ellitoral.com.ar

Domingo 05de Abril de 2020CORRIENTES30°Pronóstico Extendidoclima_parcial

Dolar Compra:$61,00

Dolar Venta:$66,00

La Justicia española interviene en una causa por espionaje

La transcripción de una teleconferencia de Repsol a las 7.44 del 14 de abril de 2012, hallada en unas carpetas en la casa de Cristina Kirchner en su residencia de El Calafate, derivó en una investigación por presunto encubrimiento de espionaje ilegal.
De esa reunión participaron 15 personas, entre ellos Antonio Brufau entonces presidente de la compañía. El juez Marcelo Martínez De Giorgi envió un exhorto a España pidiendo que se tomen declaraciones testimoniales a quienes intervinieron en aquella reunión. La Justicia española comenzó a tomar los testimonios en base a ocho preguntas.
 La reunión duró aproximadamente una hora y media. Fue encabezada por Antonio Brufau presidente de Repsol, participaron además la moderadora de la conferencia, el Director Económico y financiero, el analista de Holding, analistas de diversas bancas financieras españolas e internacionales. La transcripción íntegra de aquella teleconferencia estaba en una carpeta cuya carátula decía “Repsol” y se encontraba, junto con otras, en la casa de Cristina Kirchner, puntualmente en su residencia de El Calafate.
El secuestro de los documentos se produjo en el marco de la causa de los Cuadernos de las Coimas, por orden del juez Claudio Bonadio. Consideró que debía investigarse aparte la posición de aquellos papeles, informes, legajos, para ver si respondían a la comisión de un delito.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

La Justicia española interviene en una causa por espionaje

La transcripción de una teleconferencia de Repsol a las 7.44 del 14 de abril de 2012, hallada en unas carpetas en la casa de Cristina Kirchner en su residencia de El Calafate, derivó en una investigación por presunto encubrimiento de espionaje ilegal.
De esa reunión participaron 15 personas, entre ellos Antonio Brufau entonces presidente de la compañía. El juez Marcelo Martínez De Giorgi envió un exhorto a España pidiendo que se tomen declaraciones testimoniales a quienes intervinieron en aquella reunión. La Justicia española comenzó a tomar los testimonios en base a ocho preguntas.
 La reunión duró aproximadamente una hora y media. Fue encabezada por Antonio Brufau presidente de Repsol, participaron además la moderadora de la conferencia, el Director Económico y financiero, el analista de Holding, analistas de diversas bancas financieras españolas e internacionales. La transcripción íntegra de aquella teleconferencia estaba en una carpeta cuya carátula decía “Repsol” y se encontraba, junto con otras, en la casa de Cristina Kirchner, puntualmente en su residencia de El Calafate.
El secuestro de los documentos se produjo en el marco de la causa de los Cuadernos de las Coimas, por orden del juez Claudio Bonadio. Consideró que debía investigarse aparte la posición de aquellos papeles, informes, legajos, para ver si respondían a la comisión de un delito.