ellitoral.com.ar

Domingo 20 de Octubre de 2019 CORRIENTES13°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $56,50

Dolar Venta: $60,00

Femicidio: familia defiende a Catalino Meza y afirma que no mató a su hija

El próximo 15 de octubre inicia el juicio por el femicidio de Agustina Meza (27) en la ciudad de Goya.
El autor del horrendo crimen es el padre de la víctima, Catalino Meza, acusado de “homicidio triplemente calificado por el vínculo, por ensañamiento, alevosía y violencia de género”. Y para José Miguel Benítez, el albañil, empleado del femicida, por el delito de encubrimiento agravado. También estuvieron detenidos un hermano y la madrastra de Agustina, pero se les dictó falta de mérito.
A través de un comunicado brindado a TNGoya, la familia dijo: “Es inocente teniendo muchas hijas pensás que mataría a una de ellas, ¿qué ganaría? No saben lo que él sufre ahí adentro con la edad que tiene y problemas de salud, pero todo el mundo sale a criticar, pero atrás de sus críticas hay una familia que sufre mucho”.
El 28 de julio del 2017, un joven mientras se prestaba a sacar animales de un campo en acceso norte de Goya, divisó un cuerpo al costado de un alambrado. Al acercarse se encontró con lo peor, era una mujer muerta. Se asustó y salió corriendo a pedir ayuda junto con su hermana, quien estaba en el lugar. Una vez llegadas las autoridades policiales comprobaron que no tenía signos vitales, el médico policial constató golpes en la cabeza y esa  sería la causal de la muerte. Después la autopsia médica legal que se realiza en la capital correntina, dictamina que alguien la mató a golpes con un elemento romo y duro. Las sospechas primero cayeron contra quien aparentemente mantenía un vínculo amoroso, pero no había ningún elemento que lo incrimine. En base a relatos de los familiares y allegados de la víctima, hacían suponer que el autor del horrendo femicidio estaría dentro del seno familiar. Agustina ese viernes 28, salió casi de madrugada de su casa rumbo a una salita a realizar un chequeo médico a su pequeña hija, nunca llegó a destino, desapareció, pero ese mismo día en horas de la noche su tía ante la noticia de que hallaron a una joven mujer muerta decidió acudir a las autoridades, y allí reconoció a su sobrina.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Femicidio: familia defiende a Catalino Meza y afirma que no mató a su hija

El próximo 15 de octubre inicia el juicio por el femicidio de Agustina Meza (27) en la ciudad de Goya.
El autor del horrendo crimen es el padre de la víctima, Catalino Meza, acusado de “homicidio triplemente calificado por el vínculo, por ensañamiento, alevosía y violencia de género”. Y para José Miguel Benítez, el albañil, empleado del femicida, por el delito de encubrimiento agravado. También estuvieron detenidos un hermano y la madrastra de Agustina, pero se les dictó falta de mérito.
A través de un comunicado brindado a TNGoya, la familia dijo: “Es inocente teniendo muchas hijas pensás que mataría a una de ellas, ¿qué ganaría? No saben lo que él sufre ahí adentro con la edad que tiene y problemas de salud, pero todo el mundo sale a criticar, pero atrás de sus críticas hay una familia que sufre mucho”.
El 28 de julio del 2017, un joven mientras se prestaba a sacar animales de un campo en acceso norte de Goya, divisó un cuerpo al costado de un alambrado. Al acercarse se encontró con lo peor, era una mujer muerta. Se asustó y salió corriendo a pedir ayuda junto con su hermana, quien estaba en el lugar. Una vez llegadas las autoridades policiales comprobaron que no tenía signos vitales, el médico policial constató golpes en la cabeza y esa  sería la causal de la muerte. Después la autopsia médica legal que se realiza en la capital correntina, dictamina que alguien la mató a golpes con un elemento romo y duro. Las sospechas primero cayeron contra quien aparentemente mantenía un vínculo amoroso, pero no había ningún elemento que lo incrimine. En base a relatos de los familiares y allegados de la víctima, hacían suponer que el autor del horrendo femicidio estaría dentro del seno familiar. Agustina ese viernes 28, salió casi de madrugada de su casa rumbo a una salita a realizar un chequeo médico a su pequeña hija, nunca llegó a destino, desapareció, pero ese mismo día en horas de la noche su tía ante la noticia de que hallaron a una joven mujer muerta decidió acudir a las autoridades, y allí reconoció a su sobrina.