Sabado 08de Agosto de 2020CORRIENTES31°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

Sabado 08de Agosto de 2020CORRIENTES31°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

/Ellitoral.com.ar/ Policiales

Quién es “Guilian” Jara, la sospechosa de matar y ocultar el cadáver del penitenciario

Se quebró y confesó haber estado en la escena del crimen, tenía un vínculo amoroso con la esposa de la víctima y estuvo fuertemente sospechada de abusar de una menor mientras estaba demorada  en una comisaría de Corrientes.
En la segunda audiencia, Miriam Jara rompió el silencio y declaró que ayudó a Encina a mover el cuerpo de Tichellio. Foto Cacho Monzón.

Miriam Jara o “El Guilian”, como se hace conocer, tiene 32 años. Está imputada junto a Lorena Encina por el crimen de Gabriel Tichellio, un agente penitenciario que fue asesinado a mazazos en la siesta del 26 de julio del 2018 en su casa del barrio 147 Viviendas de Corrientes.

Jara es de Empedrado, trabajaba en una verdulería y hasta en sus publicaciones de Facebook se encargó de evidenciar que mantenía un vínculo amoroso con Encina, quien estaba casada con Tichellio y es madre de sus tres hijos. 

A Jara  se la acusa de “homicidio agravado por alevosía” y permanece alojada en el Instituto Pelletier de esta capital.

El 20 de noviembre empezó el juicio en el Tribunal Oral Penal N° 1 que la pone en el banquillo de los acusados y determinará si es culpable, o no, y algo de eso dejó entrever el miércoles último, cuando decidió romper el silencio y manifestó que “no lo mató” pero sí que ayudó a Encina a mover el cuerpo.

En su camino al Pelletier, hubo un suceso que volvió a poner a Jara en la mira.

Luego del crimen de Tichellio estuvo demorada varios días en la Comisaría Segunda de la Mujer y el Menor, ubicada en el barrio 17 de agosto.  Allí, una mujer la denunció deabusar sexualmentede su hija de 13 años, cuando “compartían celda”. 

Según explicó la mujer, llevó a su hija a esa dependencia policial para darle una “lección”, ya que había intentado fugarse de su casa en varias ocasiones. 

El fiscal Gustavo Roubineau corroboró que la denuncia por supuesta violación fue radicada por la madre de la adolescente y que el caso había ocurrido en agosto del año pasado.

“Se hicieron algunas diligencias, se pidió examen de la menor, la declaración de ella y de la madre”, dijo el funcionario en diálogo con ellitoral.com.ar 

Pero durante  la investigación la menor no reconoció el supuesto abuso y además, “se negó a declarar en cámara gesell”, dijo Roubineau, quien afirmó que de la entrevista psicológica no surge que la adolescente haya hecho alusión a algún “hecho traumático”, sólo a los problemas que tenía con su madre. 

Asimismo en la comisaría se hizo una inspección donde de nuevo, el relato de la denunciante careció de validez ya que se determinó que había dos celdas y dos camas diferentes. Esto dio a los investigadores el indicio de que no compartieron el mismo espacio. 

El fiscal aseguró que esta situación con la niña era llevada anteriormente por un Juzgado de Menores por una serie de problemas familiares evidentes. 

“Había una situación de fugas anteriores, la madre la llevó a la comisaría y la jueza hizo las diligencias”, manifestó.

El caso llegó al Juzgado de Instrucción N° 2 porque allí se tramitaba el homicidio de Tichellio y ese estrado decidió “archivarlo por falta de mérito y luego dictó el sobreseimiento de la misma”, confirmó Roubineau. 

Ahora, Jara será juzgada por el homicidio del cual se la acusa y desde la querella que representa a la familia de la víctima, afirman que tanto sobre “Guillian” como a Encina, deberá recaer la condena a cadena perpetua.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error