En Corrientes ya se aplica la Ley Justina con el objetivo de ampliar la cantidad de donantes
ellitoral.com.ar

Domingo 21de Abril de 2019CORRIENTES21°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$40,90

Dolar Venta:$42,90

En Corrientes ya se aplica la Ley Justina con el objetivo de ampliar la cantidad de donantes

La semana pasada se realizó la segunda ablación en el Escuela. Desde el Cucaicor destacaron la importancia de la normativa nacional. 
 

imagen_1

 El pasado 5 de marzo se realizaron dos trasplantes renales luego de una nueva ablación de órganos y tejidos que se llevó a cabo en el Hospital Escuela “Gral. José Francisco de San Martín”. En este marco, el director coordinador del Centro Unico de Ablación de Implantes Corrientes (Cucaicor), Héctor Alvarez, dijo a El Litoral que la Ley Justina ya se está aplicando en la provincia y que espera que mejore el número de trasplantes. 
“Se realizó el operativo de ablación en el principal centro de derivación de pacientes neurocríticos, donde hay más procuración de órganos, y en el Instituto de Cardiología, único centro para trasplante renal y cardíaco, se hizo la operación. Fue una donante del Escuela y en el Cardiológico se hicieron los trasplantes renales ya que es el centro habilitado”, informó Alvarez.
Las córneas se encuentran en proceso de evaluación en el Banco de Tejidos del Hospital Llano y las válvulas cardíacas fueron enviadas al Banco de Tejidos del Hospital Garrahan.
Respecto a los cambios que hubo en el hospital tras la sanción de la normativa nacional, sostuvo que “en el nosocomio ya se venía haciendo diagnóstico de muerte encefálica”. “Antes de la ley, la familia decidía, ahora si no está expresa la negativa en un documento o en organismos competentes como el Incucai, es donante presunto. Todo aquel que no quiera ser donante debe estar en un registro, antes la familia decidía, hoy no, para no ser donante debe expresarlo”, remarcó el doctor.
“Ya se está aplicando la Ley Justina en Corrientes. Las dos donaciones de este año fueron a través de la Ley Justina. Las familias entendieron que se debía aplicar para salvar otras vidas”, expresó. 
En este sentido, recordó que en enero hubo un donante -el primero del año- y se hizo una ablación multiorgánica, se trasladó órganos al Hospital Italiano de Buenos Aires, al Sanatorio Allende de Córdoba y una operación se hizo en esta capital. 
“La donación de órganos y tejidos es muy importante porque permite salvar vidas a través de un gesto solidario. El viernes pasado se mandó la primera colecta de extracción de sangre tomada del cordón umbilical, en  un hospital público, hacia el Garrahan”, comentó.
Agregó luego: “Hay personas con enfermedades que no tienen cura y la única posibilidad de salvar su vida es mediante un trasplante de órgano, es así en el caso de quienes pueden tener hepatitis fulminal, antes estos pacientes fallecían y hoy se puede hacer un trasplante hepático; lo mismo con los pacientes con diabetes que necesitan trasplante de páncreas. La donación salva vidas”.
Cabe destacar que el 5 de marzo se realizó el procedimiento con la “participación del equipo integrado por los doctores Cialzeta, Ojeda, Mecca, los residentes del Servicio de Cirugía y Terapia Intensiva, bioquímicos y enfermeros, personal de quirófano y vigilancia del Hospital Escuela, quienes hicieron posible la ablación de ambos riñones, ambas córneas y el corazón para válvulas cardíacas”.
“El año pasado se hicieron 5 ablaciones, tenemos buenas expectativas para este año ya que con la Ley Justina, todo paciente neurocrítico es donante presunto si no expresó lo contrario en organismos competentes”, indicó. 
El pasado 18 y 19 de enero en el Hospital Escuela se realizó otra intervención, mediante la cual cuatro personas pudieron recibir órganos indispensables para seguir con sus vidas y mejorar su calidad. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

En Corrientes ya se aplica la Ley Justina con el objetivo de ampliar la cantidad de donantes

La semana pasada se realizó la segunda ablación en el Escuela. Desde el Cucaicor destacaron la importancia de la normativa nacional. 
 

 El pasado 5 de marzo se realizaron dos trasplantes renales luego de una nueva ablación de órganos y tejidos que se llevó a cabo en el Hospital Escuela “Gral. José Francisco de San Martín”. En este marco, el director coordinador del Centro Unico de Ablación de Implantes Corrientes (Cucaicor), Héctor Alvarez, dijo a El Litoral que la Ley Justina ya se está aplicando en la provincia y que espera que mejore el número de trasplantes. 
“Se realizó el operativo de ablación en el principal centro de derivación de pacientes neurocríticos, donde hay más procuración de órganos, y en el Instituto de Cardiología, único centro para trasplante renal y cardíaco, se hizo la operación. Fue una donante del Escuela y en el Cardiológico se hicieron los trasplantes renales ya que es el centro habilitado”, informó Alvarez.
Las córneas se encuentran en proceso de evaluación en el Banco de Tejidos del Hospital Llano y las válvulas cardíacas fueron enviadas al Banco de Tejidos del Hospital Garrahan.
Respecto a los cambios que hubo en el hospital tras la sanción de la normativa nacional, sostuvo que “en el nosocomio ya se venía haciendo diagnóstico de muerte encefálica”. “Antes de la ley, la familia decidía, ahora si no está expresa la negativa en un documento o en organismos competentes como el Incucai, es donante presunto. Todo aquel que no quiera ser donante debe estar en un registro, antes la familia decidía, hoy no, para no ser donante debe expresarlo”, remarcó el doctor.
“Ya se está aplicando la Ley Justina en Corrientes. Las dos donaciones de este año fueron a través de la Ley Justina. Las familias entendieron que se debía aplicar para salvar otras vidas”, expresó. 
En este sentido, recordó que en enero hubo un donante -el primero del año- y se hizo una ablación multiorgánica, se trasladó órganos al Hospital Italiano de Buenos Aires, al Sanatorio Allende de Córdoba y una operación se hizo en esta capital. 
“La donación de órganos y tejidos es muy importante porque permite salvar vidas a través de un gesto solidario. El viernes pasado se mandó la primera colecta de extracción de sangre tomada del cordón umbilical, en  un hospital público, hacia el Garrahan”, comentó.
Agregó luego: “Hay personas con enfermedades que no tienen cura y la única posibilidad de salvar su vida es mediante un trasplante de órgano, es así en el caso de quienes pueden tener hepatitis fulminal, antes estos pacientes fallecían y hoy se puede hacer un trasplante hepático; lo mismo con los pacientes con diabetes que necesitan trasplante de páncreas. La donación salva vidas”.
Cabe destacar que el 5 de marzo se realizó el procedimiento con la “participación del equipo integrado por los doctores Cialzeta, Ojeda, Mecca, los residentes del Servicio de Cirugía y Terapia Intensiva, bioquímicos y enfermeros, personal de quirófano y vigilancia del Hospital Escuela, quienes hicieron posible la ablación de ambos riñones, ambas córneas y el corazón para válvulas cardíacas”.
“El año pasado se hicieron 5 ablaciones, tenemos buenas expectativas para este año ya que con la Ley Justina, todo paciente neurocrítico es donante presunto si no expresó lo contrario en organismos competentes”, indicó. 
El pasado 18 y 19 de enero en el Hospital Escuela se realizó otra intervención, mediante la cual cuatro personas pudieron recibir órganos indispensables para seguir con sus vidas y mejorar su calidad.