Domingo 05de Diciembre de 2021CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$100,2

Dolar Venta:$106,2

Domingo 05de Diciembre de 2021CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$100,2

Dolar Venta:$106,2

/Ellitoral.com.ar/ Ciudad

Se atrincheró en su auto durante tres horas e hizo mal el test de alcoholemia diez veces

Una mujer de 45 años, a bordo de un Peugot , fue interceptada por los agentes de Tránsito debido a que realizó una serie de maniobras peligrosas y zigzagueos. Debió intervenir la Policía.  

Una mujer de 45 años se atrincheró en su auto durante tres horas en la madrugada del viernes en la capital correntina, luego de que inspectores de tránsito intentaran realizarle el test de alcoholemia. 

El hecho sucedió en pleno microcentro correntino, en la zona cercana a la plaza Italia, aproximadamente a las 2 de la madrugada. 

A través de la vía Red Interna Policial, los agentes de la Dirección Municipal de Tránsito notaron la presencia de un automóvil que circulaba con maniobras peligrosas y zigzagueando, en la intersección de las calles San Juan y Pellegrini. 

Al sospechar que el conductor se encontraba alcoholizado, los operarios comunales decidieron intervenir y detener la marcha del rodado para realizar el correspondiente test a su ocupante. 

El auto, de marca Peugeot 208 y color blanco, era conducido por una mujer quien, al notar la presencia de los agentes, se negó a colaborar con el operativo, a bajar del vehículo y a realizar el test. 

Fuentes oficiales indicaron a El Litoral que la mujer fue identificada como Cintia Evelina Aguirre, de 45 años de edad.

Aguirre también filmó e insultó a los inspectores que la detuvieron. Incluso, los amenazó, indicando desempeñarse como una funcionaria del Poder Judicial. 

Los agentes indicaron que la mujer manifestó “desempeñar funciones en el Poder Judicial” y que tomaría “represalias por el operativo que se estaba realizando”.

Debido a la gravedad de la situación, los inspectores solicitaron la colaboración de los efectivos de la Policía de Corrientes. 

Durante tres horas, los inspectores intentaron que la mujer bajara del auto y realizara de manera correcta el test para comprobar el nivel de alcohol en sangre, pese a las constantes negativas. 

En total, fueron diez la cantidad de test realizados de forma errónea por la conductora, que además se negó a identificarse. 

Debido a los múltiples intentos fallidos, no se determinó la cantidad de alcohol en sangre de Aguirre. 

Horas después, cerca de las 3.45, se presentó en el lugar un hombre, quien afirmó ser el hermano de la mujer, identificado como Ricado Aguirre. 

El hombre habló con ella y logró convencerla de tomar sus pertenencias y descender del auto.

Gracias a la intervención del sujeto, los agentes de tránsito pudieron proceder finalmente con el secuestro del vehículo y su retiro de la vía pública. 

El procedimiento fue un trabajo conjunto entre la Policía de Corrientes y personal de Tránsito de la Municipalidad de Corrientes. 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error