Indec: Corrientes registró un 49,3% de pobreza y en sólo un semestre se incrementó 12 puntos
ellitoral.com.ar

Martes 18de Junio de 2019CORRIENTES15°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$43,00

Dolar Venta:$45,00

Indec: Corrientes registró un 49,3% de pobreza y en sólo un semestre se incrementó 12 puntos

Continuó en aumento la cantidad de personas que no cubre la canasta básica. Las cifras difundidas ayer consignan que hay más de 47 mil nuevos ciudadanos en el aglomerado urbano en estas condiciones de vulnerabilidad socioeconómica.
 

imagen_1

 Casi la mitad de la población del aglomerado urbano Corrientes, el 49,3 por ciento, está bajo la línea de pobreza. Esto representa un aumento de 12 puntos en tan sólo un semestre y ubica a la ciudad con los registros más altos del país.
Más de 184 mil personas en Corrientes no cubren la canasta básica. En el 38,4 por ciento de los hogares no se satisfacen las necesidades básicas, que comprenden desde alimentación, indumentaria, a servicios de salud, educación, transporte, hábitat, entre otros. Más de 43 mil familias están bajo estas condiciones de subsistencia.
Corrientes lidera los indicadores de pobreza del país. Es la jurisdicción con mayor cantidad de personas que viven en esta condición. En segundo lugar se encuentra Concordia, donde el 41,9 por ciento de los ciudadanos no cubre la canasta básica. En tercer lugar, se puede mencionar a Gran Resistencia, con el 41,4 por ciento. En Santiago del Estero-La Banda, el 38,9 por ciento de los habitantes tiene necesidades básicas insatisfechas. En Gran Córdoba, el 36,5 por ciento de la población integra este preocupante indicador.
Los datos se corresponden con el segundo semestre de 2018 y se extraen del informe Incidencia de la pobreza y la indigencia en 31 aglomerados urbanos que cada seis meses publica el Indec. Los números son más que alarmantes, ya que en el caso de Corrientes evidencian un aumento exponencial. En el primer semestre de 2018, el 36,8 por ciento de las personas vivían en situación de vulnerabilidad económica.
Esto significa que entre un semestre a otro, en el principal aglomerado urbano de la provincia, se registraron más de 47 mil nuevas personas en situación de pobreza y 1.585 nuevos hogares, según datos del organismo nacional. Esto, además, rompió una tendencia de leve descenso que se observaba desde el primer semestre de 2017. Entonces, el 40 por ciento de la población se encontraba en dicha situación; en el segundo de ese año, el 36,9 por ciento; y en el primero de 2018, se contabilizó un 36,8 por ciento.
Si bien históricamente el NEA llegó a los números más altos, en esta ocasión preocupa el porcentaje de la población alcanzada. En la región hay más de 555 mil habitantes que no cubren la canasta básica. Esto significa que hay más de 100 mil personas más en situación de vulnerabilidad socioeconómica, si se compara el primer semestre de 2018 con los últimos seis meses del año pasado.
Corrientes y Gran Resistencia lideran los indicadores de este flagelo en el Nordeste argentino. Las cifras también son altas en los vecinos aglomerados urbanos, como Formosa, donde el 32,5 por ciento de la población es pobre o Posadas, donde alcanza al 35,7 por ciento de la población.
La tendencia de aumento también se repite a nivel nacional. En el segundo semestre de 2018 el número de personas en condiciones de pobreza creció al 32 por ciento, frente al 25,7 por ciento del mismo período del 2017. En el primer semestre del año pasado había sido de 27,3 por ciento. Esto significa que son 14,3 millones de personas en Argentina, casi 3 millones más que en el período anterior, cuyos ingresos no alcanzan para cubrir los servicios.
La pobreza afecta principalmente a los hogares con niños, niñas y adolescentes. Del total de las familias en condiciones de pobreza, en el 46,8 por ciento de los casos está integrado por chicos de 0 a 14 años. En el 38,6 por ciento, hay jóvenes de 15 a 29 años.
Pobreza cero fue uno de los principales eslóganes de la campaña presidencial de Mauricio Macri, quien en sus primeros años pudo exhibir un descenso. Sin embargo, los números que se difundieron ayer generaron alarma en medio de una inflación que no cede y un dólar que roza los 45 pesos. En la inauguración del período de sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación, el mandatario anunció un aumento del 46 por ciento de la Asignación Universal por Hijo (AUH) para paliar los indicadores de pobreza. Se espera que este tenga un mayor impacto en las próximas mediciones.

Indigencia
El 13,8 por ciento de la población del aglomerado urbano Corrientes está en condiciones de indigencia. Esto equivale a más de 51 mil personas a las cuales se vulneran sus derechos de acceso a una alimentación digna, porque no alcanzan a cubrir la canasta alimentaria.
En Corrientes el 10,3 por ciento de los hogares están en situación de indigencia. De esta manera, es la ciudad con el mayor porcentaje de las familias en estas condiciones del país. Incluso duplica la media nacional, la cual es de 4,8 por ciento, según datos del Indec.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Indec: Corrientes registró un 49,3% de pobreza y en sólo un semestre se incrementó 12 puntos

Continuó en aumento la cantidad de personas que no cubre la canasta básica. Las cifras difundidas ayer consignan que hay más de 47 mil nuevos ciudadanos en el aglomerado urbano en estas condiciones de vulnerabilidad socioeconómica.
 

<p>En la ciudad. El Patono es uno de los barrios donde se reflejan los indicadores del pobreza.</p>

En la ciudad. El Patono es uno de los barrios donde se reflejan los indicadores del pobreza.

 Casi la mitad de la población del aglomerado urbano Corrientes, el 49,3 por ciento, está bajo la línea de pobreza. Esto representa un aumento de 12 puntos en tan sólo un semestre y ubica a la ciudad con los registros más altos del país.
Más de 184 mil personas en Corrientes no cubren la canasta básica. En el 38,4 por ciento de los hogares no se satisfacen las necesidades básicas, que comprenden desde alimentación, indumentaria, a servicios de salud, educación, transporte, hábitat, entre otros. Más de 43 mil familias están bajo estas condiciones de subsistencia.
Corrientes lidera los indicadores de pobreza del país. Es la jurisdicción con mayor cantidad de personas que viven en esta condición. En segundo lugar se encuentra Concordia, donde el 41,9 por ciento de los ciudadanos no cubre la canasta básica. En tercer lugar, se puede mencionar a Gran Resistencia, con el 41,4 por ciento. En Santiago del Estero-La Banda, el 38,9 por ciento de los habitantes tiene necesidades básicas insatisfechas. En Gran Córdoba, el 36,5 por ciento de la población integra este preocupante indicador.
Los datos se corresponden con el segundo semestre de 2018 y se extraen del informe Incidencia de la pobreza y la indigencia en 31 aglomerados urbanos que cada seis meses publica el Indec. Los números son más que alarmantes, ya que en el caso de Corrientes evidencian un aumento exponencial. En el primer semestre de 2018, el 36,8 por ciento de las personas vivían en situación de vulnerabilidad económica.
Esto significa que entre un semestre a otro, en el principal aglomerado urbano de la provincia, se registraron más de 47 mil nuevas personas en situación de pobreza y 1.585 nuevos hogares, según datos del organismo nacional. Esto, además, rompió una tendencia de leve descenso que se observaba desde el primer semestre de 2017. Entonces, el 40 por ciento de la población se encontraba en dicha situación; en el segundo de ese año, el 36,9 por ciento; y en el primero de 2018, se contabilizó un 36,8 por ciento.
Si bien históricamente el NEA llegó a los números más altos, en esta ocasión preocupa el porcentaje de la población alcanzada. En la región hay más de 555 mil habitantes que no cubren la canasta básica. Esto significa que hay más de 100 mil personas más en situación de vulnerabilidad socioeconómica, si se compara el primer semestre de 2018 con los últimos seis meses del año pasado.
Corrientes y Gran Resistencia lideran los indicadores de este flagelo en el Nordeste argentino. Las cifras también son altas en los vecinos aglomerados urbanos, como Formosa, donde el 32,5 por ciento de la población es pobre o Posadas, donde alcanza al 35,7 por ciento de la población.
La tendencia de aumento también se repite a nivel nacional. En el segundo semestre de 2018 el número de personas en condiciones de pobreza creció al 32 por ciento, frente al 25,7 por ciento del mismo período del 2017. En el primer semestre del año pasado había sido de 27,3 por ciento. Esto significa que son 14,3 millones de personas en Argentina, casi 3 millones más que en el período anterior, cuyos ingresos no alcanzan para cubrir los servicios.
La pobreza afecta principalmente a los hogares con niños, niñas y adolescentes. Del total de las familias en condiciones de pobreza, en el 46,8 por ciento de los casos está integrado por chicos de 0 a 14 años. En el 38,6 por ciento, hay jóvenes de 15 a 29 años.
Pobreza cero fue uno de los principales eslóganes de la campaña presidencial de Mauricio Macri, quien en sus primeros años pudo exhibir un descenso. Sin embargo, los números que se difundieron ayer generaron alarma en medio de una inflación que no cede y un dólar que roza los 45 pesos. En la inauguración del período de sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación, el mandatario anunció un aumento del 46 por ciento de la Asignación Universal por Hijo (AUH) para paliar los indicadores de pobreza. Se espera que este tenga un mayor impacto en las próximas mediciones.

Indigencia
El 13,8 por ciento de la población del aglomerado urbano Corrientes está en condiciones de indigencia. Esto equivale a más de 51 mil personas a las cuales se vulneran sus derechos de acceso a una alimentación digna, porque no alcanzan a cubrir la canasta alimentaria.
En Corrientes el 10,3 por ciento de los hogares están en situación de indigencia. De esta manera, es la ciudad con el mayor porcentaje de las familias en estas condiciones del país. Incluso duplica la media nacional, la cual es de 4,8 por ciento, según datos del Indec.