ellitoral.com.ar

Miércoles 11de Diciembre de 2019CORRIENTES22°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$58,00

Dolar Venta:$62,75

Pánico en Goya por amotinamiento de presos en la Unidad Penal N° 8

imagen_0

 Al cierre de esta edición, se produjo un amotinamiento de presos en la Unidad Penal N° 8 de Goya, donde se vivieron momentos de mucha tensión e incertidumbre ya que se desconocía cómo culminaría la revuelta.
Ocurrió alrededor de las 21.30 aproximadamente cuando los presos se amotinaron, precisó a El Litoral el periodista local Juan Cruz Velázquez, quien se hallaba en el lugar.
La unidad carcelaria, en la que se encuentran alojados más de 50 internos entre procesados y condenados, está ubicada en el barrio Medalla Milagrosa, sobre la calle Entre Ríos casi Venezuela.
Las causas que originaron la gran revuelta de internos se desconocían hasta anoche, en tanto se aguardaba la llegada del fiscal de Instrucción. Aseguraron las fuentes que el personal del servicio penitenciario, a cargo de la custodia del predio, se vio desbordado, por lo cual llamaron a los efectivos de la Policía de la provincia que se encargaron de llevar a cabo el cerramiento perimetral a fin de evitar posibles fugas.  

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Pánico en Goya por amotinamiento de presos en la Unidad Penal N° 8

 Al cierre de esta edición, se produjo un amotinamiento de presos en la Unidad Penal N° 8 de Goya, donde se vivieron momentos de mucha tensión e incertidumbre ya que se desconocía cómo culminaría la revuelta.
Ocurrió alrededor de las 21.30 aproximadamente cuando los presos se amotinaron, precisó a El Litoral el periodista local Juan Cruz Velázquez, quien se hallaba en el lugar.
La unidad carcelaria, en la que se encuentran alojados más de 50 internos entre procesados y condenados, está ubicada en el barrio Medalla Milagrosa, sobre la calle Entre Ríos casi Venezuela.
Las causas que originaron la gran revuelta de internos se desconocían hasta anoche, en tanto se aguardaba la llegada del fiscal de Instrucción. Aseguraron las fuentes que el personal del servicio penitenciario, a cargo de la custodia del predio, se vio desbordado, por lo cual llamaron a los efectivos de la Policía de la provincia que se encargaron de llevar a cabo el cerramiento perimetral a fin de evitar posibles fugas.