ellitoral.com.ar
Viernes 06 de Diciembre de 2019 CORRIENTES28°Pronóstico Extendido clima_sol

Dolar Compra: $57,75

Dolar Venta: $62,25

Viernes 06 de Diciembre de 2019 CORRIENTES28°Pronóstico Extendido clima_sol

Dolar Compra: $57,75

Dolar Venta: $62,25

En su acto más multitudinario, Macri pidió "no volver al pasado"

El Presidente encabezó en el Obelisco una masiva marcha, a ocho días de las elecciones generales. Lo acompañaron Vidal, Larreta y Pichetto.

En el acto más multitudinario del Presidente, Mauricio Macri, pasadas las 18.30, habló a las miles de personas que llegaron hasta el Obelisco para la "marcha del millón", que según una estimación de los organizadores reunió a 600 mil ciudadanos.

"Ustedes crearon la marcha del 'Sí, se puede' ese 24 de agosto, cuando salieron a la calle a decirme que no estaba solo", dijo Macri. Y afirmó que a la multitud del Obelisco hay que agregar los "cientos de miles de argentinos" que marcharon en ciudades del interior y de todo el mundo.

"Estamos acá para decir que no nos vamos a quedar callados con esa forma de concebir el poder que muchos argentinos rechazamos. No vamos a permitir que nos roben el futuro", dijo el mandatario mientras los presentes cantaban: "El gato no se va, el gato no se va".

El mandatario reforzó su llamado para "dar vuelta" el resultado que obtuvo en las primarias y pidió "no caer en espejismos" de "las mismas promesas vacías de aquellos que tantas veces nos defraudaron".

 

 

 

 

"Vamos a seguir teniendo desafíos que enfrentar, pero no lo vamos a resolver volviendo a los mismos del pasado. No caigamos en espejismos, en las mismas promesas vacías de aquellos que tantas veces nos defraudaron con las mismas frustraciones de siempre, con los abusos que no queremos más, los privilegios defendidos con mentiras y patotas, no caigamos otra vez", apeló.

"No dejemos que las dificultades nos hagan duda de lo que logramos, que nos hagan abandonar nuestros sueños que son lo más sagrado que tenemos", subrayó. 

“Estamos acá para decir que no nos vamos a quedar callados viendo como nos roban el futuro. No nos vamos a quedar callados por más que pensemos distinto. Ya lo vivimos muchas veces, con deditos, con atril, con canchereadas, con soberbia”, añadió.

​Acompañado en el escenario por su esposa, Juliana Awada, y por su compañero de fórmula, el senador peronista Miguel Angel Pichetto, renovó su convocatoria a votar porque, insistió, la próxima elección tiene que ser la de mayor concurrencia desde la de 1983, en la que se impuso Raúl Alfonsín y determinó el regreso de la democracia.

 

"Tenemos que reconocer que somos una mayoría que muchas veces miró al silencio, a veces hasta con miedo, creyendo que la política era algo que había que mirar de lejos, que mejor no meterse porque nunca iba a cambiar. Y sin darnos cuenta fuimos regalando espacios, dejando el país en manos de unos pocos que se creyeron dueños del Estado y de lo público, que fueron por todo y hasta por nuestra libertad", evaluó.

Pero luego Macri destacó que "por suerte fuimos despertando, juntándonos, alzando la voz y diciendo basta". Y resaltó que "así se van formando las revoluciones, con pequeñas rebeliones de gente que se va juntando".

"Esta es la rebeldía de la gente en paz y no queremos violencia, pero  no estamos dispuestos a dejarnos llevar por encima una y otra vez", advirtió. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

En su acto más multitudinario, Macri pidió "no volver al pasado"

El Presidente encabezó en el Obelisco una masiva marcha, a ocho días de las elecciones generales. Lo acompañaron Vidal, Larreta y Pichetto.

En el acto más multitudinario del Presidente, Mauricio Macri, pasadas las 18.30, habló a las miles de personas que llegaron hasta el Obelisco para la "marcha del millón", que según una estimación de los organizadores reunió a 600 mil ciudadanos.

"Ustedes crearon la marcha del 'Sí, se puede' ese 24 de agosto, cuando salieron a la calle a decirme que no estaba solo", dijo Macri. Y afirmó que a la multitud del Obelisco hay que agregar los "cientos de miles de argentinos" que marcharon en ciudades del interior y de todo el mundo.

"Estamos acá para decir que no nos vamos a quedar callados con esa forma de concebir el poder que muchos argentinos rechazamos. No vamos a permitir que nos roben el futuro", dijo el mandatario mientras los presentes cantaban: "El gato no se va, el gato no se va".

El mandatario reforzó su llamado para "dar vuelta" el resultado que obtuvo en las primarias y pidió "no caer en espejismos" de "las mismas promesas vacías de aquellos que tantas veces nos defraudaron".

 

 

 

 

"Vamos a seguir teniendo desafíos que enfrentar, pero no lo vamos a resolver volviendo a los mismos del pasado. No caigamos en espejismos, en las mismas promesas vacías de aquellos que tantas veces nos defraudaron con las mismas frustraciones de siempre, con los abusos que no queremos más, los privilegios defendidos con mentiras y patotas, no caigamos otra vez", apeló.

"No dejemos que las dificultades nos hagan duda de lo que logramos, que nos hagan abandonar nuestros sueños que son lo más sagrado que tenemos", subrayó. 

“Estamos acá para decir que no nos vamos a quedar callados viendo como nos roban el futuro. No nos vamos a quedar callados por más que pensemos distinto. Ya lo vivimos muchas veces, con deditos, con atril, con canchereadas, con soberbia”, añadió.

​Acompañado en el escenario por su esposa, Juliana Awada, y por su compañero de fórmula, el senador peronista Miguel Angel Pichetto, renovó su convocatoria a votar porque, insistió, la próxima elección tiene que ser la de mayor concurrencia desde la de 1983, en la que se impuso Raúl Alfonsín y determinó el regreso de la democracia.

 

"Tenemos que reconocer que somos una mayoría que muchas veces miró al silencio, a veces hasta con miedo, creyendo que la política era algo que había que mirar de lejos, que mejor no meterse porque nunca iba a cambiar. Y sin darnos cuenta fuimos regalando espacios, dejando el país en manos de unos pocos que se creyeron dueños del Estado y de lo público, que fueron por todo y hasta por nuestra libertad", evaluó.

Pero luego Macri destacó que "por suerte fuimos despertando, juntándonos, alzando la voz y diciendo basta". Y resaltó que "así se van formando las revoluciones, con pequeñas rebeliones de gente que se va juntando".

"Esta es la rebeldía de la gente en paz y no queremos violencia, pero  no estamos dispuestos a dejarnos llevar por encima una y otra vez", advirtió.