Miércoles 12de Mayo de 2021CORRIENTES12°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$93,00

Dolar Venta:$99,00

Miércoles 12de Mayo de 2021CORRIENTES12°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$93,00

Dolar Venta:$99,00

/Ellitoral.com.ar/ Mundo

Bolsonaro llama a un levantamiento contra las cuarentenas

Culpó a los gobernadores de causar la crisis económica. El Senado creó una Comisión Parlamentaria de Investigación para revisar la gestión de la pandemia a nivel nacional. 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, repudió ayer la creación de una comisión investigadora del Senado sobre su rol en la pandemia y adelantó que espera que el pueblo le dé alguna “señal” para actuar contra las cuarentenas porque económicamente el país está “al límite” y es un “barril de pólvora a punto de explotar”.

Bolsonaro también sostuvo que si la crisis avanza no habrá seguridad para pagar sueldos de los empleados públicos y se profundizarán situaciones de hambruna.

El martes, el Senado creó una Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI), ordenada por el fallo de un juez de la Suprema Corte, para mirar con lupa la gestión de la pandemia.

Bolsonaro no tardó en reaccionar. Dijo que la culpa de la crisis económica es de los gobernadores que han adoptado cuarentenas para enfrentar a la pandemia.

“Brasil está al límite. La gente me pide que tome medidas, pero estoy esperando que el pueblo me dé algún tipo de señal en ese sentido. Porque el hambre, la miseria y el desempleo están aquí”, dijo a seguidores en la puerta de la residencia oficial, el Palacio de la Alvorada.

Comisión

Bolsonaro acusó de “interferencia” al Supremo Tribunal Federal porque uno de sus jueces aceptó una cautelar para que se investiguen las omisiones del Gobierno en la pandemia, sobre todo en la falta de oxígeno que mató pacientes en hospitales públicos y privados en Amazonas, en enero pasado.

“No sé para qué una comisión si yo no desvié ni un real, cero. Para qué investigar comisiones mías si envié el dinero que los estados me pidieron. Decían que iban a achatar la curva y eso no fue la solución que nos dijeron”, afirmó Bolsonaro.

Citó el caso del suspendido gobernador de Río de Janeiro, el exbolsonarista Wilson Witzel, acusado de desviar recursos para montar hospitales de campaña en 2020.

Contra jueces

Bolsonaro también fustigó que la jueza Carmen Lúcia Antunes pidiera que se fije una sesión para tratar una denuncia contra el Gobierno por cometer un genocidio indígena.

“Amigos de la Corte, vamos a tener pronto una crisis enorme aquí, vi que un juez quiere tratar una denuncia por genocidio. Quien cerró todo, quien está con poder de hacer cuarentenas no soy yo. No quiero pelear, pero estamos al borde de un problema serio. Estamos frente a un barril de pólvora a punto de estallar. La gente de traje y corbata no quiere ver eso, pero mantiene a su empleada doméstica trabajando”, subrayó. Y agregó: “La temperatura está subiendo”.                

(EN)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error