Domingo 05de Diciembre de 2021CORRIENTES32°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$100,2

Dolar Venta:$106,2

Domingo 05de Diciembre de 2021CORRIENTES32°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$100,2

Dolar Venta:$106,2

/Ellitoral.com.ar/ Ciudad

Para ayudar al barrio pintó un mural en la calle que lleva el nombre de su madre

Las nominaciones viales de este sector de Corrientes refieren a personas desaparecidas durante la última dictadura cívico-militar. Un proyecto vecinal convocó a un reconocido artista a contribuir con su obra en ese lugar. 

El artista correntino Daniel Cian se unió al proyecto que armaron los vecinos del barrio Ponce, con un mural en la calle que lleva el nombre de su madre: Lila Soto. Este sector de la ciudad de Corrientes tiene la particularidad de tener denominaciones viales en honor a personas desaparecidas durante la última dictadura cívico-militar.

Los trabajos fueron iniciados a principios de este mes, con la participación de al menos 20 vecinos en la mano de obra. Para inaugurar el espacio, donde antes había un basural, les falta terminar la ermita donde estará la Virgen de Luján.

“Venimos fortaleciendo el trabajo los días sábado, cuando tenemos más tiempo, y todo esto surge del aporte voluntario de vecinos, en dinero y materiales, yendo al ritmo que marcan esos recursos”, detalló a El Litoral uno de los impulsores del proyecto, Darío Rambau.

Si bien la Municipalidad de Corrientes no extendió todavía su programa de erradicación de minibasurales a este barrio, recientemente acercaron a los vecinos plantines para completar la obra. “Fuera de eso muchos otros vecinos hicieron sus aportes con cementos, plantas, madera, cerámicas y dinero en efectivo”, detalló el vecino. 

En la esquina de Lila Soto y Joaquín Arqueros, hay un mural de treinta metros de largo por dos de alto. Allí plasmó su pintura Daniel Cian, y los vecinos dejaron las huellas de sus manos “a modo de compromiso”, dijo Rambau.

“El muralismo en sí es una herramienta para el arte público y siempre representa las revoluciones y luchas populares. Habita en distintos barrios, el centro de la ciudad y las canchitas de los barrios. La memoria siempre habló a través de los muros”, afirmó Cian en diálogo con el programa radial Sin Aportes.

Además de la culminación de la ermita, los vecinos continuarán con la instalación de una canilla adaptada a la red de agua, con el propósito de continuar con el cuidado de las plantas.

“Nos falta para el piso las cerámicas blancas o celeste, o de algún color claro, que es muy difícil de encontrar. También cuatro caños de polipropileno de media pulgada”, señaló Rambau.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error