Viernes 17de Septiembre de 2021CORRIENTES26°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,50

Dolar Venta:$103,5

Viernes 17de Septiembre de 2021CORRIENTES26°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,50

Dolar Venta:$103,5

/Ellitoral.com.ar/ Deportes

Gaitán y Banega, en el radar “xeneize”

La secretaría de fútbol de Boca Juniors inició contactos para tratar de incorporar a los exjugadores del club Nicolás Gaitán y Éver Banega, mientras está trabada la llegada del 9 de San Lorenzo, Franco Di Santo.

“Nico” Gaitán terminó su contrato con el Sporting Braga portugués, venía de estar seis meses en el Lille de Francia, y ahora se consagró campeón de la Copa Portugal.

Gaitán ya tuvo contacto con el consejo de fútbol que encabeza Juan Román Riquelme, y puntualmente con el vicepresidente segundo del club. El futbolista está en el país y a la espera de propuestas del ámbito local y del exterior.

En tanto, Éver Banega, otro conocido de la casa, quien fue campeón de América con Miguel Russo en 2007, y ya expresó a su círculo íntimo sus deseos de volver para radicarse definitivamente en la Argentina.

El volante, de 32 años, tiene contrato por dos años más en el Al-Shabab de Arabia Saudita y, según le dijeron a Télam allegados a la dirigencia de Boca, hubo contactos para ver qué posibilidades habría para contarlo en el plantel.

Dentro de esa búsqueda, los integrantes de la secretaría de fútbol están observando también la situación de Javier Pastore, actual jugador de la Roma de Italia, quien tiene dos años más contrato pero la dirigencia ya le informó que no será tenido en cuenta para la próxima temporada y su idea es la de volver a la Argentina.

Pastore ya habló con allegados a Talleres de Córdoba, club donde inició su carrera. Se verá en estos días si estos sondeos se concretan o será solo “un sueño” del consejo de fútbol para tratar de darle al equipo un “toque de distinción” en cuanto a sus refuerzos.

En tanto, la llegada del delantero Franco Di Santo, de San Lorenzo, entró en un parate: del lado de la dirigencia “azulgrana” lo dan por caído, mientras que los dirigentes de Boca piensan que se puede llegar a un arreglo.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error