ellitoral.com.ar

Jueves 23de Enero de 2020CORRIENTES26°Pronóstico Extendidoclima_parcial

Dolar Compra:$58,00

Dolar Venta:$63,00

RUTA 12:

30 de octubre de 1983, el día en que desempolvaron las urnas y la democracia regresó

Se cumple un nuevo aniversario de la histórica jornada en que los argentinos se acercaron a votar por la restauración del orden constitucional. Raúl Alfonsín y José Antonio Romero Feris serían los triunfadores y ese 10 de diciembre iniciaron un camino que no volvió a interrumpirse.

En la noche del 30 de octubre el Partido Autonomista celebró por las calles de Corrientes su triunfo.

Cuando amaneció el 30 de octubre de 1983 casi 18 millones de argentinos se despertaron habilitadas para votar por quién sería el próximo presidente y también los gobernadores. Era la primera vez en más de 10 años que iban a tener esa posibilidad y quedarían demostradas las expectativas ya que el 85,61% se acercó hasta los centros de votación, un porcentaje que no fue superado. 

 

 

Había 12 fórmulas que se disputaban la Presidencia de la Nación. La radical de Raúl Alfonsín y Víctor Martínez y la peronista de Ítalo Lúder y Deolindo Bittel eran las principales.

En tanto que 10 fueron las alternativas que tuvieron ese domingo los correntinos para elegir quién se sentaría en el sillón de Ferré. Cada voto iba a significar representantes al Colegio Electoral y este órgano, eliminado en la Reforma Constitucional de 1993, sería el responsable de conformar la fórmula que conduciría la provincia por 4 años.

El Partido Autonomista presentó como candidato a José Antonio Romero Feris, el Liberal a Ricardo Leconte y el Justicialista al ex gobernador Julio Romero. La UCR propuso a Armando Romero, los democristianos a Mario Marturet, mientras que Alianza Federal a Etheil Amaury Nicolini. 

Humberto Barrios fue por el Partido Intransigente, Walter Grosse por el MID, León Lipschitz por el Comunista y Pablo Navajas Artaza por los demoprogresistas. 

Leyendo las crónicas de la histórica vuelta a las urnas se observan similitudes con la actualidad. Quejas por la llegada tarde de autoridades de mesa, falta de capacitación, discusiones entre fiscales y dificultades para el recuento, entre los comentarios de El Litoral al día siguiente.

 

 

"La falta de experiencia y en no pocos casos de por lo menos preparación teórica de presidentes y fiscales impidió que, como se había programado, las mesas en las distintas escuelas comenzaran a funcionar a las ocho", se publicó. Además se registraron problemas con numerosas urnas en toda la provincia.

La mañana del 30 de octubre comenzó complicada por las lluvias en esta capital y las largas colas que se formaron en las escuelas desde las primeras horas. Recién pasado el mediodía "comenzó a aceitarse el engranaje y ya algunas mesas funcionaban sin colas", destacó este medio.

A todos los problemas se sumó "la diferencia de interpretación entre los componentes de las mesas respecto a puntos esenciales para el desarrollo de los comicios que, largado muchas veces, se interrumpía a causa de estos devates que duraban varios minutos", se destacó en las páginas de El Litoral

A la madrugada del día siguiente hubo festejo para dos. El Pacto Autonomista Liberal, que celebró alcanzar más de la mitad de los colegiados, y los radicales, que veían como Raúl Alfonsín se perfilaba para ser el próximo presidente. 

 

 

"Caravanas de automóviles, papeles picados que surgían como por arte de magia de las boletas que poco antes le habían dado el triunfo al partido Autonomista; bocinas, cánticos, estribillos. La noche de Corrientes se convirtió en el escenario del festejo enfervorizado de la ciudadanía, que después de diez años de silencio, volvía a ejercer el derecho constitucional de elegir y ser elegido", publicó El Litoral en su edición del 31 de octubre.

Sobre las ansiedad por votar, este medio lo definió como "avalancha democrática". "La avalancha de correntinos y correntinas de todas las edades, convergiendo hacia sus respectivas urnas, se constituyó en el verdadero símbolo del espíritu democrático de la gente del Taragüí.

Pero más allá de los ganadores, toda la ciudadanía tenía motivos para celebrar ya que en el 30 de octubre se terminó el Estado de Sitio en el que vivían desde noviembre de 1974. Además, el mayor motivo pese a las lógicas dudas que había en esos años, era que se terminaba la cruenta dictadura militar que dejó gravísimas secuelas económicas, sociales y políticas.

El 10 de diciembre asumieron Raúl Alfonsín como presidente de la Nación y José Antonio Romero Feris como gobernador de Corrientes. Nunca más se vería interrumpido el orden constitucional en Argentina.

 

 

 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

30 de octubre de 1983, el día en que desempolvaron las urnas y la democracia regresó

Se cumple un nuevo aniversario de la histórica jornada en que los argentinos se acercaron a votar por la restauración del orden constitucional. Raúl Alfonsín y José Antonio Romero Feris serían los triunfadores y ese 10 de diciembre iniciaron un camino que no volvió a interrumpirse.

Cuando amaneció el 30 de octubre de 1983 casi 18 millones de argentinos se despertaron habilitadas para votar por quién sería el próximo presidente y también los gobernadores. Era la primera vez en más de 10 años que iban a tener esa posibilidad y quedarían demostradas las expectativas ya que el 85,61% se acercó hasta los centros de votación, un porcentaje que no fue superado. 

 

 

Había 12 fórmulas que se disputaban la Presidencia de la Nación. La radical de Raúl Alfonsín y Víctor Martínez y la peronista de Ítalo Lúder y Deolindo Bittel eran las principales.

En tanto que 10 fueron las alternativas que tuvieron ese domingo los correntinos para elegir quién se sentaría en el sillón de Ferré. Cada voto iba a significar representantes al Colegio Electoral y este órgano, eliminado en la Reforma Constitucional de 1993, sería el responsable de conformar la fórmula que conduciría la provincia por 4 años.

El Partido Autonomista presentó como candidato a José Antonio Romero Feris, el Liberal a Ricardo Leconte y el Justicialista al ex gobernador Julio Romero. La UCR propuso a Armando Romero, los democristianos a Mario Marturet, mientras que Alianza Federal a Etheil Amaury Nicolini. 

Humberto Barrios fue por el Partido Intransigente, Walter Grosse por el MID, León Lipschitz por el Comunista y Pablo Navajas Artaza por los demoprogresistas. 

Leyendo las crónicas de la histórica vuelta a las urnas se observan similitudes con la actualidad. Quejas por la llegada tarde de autoridades de mesa, falta de capacitación, discusiones entre fiscales y dificultades para el recuento, entre los comentarios de El Litoral al día siguiente.

 

 

"La falta de experiencia y en no pocos casos de por lo menos preparación teórica de presidentes y fiscales impidió que, como se había programado, las mesas en las distintas escuelas comenzaran a funcionar a las ocho", se publicó. Además se registraron problemas con numerosas urnas en toda la provincia.

La mañana del 30 de octubre comenzó complicada por las lluvias en esta capital y las largas colas que se formaron en las escuelas desde las primeras horas. Recién pasado el mediodía "comenzó a aceitarse el engranaje y ya algunas mesas funcionaban sin colas", destacó este medio.

A todos los problemas se sumó "la diferencia de interpretación entre los componentes de las mesas respecto a puntos esenciales para el desarrollo de los comicios que, largado muchas veces, se interrumpía a causa de estos devates que duraban varios minutos", se destacó en las páginas de El Litoral

A la madrugada del día siguiente hubo festejo para dos. El Pacto Autonomista Liberal, que celebró alcanzar más de la mitad de los colegiados, y los radicales, que veían como Raúl Alfonsín se perfilaba para ser el próximo presidente. 

 

 

"Caravanas de automóviles, papeles picados que surgían como por arte de magia de las boletas que poco antes le habían dado el triunfo al partido Autonomista; bocinas, cánticos, estribillos. La noche de Corrientes se convirtió en el escenario del festejo enfervorizado de la ciudadanía, que después de diez años de silencio, volvía a ejercer el derecho constitucional de elegir y ser elegido", publicó El Litoral en su edición del 31 de octubre.

Sobre las ansiedad por votar, este medio lo definió como "avalancha democrática". "La avalancha de correntinos y correntinas de todas las edades, convergiendo hacia sus respectivas urnas, se constituyó en el verdadero símbolo del espíritu democrático de la gente del Taragüí.

Pero más allá de los ganadores, toda la ciudadanía tenía motivos para celebrar ya que en el 30 de octubre se terminó el Estado de Sitio en el que vivían desde noviembre de 1974. Además, el mayor motivo pese a las lógicas dudas que había en esos años, era que se terminaba la cruenta dictadura militar que dejó gravísimas secuelas económicas, sociales y políticas.

El 10 de diciembre asumieron Raúl Alfonsín como presidente de la Nación y José Antonio Romero Feris como gobernador de Corrientes. Nunca más se vería interrumpido el orden constitucional en Argentina.