ellitoral.com.ar

Domingo 08de Diciembre de 2019CORRIENTES30°Pronóstico Extendidoclima_parcial

Dolar Compra:$57,75

Dolar Venta:$62,25

Los créditos UVA

El gobierno de Mauricio Macri presentó un proyecto de ley para que a partir de enero de 2020 las cuotas de los créditos hipotecarios UVA se ajusten por índice salarial (CVS) y no por inflación (CER). De acuerdo a lo consignado este proyecto busca darle una solución a la gestión entrante. La diferencia sería absorbida por el Estado, que pagaría a los bancos a través de un fondo.
El Banco Central informó ayer sobre la actualización de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) y de acuerdo con la entidad monetaria conducida por Guido Sandleris, esta variable tiene un costo de $45,42 al día de la fecha. El viernes esta cifra era cinco centavos menor.
Según publicó el organismo en su sitio web, el valor actual de cada UVA es de $45,42. El viernes, este monto era de $45,37, por lo que el incremento ha sido de cinco centavos. Este mismo nivel de aumento se mantuvo a lo largo de la semana pasada, ya que el jueves la suma era de $45,32 y el miércoles, de $45,27. Cabe recordar que esta variable se actualiza según el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que el lunes se ubicó en 18,0433.
Este último criterio de ajuste ha sido ampliamente cuestionado por los tomadores de créditos UVA. En los últimos días, desde el Colectivo Nacional Hipotecados Autoconvocados se exigió el “inmediato congelamiento tanto de la cuota como del capital adeudado”. Asimismo, se cuestiona que las tasas se modifican a partir del CER, que refleja la inflación, y no a partir del Coeficiente de Variación Salarial (CVS).
Atento a esta situación, el presidente Mauricio Macri presentó un proyecto de ley que propone que las cuotas comiencen a ajustarse por CVS. Esto había sido prometido por el jefe de Estado durante la campaña presidencial. La iniciativa, según explicó el secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, fue elevada el 21 de noviembre e impulsa “un sistema de convergencia gradual evitando un ajuste inflacionario acumulado”. El funcionario explicó en su cuenta de Twitter que el lanzamiento de los créditos UVA, que bajaban las “barreras de entrada para que familias de ingresos medios puedan comprar su primera vivienda”. Cerca de 150.000 personas accedieron a este tipo de préstamo hipotecario. “Los diversos cambios en las condiciones económicas a finales de 2018 produjeron incertidumbre respecto al aumento de las cuotas hipotecarias”, señaló.
Frente a este escenario, comentó Kerr, el Gobierno implementó en junio de este año “un sistema de protección para los deudores UVA del Procrear (unas 33.000 familias) para cubrir diferencias mayores a 10 puntos porcentuales entre la cuota ajustada por UVA y una cuota ajustada por salarios (CVS)”. Esto también alcanzó a otros 40.000 deudores con créditos de hasta 140.000 UVA. “Esta cobertura era por las cuotas pagadas entre octubre 2018 y diciembre 2019 inclusive”, especificó. “Finalmente, ante la devaluación que se produjo luego de las Paso, decidimos congelar las cuotas entre agosto y diciembre de los tomadores de crédito UVA, tanto del Procrear como de aquellos deudores del sistema financiero con viviendas hasta a 140.000 UVA”, manifestó. “En ese sentido, estamos proponiendo que la diferencia que pueda surgir por el nuevo ajuste a partir de enero 2020 sea compensado por un fondo similar al actualmente vigente, pero ampliado para todo el sistema financiero”, completó.
En resumen, según una nota publicada ayer por el diario La Nación, el escenario actual es el siguiente: “Desde agosto pasado rige un congelamiento de las cuotas hasta este mes para 70.000 familias con créditos, y al no haber aumentado se generó una brecha entre lo que se pagó y lo que se debería haber abonado. Es decir que en enero, si se mantuviera igual el régimen vigente, la cuota daría un salto de aproximadamente 20%. Para que no suceda esto es que proponen esta metodología de convergencia, que haría que la actualización comience a ser por salarios y un porcentaje menor más por inflación hasta confluir”. “Otra opción es la que plantea el colectivo Hipotecados UVA, que propone congelar la cuota y el capital adeudado. Según dijeron en esa entidad, antes de las elecciones mantuvieron reuniones con los equipos técnicos de Alberto Fernández y esperan volver a ser atendidos después del 10 de diciembre”, indicaron.
En junio pasado, recordaron, se implementó un sistema de protección para los deudores UVA Procrear (unas 33.000 familias) para cubrir diferencias superiores a 10 puntos porcentuales entre la cuota ajustada por UVA y una cuota ajustada por salarios (CVS). El dinero salió de un fondo financiado por la Secretaría de Vivienda. Luego, la protección se extendió a otros 40.000 deudores de créditos hipotecarios UVA para viviendas de hasta 140.000 UVA. Finalmente, ante la devaluación posterior a las Paso, se congelaron las cuotas entre agosto y diciembre para todo este universo.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Los créditos UVA

El gobierno de Mauricio Macri presentó un proyecto de ley para que a partir de enero de 2020 las cuotas de los créditos hipotecarios UVA se ajusten por índice salarial (CVS) y no por inflación (CER). De acuerdo a lo consignado este proyecto busca darle una solución a la gestión entrante. La diferencia sería absorbida por el Estado, que pagaría a los bancos a través de un fondo.
El Banco Central informó ayer sobre la actualización de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) y de acuerdo con la entidad monetaria conducida por Guido Sandleris, esta variable tiene un costo de $45,42 al día de la fecha. El viernes esta cifra era cinco centavos menor.
Según publicó el organismo en su sitio web, el valor actual de cada UVA es de $45,42. El viernes, este monto era de $45,37, por lo que el incremento ha sido de cinco centavos. Este mismo nivel de aumento se mantuvo a lo largo de la semana pasada, ya que el jueves la suma era de $45,32 y el miércoles, de $45,27. Cabe recordar que esta variable se actualiza según el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que el lunes se ubicó en 18,0433.
Este último criterio de ajuste ha sido ampliamente cuestionado por los tomadores de créditos UVA. En los últimos días, desde el Colectivo Nacional Hipotecados Autoconvocados se exigió el “inmediato congelamiento tanto de la cuota como del capital adeudado”. Asimismo, se cuestiona que las tasas se modifican a partir del CER, que refleja la inflación, y no a partir del Coeficiente de Variación Salarial (CVS).
Atento a esta situación, el presidente Mauricio Macri presentó un proyecto de ley que propone que las cuotas comiencen a ajustarse por CVS. Esto había sido prometido por el jefe de Estado durante la campaña presidencial. La iniciativa, según explicó el secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, fue elevada el 21 de noviembre e impulsa “un sistema de convergencia gradual evitando un ajuste inflacionario acumulado”. El funcionario explicó en su cuenta de Twitter que el lanzamiento de los créditos UVA, que bajaban las “barreras de entrada para que familias de ingresos medios puedan comprar su primera vivienda”. Cerca de 150.000 personas accedieron a este tipo de préstamo hipotecario. “Los diversos cambios en las condiciones económicas a finales de 2018 produjeron incertidumbre respecto al aumento de las cuotas hipotecarias”, señaló.
Frente a este escenario, comentó Kerr, el Gobierno implementó en junio de este año “un sistema de protección para los deudores UVA del Procrear (unas 33.000 familias) para cubrir diferencias mayores a 10 puntos porcentuales entre la cuota ajustada por UVA y una cuota ajustada por salarios (CVS)”. Esto también alcanzó a otros 40.000 deudores con créditos de hasta 140.000 UVA. “Esta cobertura era por las cuotas pagadas entre octubre 2018 y diciembre 2019 inclusive”, especificó. “Finalmente, ante la devaluación que se produjo luego de las Paso, decidimos congelar las cuotas entre agosto y diciembre de los tomadores de crédito UVA, tanto del Procrear como de aquellos deudores del sistema financiero con viviendas hasta a 140.000 UVA”, manifestó. “En ese sentido, estamos proponiendo que la diferencia que pueda surgir por el nuevo ajuste a partir de enero 2020 sea compensado por un fondo similar al actualmente vigente, pero ampliado para todo el sistema financiero”, completó.
En resumen, según una nota publicada ayer por el diario La Nación, el escenario actual es el siguiente: “Desde agosto pasado rige un congelamiento de las cuotas hasta este mes para 70.000 familias con créditos, y al no haber aumentado se generó una brecha entre lo que se pagó y lo que se debería haber abonado. Es decir que en enero, si se mantuviera igual el régimen vigente, la cuota daría un salto de aproximadamente 20%. Para que no suceda esto es que proponen esta metodología de convergencia, que haría que la actualización comience a ser por salarios y un porcentaje menor más por inflación hasta confluir”. “Otra opción es la que plantea el colectivo Hipotecados UVA, que propone congelar la cuota y el capital adeudado. Según dijeron en esa entidad, antes de las elecciones mantuvieron reuniones con los equipos técnicos de Alberto Fernández y esperan volver a ser atendidos después del 10 de diciembre”, indicaron.
En junio pasado, recordaron, se implementó un sistema de protección para los deudores UVA Procrear (unas 33.000 familias) para cubrir diferencias superiores a 10 puntos porcentuales entre la cuota ajustada por UVA y una cuota ajustada por salarios (CVS). El dinero salió de un fondo financiado por la Secretaría de Vivienda. Luego, la protección se extendió a otros 40.000 deudores de créditos hipotecarios UVA para viviendas de hasta 140.000 UVA. Finalmente, ante la devaluación posterior a las Paso, se congelaron las cuotas entre agosto y diciembre para todo este universo.