalmente decidieron dar un paso al costado cuando -según sus dichos- los ediles que respondían al jefe comunal no respetaron el acuerdo político de “reelegir como presidente del Concejo a Bravo (Panu)”. Lo sucedido en la renovación de autoridades legislativas fue catalogado por García como una traición, recordando que de acuerdo al pacto político realizado en el 2013, el PJ se quedaba con la Intendencia y el Panu, con la vice.  Señaló en ese marco que “al quedar vacante ese puesto porque asumo como legislador, correspondía al Panu la presidencia del Concejo porque es quien sucede al jefe comunal en caso de que se tome vacaciones o esté de licencia por algún motivo”.
Cambios
Más allá de refutar los argumentos esgrimidos por sus ex socios políticos, el Intendente avanzó en un plan de reestructuración de la gestión comunal que la mayoría de los ediles avaló aprobando ordenanzas que habilitaron la aplicación de una serie de medidas. Más precisamente, el pasado 16 de diciembre dieron su visto bueno a la puesta en funcionamiento del Juzgado de Faltas, la declaración de la emergencia económica que contempla -entre otras cosas- el censo del personal, la rescisión del contrato a la empresa que cobraba los impuestos y un acuerdo con la Caja Municipal de Préstamos de Corrientes para intentar conseguir que morosos paguen millonarias deudas que caducaran el 31 de diciembre venidero. (Ver recuadros).  “Consideramos que están dando resultados positivos los cambios porque después de las erogaciones de dinero que se realizaron en diciembre por sueldos, aguinaldo y plus, ahora ya se está  avanzando en el pago de los haberes que además contemplan un aumento”, afirmaron desde la Comuna.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Paso apuesta a elevar su recaudación para superar la emergencia económica

Hasta junio, la Municipalidad de Paso de la Patria está en “emergencia económica, financiera, administrativa y funcional”. Así, lo establece la ordenanza avalada por la mayoría de los ediles que, a su vez, apoyan un plan de reestructuración que el intendente Armando Bordón (FPV) inició hace un mes cuando el Panu y el PL oficializaron su retiro de la alianza gobernante. Desde esa fecha hasta ahora, nombró nuevos funcionarios, puso en funciones el Juzgado de Faltas y estableció una serie de cambios para aumentar la recaudación de impuestos. El déficit de recursos comunales, a partir del segundo semestre del año pasado, derivó en serias dificultades para abonar a tiempo los sueldos a los empleados municipales. Como medidas paliativas, según lo expresado entonces desde la Comuna, lograron cobrar algunas deudas tributarias y realizaron una serie de ajustes de los gastos. A esta situación, el pasado 10 de diciembre, se sumó el quiebre de la alianza del FPV que precisamente cumplía dos años de gestión al frente del Ejecutivo Municipal: el Panu y el PL decidieron separarse del PJ.
La decisión fue oficializada en una conferencia de prensa liderada por el varias veces intendente de la Villa Turística, Oscar García, y quien días antes había dejado de ser el vice para asumir como diputado provincial. Adujo que las diferencias en las formas de administrar los recursos municipales no eran nuevas pero que finalmente decidieron dar un paso al costado cuando -según sus dichos- los ediles que respondían al jefe comunal no respetaron el acuerdo político de “reelegir como presidente del Concejo a Bravo (Panu)”. Lo sucedido en la renovación de autoridades legislativas fue catalogado por García como una traición, recordando que de acuerdo al pacto político realizado en el 2013, el PJ se quedaba con la Intendencia y el Panu, con la vice.  Señaló en ese marco que “al quedar vacante ese puesto porque asumo como legislador, correspondía al Panu la presidencia del Concejo porque es quien sucede al jefe comunal en caso de que se tome vacaciones o esté de licencia por algún motivo”.
Cambios
Más allá de refutar los argumentos esgrimidos por sus ex socios políticos, el Intendente avanzó en un plan de reestructuración de la gestión comunal que la mayoría de los ediles avaló aprobando ordenanzas que habilitaron la aplicación de una serie de medidas. Más precisamente, el pasado 16 de diciembre dieron su visto bueno a la puesta en funcionamiento del Juzgado de Faltas, la declaración de la emergencia económica que contempla -entre otras cosas- el censo del personal, la rescisión del contrato a la empresa que cobraba los impuestos y un acuerdo con la Caja Municipal de Préstamos de Corrientes para intentar conseguir que morosos paguen millonarias deudas que caducaran el 31 de diciembre venidero. (Ver recuadros).  “Consideramos que están dando resultados positivos los cambios porque después de las erogaciones de dinero que se realizaron en diciembre por sueldos, aguinaldo y plus, ahora ya se está  avanzando en el pago de los haberes que además contemplan un aumento”, afirmaron desde la Comuna.