ellitoral.com.ar

Lunes 14de Octubre de 2019CORRIENTES16°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$56,00

Dolar Venta:$59,50

Una figura gigantesca en San Luis del Palmar

Un hecho increíble y sorprendente sucedió a principios del año 2002 en la localidad correntina, cuando dos chicas que regresaban a su casa en bicicleta, en las afueras del pueblo, fueron testigos de una increíble aparición: un ser gigante fue visto durante algunos minutos y luego desapareció hacia arriba, como si volara.

Recreación. Las chicas en la bicicleta, como iban ese día.
Figura. El extraño ser, según el dibujante Carlos Pedrozo.

Por Francisco Villagrán
villagranmail@gmail.com
Especial para El Litoral

San Luis del Palmar es una localidad cercana a la capital de la provincia y a fines de la década del 90 y principios del 2000, fue escenario de muchos hechos insólitos e increíbles, como ver luces en el cielo, que evolucionaban a gran velocidad y luego desaparecían, así también la aparición de extrañas figuras de apariencia humanoide en los distintos caminos rurales de la zona, hechos que muchas veces fueron corroborados por testimonios de personas respetables.
Dentro del marco de estos hechos increíbles, está el caso de dos chicas adolescentes en esa época, que regresaban a sus casas, distante unos 8 kilómetros del pueblo y allí fue cuando fueron testigos de la misteriosa aparición, aparentemente de un ser gigantesco, que se pudo ver durante algunos minutos y luego desapareció de golpe en el aire, elevándose, ante la sorpresa y asombro de los circunstanciales testigos del hecho.
Como no podía ser de otra manera, ya en esa época, El Litoral estuvo enseguida en la zona, para dialogar con las protagonistas del increíble suceso, Gabriela Lencinas (16) y Griselda Olivares (19), que accedieron a contar su extraña experiencia, que les sucedió cuando regresaban del pueblo hacia sus casas, ubicadas  a unos 8 km, sobre un camino vecinal, en un sector conocido como Paso Lovera.
El relato de Gabriela Lencinas, la más chica de las dos, fue claro y preciso: “Cuando veníamos del pueblo, vimos delante nuestro una figura enorme, que apareció de golpe, era como si fuera humo, pero era bien sólida, al menos eso parecía. Nos quedamos sorprendidas con mi amiga, vimos esa extraña aparición, que de golpe se perdió hacia arriba. Era una figura muy grande, gigante, diría yo, alta como unos árboles medianos, de unos 5 metros más o menos. También un automovilista que iba delante nuestro, la vio. Era un auto blanco, que paró, un hombre se bajó y miró bien la figura, pareció asustarse, volvió al auto rápido, arrancó y se fue a toda velocidad, iba para Corrientes aparentemente y sin dudas se asustó mucho por lo que vio. Nosotras nos quedamos como paralizadas las dos, pero viendo todo, que duró unos pocos segundos, hasta que la figura se perdió en lo alto, no se veía bien porque ya era un poco oscuro, comenzaba a anochecer, eran aproximadamente las 8 de la noche, creo. Pero pudimos alcanzar a ver la figura claramente hasta que se perdió en las alturas. Ocurrió todo en silencio, no hubo ningún ruido de ninguna clase, por lo menos nosotras no lo sentimos.”
“‘¿Vos viste eso?’ Le pregunté a mi amiga que me contestó: ‘Sí, por supuesto, claro que lo vi’ y nos miramos con temor, como no pudiendo explicar lo que habíamos visto. Tuvimos un poco de miedo y nos fuimos rápidos a nuestras casas”.

“Era una figura muy grande”
A su vez Griselda Olivares nos brindó también su opinión sobre este espectacular hecho ocurrido el 12 enero del año 2002 : “Cuando veníamos por el camino vimos una figura grande, que parecía ser un hombre gigante, muy grande, nos sorprendimos y lo miramos detenidamente hasta que desapareció de golpe en el aire, hacia arriba, quedando en el ambiente una especie de humo, nada más. En ese momento justo pasaba un auto, y su conductor, un hombre, se bajó rápido y miró la figura detenidamente, sin duda se asustó por lo que vio y volvió corriendo al auto, puso en marcha el motor y emprendió una fuga rápida, creo que iba a la ciudad. Sobre la figura no puedo decir mucho, porque en ningún momento la vimos bien, no se le pudo ver bien el rostro, todo era un poco difuso, además ya estaba anocheciendo. Sí se le veían los dedos de la mano y luego hizo un gesto, como abriendo los brazos, antes de desaparecer hacia arriba. Prácticamente se esfumó delante nuestro. Fue todo muy rápido, nosotras no pudimos tomar conciencia en verdad de lo que estaba ocurriendo, no sabíamos si lo que estaba sucediendo era real o era nuestra imaginación. Hubo también un capataz de una estancia cercana que vio la misma figura que nosotras, pero no brindó muchas precisiones, de eso nos enteramos después. También algunos vecinos manifestaron haber visto algunas luces desplazándose lentamente por el cielo en esos días, lo que en cierta manera confirmó que lo que habíamos visto era real, ya que hubo otras personas que vieron lo mismo, un ser enorme. Parecía tener un traje ajustado al cuerpo y no se movía casi, hasta que alzó los brazos y luego se elevó rápidamente. Todo se desarrolló en silencio, ya que en ningún momento pudimos sentir ninguna clase de ruido”.
Para las dos chicas este hecho fue impactante en el momento, pero después se olvidaron de él, tomándolo casi con naturalidad y sin mayores problemas. Vecinos de la zona, cuando se enteraron de este caso, fueron hasta el lugar donde ocurrieron los hechos, para ver si podían encontrar alguna huella en el suelo, marca u otro tipo de restos que pudieran contribuir a aclarar este extraño caso, pero no encontraron nada en el lugar, que era bastante desolado, Hay algunos casos en la historia de la aparición de figuras gigantescas el mundo, pero muy pocos como el que comentamos, por sus características inusuales. Puede haber sido una holografía (proyección de una figura) que da la impresión de ser una figura real a quien la mira. Pero sea como haya sido, debió haber sido causada por una entidad superior, proveniente de las alturas. Dadas las características y los escasos datos consignados, además de las carencias de huellas o rastros en el terreno, es muy posible que este extraño caso, pase al olvido en poco tiempo, como sucedió con otros casos similares en todo el mundo.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Una figura gigantesca en San Luis del Palmar

Un hecho increíble y sorprendente sucedió a principios del año 2002 en la localidad correntina, cuando dos chicas que regresaban a su casa en bicicleta, en las afueras del pueblo, fueron testigos de una increíble aparición: un ser gigante fue visto durante algunos minutos y luego desapareció hacia arriba, como si volara.

Por Francisco Villagrán
villagranmail@gmail.com
Especial para El Litoral

San Luis del Palmar es una localidad cercana a la capital de la provincia y a fines de la década del 90 y principios del 2000, fue escenario de muchos hechos insólitos e increíbles, como ver luces en el cielo, que evolucionaban a gran velocidad y luego desaparecían, así también la aparición de extrañas figuras de apariencia humanoide en los distintos caminos rurales de la zona, hechos que muchas veces fueron corroborados por testimonios de personas respetables.
Dentro del marco de estos hechos increíbles, está el caso de dos chicas adolescentes en esa época, que regresaban a sus casas, distante unos 8 kilómetros del pueblo y allí fue cuando fueron testigos de la misteriosa aparición, aparentemente de un ser gigantesco, que se pudo ver durante algunos minutos y luego desapareció de golpe en el aire, elevándose, ante la sorpresa y asombro de los circunstanciales testigos del hecho.
Como no podía ser de otra manera, ya en esa época, El Litoral estuvo enseguida en la zona, para dialogar con las protagonistas del increíble suceso, Gabriela Lencinas (16) y Griselda Olivares (19), que accedieron a contar su extraña experiencia, que les sucedió cuando regresaban del pueblo hacia sus casas, ubicadas  a unos 8 km, sobre un camino vecinal, en un sector conocido como Paso Lovera.
El relato de Gabriela Lencinas, la más chica de las dos, fue claro y preciso: “Cuando veníamos del pueblo, vimos delante nuestro una figura enorme, que apareció de golpe, era como si fuera humo, pero era bien sólida, al menos eso parecía. Nos quedamos sorprendidas con mi amiga, vimos esa extraña aparición, que de golpe se perdió hacia arriba. Era una figura muy grande, gigante, diría yo, alta como unos árboles medianos, de unos 5 metros más o menos. También un automovilista que iba delante nuestro, la vio. Era un auto blanco, que paró, un hombre se bajó y miró bien la figura, pareció asustarse, volvió al auto rápido, arrancó y se fue a toda velocidad, iba para Corrientes aparentemente y sin dudas se asustó mucho por lo que vio. Nosotras nos quedamos como paralizadas las dos, pero viendo todo, que duró unos pocos segundos, hasta que la figura se perdió en lo alto, no se veía bien porque ya era un poco oscuro, comenzaba a anochecer, eran aproximadamente las 8 de la noche, creo. Pero pudimos alcanzar a ver la figura claramente hasta que se perdió en las alturas. Ocurrió todo en silencio, no hubo ningún ruido de ninguna clase, por lo menos nosotras no lo sentimos.”
“‘¿Vos viste eso?’ Le pregunté a mi amiga que me contestó: ‘Sí, por supuesto, claro que lo vi’ y nos miramos con temor, como no pudiendo explicar lo que habíamos visto. Tuvimos un poco de miedo y nos fuimos rápidos a nuestras casas”.

“Era una figura muy grande”
A su vez Griselda Olivares nos brindó también su opinión sobre este espectacular hecho ocurrido el 12 enero del año 2002 : “Cuando veníamos por el camino vimos una figura grande, que parecía ser un hombre gigante, muy grande, nos sorprendimos y lo miramos detenidamente hasta que desapareció de golpe en el aire, hacia arriba, quedando en el ambiente una especie de humo, nada más. En ese momento justo pasaba un auto, y su conductor, un hombre, se bajó rápido y miró la figura detenidamente, sin duda se asustó por lo que vio y volvió corriendo al auto, puso en marcha el motor y emprendió una fuga rápida, creo que iba a la ciudad. Sobre la figura no puedo decir mucho, porque en ningún momento la vimos bien, no se le pudo ver bien el rostro, todo era un poco difuso, además ya estaba anocheciendo. Sí se le veían los dedos de la mano y luego hizo un gesto, como abriendo los brazos, antes de desaparecer hacia arriba. Prácticamente se esfumó delante nuestro. Fue todo muy rápido, nosotras no pudimos tomar conciencia en verdad de lo que estaba ocurriendo, no sabíamos si lo que estaba sucediendo era real o era nuestra imaginación. Hubo también un capataz de una estancia cercana que vio la misma figura que nosotras, pero no brindó muchas precisiones, de eso nos enteramos después. También algunos vecinos manifestaron haber visto algunas luces desplazándose lentamente por el cielo en esos días, lo que en cierta manera confirmó que lo que habíamos visto era real, ya que hubo otras personas que vieron lo mismo, un ser enorme. Parecía tener un traje ajustado al cuerpo y no se movía casi, hasta que alzó los brazos y luego se elevó rápidamente. Todo se desarrolló en silencio, ya que en ningún momento pudimos sentir ninguna clase de ruido”.
Para las dos chicas este hecho fue impactante en el momento, pero después se olvidaron de él, tomándolo casi con naturalidad y sin mayores problemas. Vecinos de la zona, cuando se enteraron de este caso, fueron hasta el lugar donde ocurrieron los hechos, para ver si podían encontrar alguna huella en el suelo, marca u otro tipo de restos que pudieran contribuir a aclarar este extraño caso, pero no encontraron nada en el lugar, que era bastante desolado, Hay algunos casos en la historia de la aparición de figuras gigantescas el mundo, pero muy pocos como el que comentamos, por sus características inusuales. Puede haber sido una holografía (proyección de una figura) que da la impresión de ser una figura real a quien la mira. Pero sea como haya sido, debió haber sido causada por una entidad superior, proveniente de las alturas. Dadas las características y los escasos datos consignados, además de las carencias de huellas o rastros en el terreno, es muy posible que este extraño caso, pase al olvido en poco tiempo, como sucedió con otros casos similares en todo el mundo.