Martes 28de Septiembre de 2021CORRIENTES20°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,75

Dolar Venta:$103,7

Martes 28de Septiembre de 2021CORRIENTES20°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,75

Dolar Venta:$103,7

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 391 CASOS ACTIVOS (110.728 ACUMULADOS) MUERTES: 1.539

/Ellitoral.com.ar/ Policiales

Indignación por robo y destrozos en la escuela Caridi, en el barrio Galván

Tras desconectar los sensores de movimiento entraron al edificio del colegio de chicos con discapacidad: se llevaron juegos didácticos, computadoras, electrodomésticos, equipos de música y hasta inodoros. Destruyeron parte de las instalaciones. 
Delito. Los delincuentes irrumpieron con total impunidad en el colegio del barrio Galván.

Delincuentes ingresaron a robar y además provocaron destrozos en la escuela Caridi del barrio Galván, donde asisten chicos con discapacidad, lo cual despertó indignación generalizada en la comunidad educativa.

Desde la Policía confirmaron que el delito fue denunciado el jueves por la mañana ante la comisaría Segunda. Los pesquisas determinaron que los delincuentes saltaron un muro perimetral para ingresar al colegio. Además revelaron que conocían el lugar, ya que la primera acción realizada fue desconectar los sensores de movimiento que a su vez activan la alarma.

Según la denuncia robaron monitores de computadoras, cafetera, equipo de música, además de juegos de jardín de infantes que eran usados por los chicos especiales.

Por otra parte, sustrajeron un lavatorio del baño que fuera hallado en cercanías del muro perimetral. También extrajeron un aire acondicionado de ventana que también quedó sobre una mesa, el cual tampoco pudieron llevarse. Presumen que algo alertó a los delincuentes que escaparon con lo que lograron robar.

Estiman que el robo ocurrió en horas de la madrugada del pasado jueves en el edificio donde funcionan la escuela especial Angela Llano de Iglesia y el Jardín Especial Niño Jesús, ubicados por calle Suipacha al 2400, esquina Perugorría del barrio Galván.

Las autoridades, que más allá de la cuarentena siguen concurriendo al establecimiento, encontraron en horas de la mañana un gran desorden.

“La escuela Caridi no recibe ayuda ni subsidio del Estado. Es una organización no gubernamental sin fines de lucro, dedicada a la formación escolar e integral para niños, jóvenes y adultos con discapacidades, a la que asisten en forma totalmente gratuita, más de un centenar de alumnos provenientes en su mayoría de entornos familiares conflictivos y con realidades sociales y económicas críticas”, según destacaron en un comunicado dado a conocer desde la institución.

(WA)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error