ellitoral.com.ar
Domingo 15 de Diciembre de 2019 CORRIENTES29°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $58,00

Dolar Venta: $63,00

Domingo 15 de Diciembre de 2019 CORRIENTES29°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $58,00

Dolar Venta: $63,00

Al menos 11 muertos y 800 detenidos por las protestas en Chile

La militarización del país dispuesta por el Presidente para intentar calmar los enfrentamientos aumentó la ola de protesta desatada por el aumento de la tarifa eléctrica y el transporte.

imagen_1

El estallido social en Chile ya causó al menos 11 muertos (a media mañana se hablaba de dos víctimas más en Coquimbo, pero la cifra no pudo ser confirmada), más de 30 heridos y 800 detenidos.

Las víctimas fallecieron durante los incendios y saqueos en comercios, que se han replicado en todo el país en tres días de violencia. Son más de 9 mil los policías y militares movilizados en distintas ciudades pero resulta insuficiente para controlar la furia desatada desde el viernes, cuando la suba de 30 pesos del boleto del subterráneo (un aumento del 3,7% que luego fue frenado) desató protestas y actos de vandalismo.

Al mediodía volvieron las protestas de los jóvenes en el centro de Santiago y graves incidentes en la ciudad portuaria de Valparaíso con enfrentamientos y represión policial frente a la intendencia.

Miles de personas marchaban al ritmo de cacerolas en una columna que se extendía a lo largo de diez cuadras hacia la céntrica plaza Italia de Santiago y al grito de "Que se vayan los milicos". Exigen la renuncia del presidente. La respuesta llegó en forma de represión, con tanquetas de Carabineros lanzado gases y chorros de agua. 

A lo largo del domingo se repitieron nuevos actos violentos, con graves enfrentamientos con el Ejército y las fuerzas de seguridad, saqueos, incendios y robos, en una ola de violencia que mantiene a buena parte de Chile en estado de alerta.

La militarización del país ordenada por el presidente Sebastián Piñera, aumentó en las últimas horas en un intento de tratar de controlar los desmanes violentos provocados en los enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad, en la ola de protesta desatada por el aumento de la tarifa eléctrica y el transporte.

El toque de queda se aplicó por segunda noche consecutiva durante la noche del domingo  en la capital chilena, lo que prohíbe la circulación de personas entre las 19 y las 6 de la mañana, anunció el jefe del operativo de seguridad, general Javier Iturriaga.
 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Al menos 11 muertos y 800 detenidos por las protestas en Chile

La militarización del país dispuesta por el Presidente para intentar calmar los enfrentamientos aumentó la ola de protesta desatada por el aumento de la tarifa eléctrica y el transporte.

El estallido social en Chile ya causó al menos 11 muertos (a media mañana se hablaba de dos víctimas más en Coquimbo, pero la cifra no pudo ser confirmada), más de 30 heridos y 800 detenidos.

Las víctimas fallecieron durante los incendios y saqueos en comercios, que se han replicado en todo el país en tres días de violencia. Son más de 9 mil los policías y militares movilizados en distintas ciudades pero resulta insuficiente para controlar la furia desatada desde el viernes, cuando la suba de 30 pesos del boleto del subterráneo (un aumento del 3,7% que luego fue frenado) desató protestas y actos de vandalismo.

Al mediodía volvieron las protestas de los jóvenes en el centro de Santiago y graves incidentes en la ciudad portuaria de Valparaíso con enfrentamientos y represión policial frente a la intendencia.

Miles de personas marchaban al ritmo de cacerolas en una columna que se extendía a lo largo de diez cuadras hacia la céntrica plaza Italia de Santiago y al grito de "Que se vayan los milicos". Exigen la renuncia del presidente. La respuesta llegó en forma de represión, con tanquetas de Carabineros lanzado gases y chorros de agua. 

A lo largo del domingo se repitieron nuevos actos violentos, con graves enfrentamientos con el Ejército y las fuerzas de seguridad, saqueos, incendios y robos, en una ola de violencia que mantiene a buena parte de Chile en estado de alerta.

La militarización del país ordenada por el presidente Sebastián Piñera, aumentó en las últimas horas en un intento de tratar de controlar los desmanes violentos provocados en los enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad, en la ola de protesta desatada por el aumento de la tarifa eléctrica y el transporte.

El toque de queda se aplicó por segunda noche consecutiva durante la noche del domingo  en la capital chilena, lo que prohíbe la circulación de personas entre las 19 y las 6 de la mañana, anunció el jefe del operativo de seguridad, general Javier Iturriaga.