ellitoral.com.ar

Domingo 17de Noviembre de 2019CORRIENTES19°Pronóstico Extendidoclima_parcial_noche

Dolar Compra:$57,50

Dolar Venta:$62,50

Los Hermanos Barrios cumplen 60 años de carrera

El emblemático conjunto chamamecero que fuera fundado por Ireneo, Tomás, Martín y Modesto se formó el 22 de octubre de 1959. En un extenso recorrido editaron gran cantidad de discos y cosecharon los aplausos en todos los escenarios donde se presentaron.

imagen_0

Por Guido Rodríguez, colaboración
Coleccionista, difusor del chamamé en Buenos Aires

Existen en la República Argentina casos de conjuntos musicales que mantienen una unión por varios años frente a su público? ¿A Qué se debe? La respuesta es positiva y nos abocamos a Los Hermanos Barrios. Ireneo, Tomás, Martín y Modesto mantuvieron un enlace entre la música correntina y sus seguidores por un espacio de 60 temporadas, y creemos desde éstas líneas seguirá por un tiempo más.

El caso de grupos folklóricos como Los Hermanos Ábalos, Los Chalchaleros, Los Fronterizos o Los Visconti que han pasado la mitad del siglo de vigencia, es una prueba que las raíces musicales de nuestro país calan hondo y por ello hoy nos toca hablar de éstos correntinos que con sus canciones han enamorado (y varios se han casado) a varias generaciones de argentinos.

Los Hermanos Barrios formaron su agrupación el 22 de octubre de 1959. Ireneo y Tomás en voces y guitarras, Modesto en bandoneón y la colaboración de Tomás Méndez en acordeón. Debutan artísticamente, hace ya 60 años, en la pista de su pueblo “El Sancosmeño” de Luis Gauna. Sus actuaciones se prologaron por la pista “Rincón Soñado”, “La Chaqueñita” ambas de San Luis del Palmar, pasando desde los populares bailes de campo hasta los escenarios más importantes del país como el teatro Luna Park. 

Corría el mes de febrero del año 1972, ante un éxodo importante de provincianos que viajaron a trabajar a Buenos Aires en busca de un mejor porvenir, estaban expectantes observando a éstos jóvenes ídolos que subían al escenario del Teatro Verdi del barrio de La Boca, para interpretar sus canciones y recibir su primer disco de Oro, (después de vender un millón de discos) que la compañía Music Hall hacía entrega frente a tres mil personas que abarrotaron las instalaciones del teatro Español.

Ese mismo escenario que años atrás vio debutar al cuarteto Santa Ana de Ernesto Montiel e Isaco Abitbol, uno de los pocos espacios que funcionaba como reducto para los chamameceros que añoraban su pago natal.

El éxito los aplaudía y en 1974 ingresaban al sello Microfón que gracias al productor Julio Marbiz les abrió la puerta para ser partícipes de la película argentina “Los Gauchos Judíos”en 1975, junto a figuras como Víctor Laplace, Pepe Soriano, China Zorrilla, Ginamaría Hidalgo, y musicalizándola junto a Los Hermanos Cuestas y Alfredo Zitarrosa. La segunda intervención cinematográfica fue en 1981 en la película “Mire que es lindo mi país” compartiendo la actuación junto a la cantante misionera María Ofelia.

Atrás quedaban años de una lucha constante, arrancaron a grabar sus composiciones en marzo de 1965 para el sello Asunción. Allí registraron sus primeros éxitos como “Por Tus Besos”, “Chamamé de Mis Amores”, “Viejo Naranjal”, “Te Amaré Eternamente” entre otros. El aporte de los poetas Carlos Gualberto Meza, Carlos Carletti y el compositor Angel Guardia fue escencial para que firmen sus primeras obras.

Los vocalistas en las primeras presentaciones  eran Ireneo y Martín, pero después los roles se cambiaron y Tomás pasó a cantar junto a Ireneo, por otro lado Martín pasó a ocupar el lugar de presentador y letrista del conjunto. El arreglador musical quedaba en la función a cargo de Modesto Barrios, que interpretaba el bandoneón con una dulzura inigualable.

Éstos correntinos son nacidos en el departamento San Cosme, en el paraje Vecindad, criados en el ambiente rural del  Paraje Santo Domingo, hijos de Viviano Antonio Barrios y Bernarda Solís, conocida popularmente como Mamá Lala. Ésta última en silencio fue la incentivadora a que sus hijos continúen en la música, pese a la negativa de su progenitor. Sus padres les inculcaron mantener una unión y tomar sus presentaciones artísticas como un trabajo. Además poseen un respeto profundo por la tierra, estableciendo un contacto con la gente de campo además de hablar el mismo idioma: el guaraní.

En toda su vida artística mantuvieron una conducta intachable frente a sus interlocutores. Pese a estar en la cresta del éxito jamás se subieron al caballo de la soberbia, se han mantenido siempre humildes, será por eso que los idolatran tanto?.

En todas sus actuaciones Los Barrios han reflejado el sentimiento del amor hacia la mujer con un respeto profundo.  Han sido catalogados como “Los Románticos del Chamamé”. Los títulos que marcaron el surco fueron “Se Que Te Arrepentirás”, “Volvé Amor Mío”, “A Molina Punta”, “Por Tu Incomprensión”, “Añoro Tu Regreso” y entre muchas otras que fueron grabadas en el sello Music Hall, registrando 11 discos larga duraciones y varios discos dobles desde el período del 1968 hasta 1973.

Cabe destacar además que han sido muy cuidadosos a la hora de interpretar obras de otros colegas que registraron los éxitos como “El Amor Perdido”, “Pago Borrado”, “El Huerto Triste” y “Lloro Por Verte” que logró una venta importante de discos para luego premiarlos con el máximo galardón.

En plena década del 70, se había establecido una rivalidad frente al conjunto chaqueño de Los Hermanos Cardozo. El público imponía a su gusto quiénes eran los mejores intérpretes del género por aquellos años. Ante mi consulta personal a Ireneo Barrios me había manifestado “ Los hermanos Cardozo son mis amigos, jamás existió una rivalidad”, de la misma manera Emiliano Cardozo me contestaba “Pensaron que no nos podíamos ver en los festivales, yo tengo un profundo respeto hacia Los Barrios porque ellos establecieron un estilo y nosotros otro”. Quedan como evidencia la grabaciones de “Tus Ojos Mujer Divina”, “Un verano nos quisimos”, “Sin Motivo” y “Recordándote Soy Feliz” que ambos grabaron cada cual por su lado. Además de compartir presentaciones de discos, donde en fotos se los observa a "Los Barrios" y "Los Cardozo", abrazados y sonrientes.

A partir de 1983 hasta 1992 graban sus discos en el sello Emi-Odeón. Allí son contratados porque “Los Barrios eran autores de sus propias obras, eran un conjunto de catálogo, además se los recuerda como buenos vendedores de discos” manifestó Hugo Casas, director de aquel sello por esos años, que tras grabar el disco “El Enganchado de Los Barrios” en 1986 recibieron cinco discos de oro más. Luego pasaron a formar parte de sellos como Sony Music/Columbia, Musica y Marketing, y Garra Records. De ésta manera graban màs de 45 discos, sin contar los trabajos recopilatorios.

Han recibido el aporte de colegas como los guitarristas Antonio Niz, Héctor Chávez, Lucas Falcón, los contrabajistas Roberto Galarza, y Oscar Sánchez, el bandoneonista Jorge Escobar, los acordeonistas Oscar Fernández, Alejandro Barrios, Gabino Grismado y tantos otros que participaron en varios discos del conjunto correntino. Los Barrios son invitados a participar en la grabación de un cassete del Dúo Cejas-Moyano, y por otro lado Modesto junto a Tomás colaboran en grabaciones para Las Hermanas Vera, y luego son invitados para participar en el trabajo discográfico “Libres en Canto” con producción del Municipio de Paso de Los Libres, como así en el conjunto de "Los Hijos de Los Barrios".

Durante un lapso importante su acordeonista principal fue el itateño Marcos Zarza, pero anteriormente colaboraron desde el instrumento Ramón Benítez, Adolfo Bravo y Aníbal Maldonado. Marcos estableció una conexión sincronizada junto a Modesto Barrios a partir del año 1963 realizando un trabajo prolijo en los temas de carácter instrumental. Por un espacio de dos años se retira en 1979 ingresando Carlos Marzoratti, volviendo en 1982, para luego alejarse del ámbito artístico en 2004. Allí realiza su aporte José Álvarez. 

Son Homenajeados por el Congreso de La Nación en 2005, El Senado de la Provincia de Corrientes en 2014, y varios escenarios del Litoral Argentino.

El conjunto sancosmeño sufre la pérdida de su integrante principal Modesto Barrios, el 27 de septiembre de 2008, durante una gira artística en la provincia de Formosa. Ánte este hecho  colaboran los bandoneonistas Marcelo Mazo y luego Matías González pasando a integrar el conjunto. Después de la salida de González y Álvarez, ingresan Humberto Argañaraz  y Leandro Sánchez en bandoneón y acordeón respectivamente. Cabe destacar de las colaboraciones de Alcídez Niz, Jorge Zettu, Víctor Salazar en voces y guitarras que acompañaron en los últimos años a la agrupación dirigida por Tomás Barrios que falleció El 16 de diciembre de 2018.

Durante varios años se han reeditado sus discos, y en las radios se siguen difundiendo sus composiciones. Dejaron un legado  artístico como el caso de “Los Hijos de Los Barrios”  a cargo de Néstor, Tomasito y Edgar, acompañados por Santiago Ávalos en acordeón y Rolando González en bandoneón, siguiendo por el camino musiquero hace ya 23 años, pero ésa ya es otra historia.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Los Hermanos Barrios cumplen 60 años de carrera

El emblemático conjunto chamamecero que fuera fundado por Ireneo, Tomás, Martín y Modesto se formó el 22 de octubre de 1959. En un extenso recorrido editaron gran cantidad de discos y cosecharon los aplausos en todos los escenarios donde se presentaron.

Por Guido Rodríguez, colaboración
Coleccionista, difusor del chamamé en Buenos Aires

Existen en la República Argentina casos de conjuntos musicales que mantienen una unión por varios años frente a su público? ¿A Qué se debe? La respuesta es positiva y nos abocamos a Los Hermanos Barrios. Ireneo, Tomás, Martín y Modesto mantuvieron un enlace entre la música correntina y sus seguidores por un espacio de 60 temporadas, y creemos desde éstas líneas seguirá por un tiempo más.

El caso de grupos folklóricos como Los Hermanos Ábalos, Los Chalchaleros, Los Fronterizos o Los Visconti que han pasado la mitad del siglo de vigencia, es una prueba que las raíces musicales de nuestro país calan hondo y por ello hoy nos toca hablar de éstos correntinos que con sus canciones han enamorado (y varios se han casado) a varias generaciones de argentinos.

Los Hermanos Barrios formaron su agrupación el 22 de octubre de 1959. Ireneo y Tomás en voces y guitarras, Modesto en bandoneón y la colaboración de Tomás Méndez en acordeón. Debutan artísticamente, hace ya 60 años, en la pista de su pueblo “El Sancosmeño” de Luis Gauna. Sus actuaciones se prologaron por la pista “Rincón Soñado”, “La Chaqueñita” ambas de San Luis del Palmar, pasando desde los populares bailes de campo hasta los escenarios más importantes del país como el teatro Luna Park. 

Corría el mes de febrero del año 1972, ante un éxodo importante de provincianos que viajaron a trabajar a Buenos Aires en busca de un mejor porvenir, estaban expectantes observando a éstos jóvenes ídolos que subían al escenario del Teatro Verdi del barrio de La Boca, para interpretar sus canciones y recibir su primer disco de Oro, (después de vender un millón de discos) que la compañía Music Hall hacía entrega frente a tres mil personas que abarrotaron las instalaciones del teatro Español.

Ese mismo escenario que años atrás vio debutar al cuarteto Santa Ana de Ernesto Montiel e Isaco Abitbol, uno de los pocos espacios que funcionaba como reducto para los chamameceros que añoraban su pago natal.

El éxito los aplaudía y en 1974 ingresaban al sello Microfón que gracias al productor Julio Marbiz les abrió la puerta para ser partícipes de la película argentina “Los Gauchos Judíos”en 1975, junto a figuras como Víctor Laplace, Pepe Soriano, China Zorrilla, Ginamaría Hidalgo, y musicalizándola junto a Los Hermanos Cuestas y Alfredo Zitarrosa. La segunda intervención cinematográfica fue en 1981 en la película “Mire que es lindo mi país” compartiendo la actuación junto a la cantante misionera María Ofelia.

Atrás quedaban años de una lucha constante, arrancaron a grabar sus composiciones en marzo de 1965 para el sello Asunción. Allí registraron sus primeros éxitos como “Por Tus Besos”, “Chamamé de Mis Amores”, “Viejo Naranjal”, “Te Amaré Eternamente” entre otros. El aporte de los poetas Carlos Gualberto Meza, Carlos Carletti y el compositor Angel Guardia fue escencial para que firmen sus primeras obras.

Los vocalistas en las primeras presentaciones  eran Ireneo y Martín, pero después los roles se cambiaron y Tomás pasó a cantar junto a Ireneo, por otro lado Martín pasó a ocupar el lugar de presentador y letrista del conjunto. El arreglador musical quedaba en la función a cargo de Modesto Barrios, que interpretaba el bandoneón con una dulzura inigualable.

Éstos correntinos son nacidos en el departamento San Cosme, en el paraje Vecindad, criados en el ambiente rural del  Paraje Santo Domingo, hijos de Viviano Antonio Barrios y Bernarda Solís, conocida popularmente como Mamá Lala. Ésta última en silencio fue la incentivadora a que sus hijos continúen en la música, pese a la negativa de su progenitor. Sus padres les inculcaron mantener una unión y tomar sus presentaciones artísticas como un trabajo. Además poseen un respeto profundo por la tierra, estableciendo un contacto con la gente de campo además de hablar el mismo idioma: el guaraní.

En toda su vida artística mantuvieron una conducta intachable frente a sus interlocutores. Pese a estar en la cresta del éxito jamás se subieron al caballo de la soberbia, se han mantenido siempre humildes, será por eso que los idolatran tanto?.

En todas sus actuaciones Los Barrios han reflejado el sentimiento del amor hacia la mujer con un respeto profundo.  Han sido catalogados como “Los Románticos del Chamamé”. Los títulos que marcaron el surco fueron “Se Que Te Arrepentirás”, “Volvé Amor Mío”, “A Molina Punta”, “Por Tu Incomprensión”, “Añoro Tu Regreso” y entre muchas otras que fueron grabadas en el sello Music Hall, registrando 11 discos larga duraciones y varios discos dobles desde el período del 1968 hasta 1973.

Cabe destacar además que han sido muy cuidadosos a la hora de interpretar obras de otros colegas que registraron los éxitos como “El Amor Perdido”, “Pago Borrado”, “El Huerto Triste” y “Lloro Por Verte” que logró una venta importante de discos para luego premiarlos con el máximo galardón.

En plena década del 70, se había establecido una rivalidad frente al conjunto chaqueño de Los Hermanos Cardozo. El público imponía a su gusto quiénes eran los mejores intérpretes del género por aquellos años. Ante mi consulta personal a Ireneo Barrios me había manifestado “ Los hermanos Cardozo son mis amigos, jamás existió una rivalidad”, de la misma manera Emiliano Cardozo me contestaba “Pensaron que no nos podíamos ver en los festivales, yo tengo un profundo respeto hacia Los Barrios porque ellos establecieron un estilo y nosotros otro”. Quedan como evidencia la grabaciones de “Tus Ojos Mujer Divina”, “Un verano nos quisimos”, “Sin Motivo” y “Recordándote Soy Feliz” que ambos grabaron cada cual por su lado. Además de compartir presentaciones de discos, donde en fotos se los observa a "Los Barrios" y "Los Cardozo", abrazados y sonrientes.

A partir de 1983 hasta 1992 graban sus discos en el sello Emi-Odeón. Allí son contratados porque “Los Barrios eran autores de sus propias obras, eran un conjunto de catálogo, además se los recuerda como buenos vendedores de discos” manifestó Hugo Casas, director de aquel sello por esos años, que tras grabar el disco “El Enganchado de Los Barrios” en 1986 recibieron cinco discos de oro más. Luego pasaron a formar parte de sellos como Sony Music/Columbia, Musica y Marketing, y Garra Records. De ésta manera graban màs de 45 discos, sin contar los trabajos recopilatorios.

Han recibido el aporte de colegas como los guitarristas Antonio Niz, Héctor Chávez, Lucas Falcón, los contrabajistas Roberto Galarza, y Oscar Sánchez, el bandoneonista Jorge Escobar, los acordeonistas Oscar Fernández, Alejandro Barrios, Gabino Grismado y tantos otros que participaron en varios discos del conjunto correntino. Los Barrios son invitados a participar en la grabación de un cassete del Dúo Cejas-Moyano, y por otro lado Modesto junto a Tomás colaboran en grabaciones para Las Hermanas Vera, y luego son invitados para participar en el trabajo discográfico “Libres en Canto” con producción del Municipio de Paso de Los Libres, como así en el conjunto de "Los Hijos de Los Barrios".

Durante un lapso importante su acordeonista principal fue el itateño Marcos Zarza, pero anteriormente colaboraron desde el instrumento Ramón Benítez, Adolfo Bravo y Aníbal Maldonado. Marcos estableció una conexión sincronizada junto a Modesto Barrios a partir del año 1963 realizando un trabajo prolijo en los temas de carácter instrumental. Por un espacio de dos años se retira en 1979 ingresando Carlos Marzoratti, volviendo en 1982, para luego alejarse del ámbito artístico en 2004. Allí realiza su aporte José Álvarez. 

Son Homenajeados por el Congreso de La Nación en 2005, El Senado de la Provincia de Corrientes en 2014, y varios escenarios del Litoral Argentino.

El conjunto sancosmeño sufre la pérdida de su integrante principal Modesto Barrios, el 27 de septiembre de 2008, durante una gira artística en la provincia de Formosa. Ánte este hecho  colaboran los bandoneonistas Marcelo Mazo y luego Matías González pasando a integrar el conjunto. Después de la salida de González y Álvarez, ingresan Humberto Argañaraz  y Leandro Sánchez en bandoneón y acordeón respectivamente. Cabe destacar de las colaboraciones de Alcídez Niz, Jorge Zettu, Víctor Salazar en voces y guitarras que acompañaron en los últimos años a la agrupación dirigida por Tomás Barrios que falleció El 16 de diciembre de 2018.

Durante varios años se han reeditado sus discos, y en las radios se siguen difundiendo sus composiciones. Dejaron un legado  artístico como el caso de “Los Hijos de Los Barrios”  a cargo de Néstor, Tomasito y Edgar, acompañados por Santiago Ávalos en acordeón y Rolando González en bandoneón, siguiendo por el camino musiquero hace ya 23 años, pero ésa ya es otra historia.