ellitoral.com.ar

Miércoles 23 de Octubre de 2019 CORRIENTES26°Pronóstico Extendido clima_parcial

Dolar Compra: $57,75

Dolar Venta: $61,25

Premio Unne a las artes visuales, una propuesta con proyección

Afianzado ya a nivel regional, este año el concurso se extendió a todo el país con apoyo de la Secretaría de Políticas Universitarias. 
 

 Con obras presentadas por casi 350 artistas de 18 provincias argentinas, la primera edición nacional del Premio Unne a las Artes Visuales se desarrolló con éxito y desde la institución aseguraron que abrió paso en un camino de consolidación. Afianzado ya a nivel regional, este año el concurso se extendió a todo el país con apoyo de la Secretaría de Políticas Universitarias. 
“Me parece muy importante destacar que una universidad nacional, tenga un premio de proyección nacional, como lo tiene la Unne. Hay otros premios que son de universidades privadas y mucho más locales. Así que hay que valorar no solo el esfuerzo del presupuesto, sino también el esfuerzo logístico que implica organizar un premio y sobre todo la decisión política de llevarlo a cabo”, señaló Julio Sánchez, reconocido crítico de arte que formó parte del prestigioso jurado que evaluó las obras presentadas en esta edición del premio de la Universidad Nacional del Nordeste. 
Marcó también que: “En general, las universidades públicas no organizan este tipo de premios. Y mucho menos con alcance nacional”. Sánchez, además de ejercer la crítica de arte hace unas tres décadas, es docente universitario y curador, escribe para medios y revistas especializadas, dicta seminarios y recibió distinciones e importantes premios.
“Sería muy bueno que otras universidades del país también otorguen este tipo de premios”, dijo y puntualizó en las instituciones públicas de educación superior, haciendo la salvedad de que existen un par de concursos en universidades privadas.
Decisión política
“Más allá de la cuestión presupuestaria, está la decisión política. Porque siempre hay presupuesto, pero faltan decisiones políticas”, remarcó Sánchez y habló también, del compromiso de la rectora de la Unne, Delfina Veiravé quien además, durante el discurso en la entrega de premios del concurso, aseguró que el mismo continuará mientras de ella dependa. “Lo óptimo sería que siga, independientemente de quien conduzca la universidad”, consideró.
Así, valoró la importancia y necesidad de sostener el concurso en el tiempo y sumarle además apoyo extra académico. “Incluso, sería loable que las empresas apoyen este tipo de iniciativas”, dijo. 
En el mismo sentido, la rectora de la Unne apuntó: “Creemos que como universidad pública tenemos también una responsabilidad en el desarrollo cultural. Y por otra parte, pensamos que las artes tienen un componente importante de transformación de nuestras sensibilidades, de nuestra cultura, de nuestras creencias”. 
También consideró que esta exposición, de tan diversas expresiones artísticas dentro del campo de las artes visuales, muestra también la posibilidad de formar público en el Nordeste argentino, exhibiendo muestras artísticas de muy variadas características. 
Veiravé dijo también: “Quiero reconocer por una parte el acompañamiento de la Secretaría de Políticas Universitarias que nos apoyó con recursos para que podamos tener premios significativos, y también al Consejo Interuniversitario Nacional y a la red de comunicación que tenemos entre las universidades públicas, que nos ayudaron a difundir este premio, en todas las universidades, y a través de sus medios de comunicación, y llegar a distintos lugares del país”. 
Setenta fueron las obras finalistas en esta cuarta edición del Premio Unne a las Artes Visuales, primera nacional. Los miembros del jurado de selección fueron Ana Gallardo, Roxana Ramos, Carola Dreidemie, Gustavo Piñero y Luis Niveiro, y todos coincidieron en la diversidad y heterogeneidad de los trabajos presentados que fueron desde obras textiles, esculturas, objetos, fotografías, pinturas, videos, dibujos, instalaciones, entre otros.
Las propuestas llegaron desde Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, Jujuy, y hasta el sur del país, con obras que llegarán desde Chubut y Tierra Del Fuego, entre otras provincias. La región NEA también está representada con artistas de Corrientes, Chaco, Misiones y Formosa.
Luego, el jurado de premiación integrado por Julio Sánchez, Yiyu Finke y Roberto Echen, identificaron las obras premiadas. El 1er. Premio, adquisición (80 mil pesos), otorgado por la Secretaría de Políticas Universitarias fue para la obra “Astrea” del artista Leonardo  Cavalcante (Caba), el 2do. Premio, adquisición (60 mil pesos) para la obra “Osamentero I” de la artista María Causa (San Luis) y el 3er. Premio, adquisición (40 mil pesos) para la obra “La Semana” de la artista María Laura Ise (Resistencia, Chaco).
“El jurado no tuvo dudas de que era el primer premio porque sobresale por sobre los demás. Sobre todo porque es un rescate de la pintura”, dijo Sánchez en relación al ganador del concurso.
El crítico de arte explicó además la imagen: “Un pequeño hombre que tiene una especie de casco en forma de pirámide muy aguda que se repite en el suelo, como si esa pirámide que no lo deja ver, fuera una metáfora de todos los obstáculos que tenemos todos los seres humanos para transitar por la vida. Este personaje está transitando por la cuerda floja y está haciendo equilibrio, también con una barra de equilibrio”. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Premio Unne a las artes visuales, una propuesta con proyección

Afianzado ya a nivel regional, este año el concurso se extendió a todo el país con apoyo de la Secretaría de Políticas Universitarias. 
 

 Con obras presentadas por casi 350 artistas de 18 provincias argentinas, la primera edición nacional del Premio Unne a las Artes Visuales se desarrolló con éxito y desde la institución aseguraron que abrió paso en un camino de consolidación. Afianzado ya a nivel regional, este año el concurso se extendió a todo el país con apoyo de la Secretaría de Políticas Universitarias. 
“Me parece muy importante destacar que una universidad nacional, tenga un premio de proyección nacional, como lo tiene la Unne. Hay otros premios que son de universidades privadas y mucho más locales. Así que hay que valorar no solo el esfuerzo del presupuesto, sino también el esfuerzo logístico que implica organizar un premio y sobre todo la decisión política de llevarlo a cabo”, señaló Julio Sánchez, reconocido crítico de arte que formó parte del prestigioso jurado que evaluó las obras presentadas en esta edición del premio de la Universidad Nacional del Nordeste. 
Marcó también que: “En general, las universidades públicas no organizan este tipo de premios. Y mucho menos con alcance nacional”. Sánchez, además de ejercer la crítica de arte hace unas tres décadas, es docente universitario y curador, escribe para medios y revistas especializadas, dicta seminarios y recibió distinciones e importantes premios.
“Sería muy bueno que otras universidades del país también otorguen este tipo de premios”, dijo y puntualizó en las instituciones públicas de educación superior, haciendo la salvedad de que existen un par de concursos en universidades privadas.
Decisión política
“Más allá de la cuestión presupuestaria, está la decisión política. Porque siempre hay presupuesto, pero faltan decisiones políticas”, remarcó Sánchez y habló también, del compromiso de la rectora de la Unne, Delfina Veiravé quien además, durante el discurso en la entrega de premios del concurso, aseguró que el mismo continuará mientras de ella dependa. “Lo óptimo sería que siga, independientemente de quien conduzca la universidad”, consideró.
Así, valoró la importancia y necesidad de sostener el concurso en el tiempo y sumarle además apoyo extra académico. “Incluso, sería loable que las empresas apoyen este tipo de iniciativas”, dijo. 
En el mismo sentido, la rectora de la Unne apuntó: “Creemos que como universidad pública tenemos también una responsabilidad en el desarrollo cultural. Y por otra parte, pensamos que las artes tienen un componente importante de transformación de nuestras sensibilidades, de nuestra cultura, de nuestras creencias”. 
También consideró que esta exposición, de tan diversas expresiones artísticas dentro del campo de las artes visuales, muestra también la posibilidad de formar público en el Nordeste argentino, exhibiendo muestras artísticas de muy variadas características. 
Veiravé dijo también: “Quiero reconocer por una parte el acompañamiento de la Secretaría de Políticas Universitarias que nos apoyó con recursos para que podamos tener premios significativos, y también al Consejo Interuniversitario Nacional y a la red de comunicación que tenemos entre las universidades públicas, que nos ayudaron a difundir este premio, en todas las universidades, y a través de sus medios de comunicación, y llegar a distintos lugares del país”. 
Setenta fueron las obras finalistas en esta cuarta edición del Premio Unne a las Artes Visuales, primera nacional. Los miembros del jurado de selección fueron Ana Gallardo, Roxana Ramos, Carola Dreidemie, Gustavo Piñero y Luis Niveiro, y todos coincidieron en la diversidad y heterogeneidad de los trabajos presentados que fueron desde obras textiles, esculturas, objetos, fotografías, pinturas, videos, dibujos, instalaciones, entre otros.
Las propuestas llegaron desde Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, Jujuy, y hasta el sur del país, con obras que llegarán desde Chubut y Tierra Del Fuego, entre otras provincias. La región NEA también está representada con artistas de Corrientes, Chaco, Misiones y Formosa.
Luego, el jurado de premiación integrado por Julio Sánchez, Yiyu Finke y Roberto Echen, identificaron las obras premiadas. El 1er. Premio, adquisición (80 mil pesos), otorgado por la Secretaría de Políticas Universitarias fue para la obra “Astrea” del artista Leonardo  Cavalcante (Caba), el 2do. Premio, adquisición (60 mil pesos) para la obra “Osamentero I” de la artista María Causa (San Luis) y el 3er. Premio, adquisición (40 mil pesos) para la obra “La Semana” de la artista María Laura Ise (Resistencia, Chaco).
“El jurado no tuvo dudas de que era el primer premio porque sobresale por sobre los demás. Sobre todo porque es un rescate de la pintura”, dijo Sánchez en relación al ganador del concurso.
El crítico de arte explicó además la imagen: “Un pequeño hombre que tiene una especie de casco en forma de pirámide muy aguda que se repite en el suelo, como si esa pirámide que no lo deja ver, fuera una metáfora de todos los obstáculos que tenemos todos los seres humanos para transitar por la vida. Este personaje está transitando por la cuerda floja y está haciendo equilibrio, también con una barra de equilibrio”.