“Sólo sé que es ensalada”, libro con el humor de Oche Califa
ellitoral.com.ar
CORRIENTES:

“Sólo sé que es ensalada”, libro con el humor de Oche Califa

imagen_1
Editorial Colihue acaba de lanzar al mercado el libro “Sólo sé que es ensalada”, de Oche Califa. Según Pablo De Santis en su comentario:
“Uno de los placeres de la lectura es la inconstancia. Dejar que un verso nos encandile, ignorar los números de página, reírnos solos, empezar por el final. Este libro fue escrito para esos días en que leemos como si paseáramos. Igual que el lindísimo Para escuchar a la tortuga que sueña, del mismo autor, está hecho de canciones, tangos, fábulas, adivinanzas, bromas y poesía de verdad.
Coleccionista de preguntas sin respuesta, filósofo de la paradoja, Oche hace su poesía con esos instantes en que las cosas y las palabras se acusan mutuamente. Especie de enciclopedia de cosas secretas, este libro nos revela que los fantasmas del polo sur andan con sobretodo, o que en el Cielo de las hormigas las nubes son verdes. En alguna página el poeta se cansa, y en vez de escribir el poema, da algunas ideas para que lo escriba el lector. Pero el resto está totalmente escrito: ‘Al viajero que camina sin temor/ y por el mundo a paso firme anda/ le da lo mismo sentarse a descansar/ sobre la hierba dura como en la roca blanda’. Apenas cuatro versos que lo dicen todo.
El humor espléndido de Oche Califa no debe hacer que nos tomemos este libro en broma”. La Editorial Colihue colabora con envíos de libros a la sección Cultura del diario El Litoral.
¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

“Sólo sé que es ensalada”, libro con el humor de Oche Califa

POESIA. Oche Califa la escribe.
POESIA. Oche Califa la escribe.
Editorial Colihue acaba de lanzar al mercado el libro “Sólo sé que es ensalada”, de Oche Califa. Según Pablo De Santis en su comentario:
“Uno de los placeres de la lectura es la inconstancia. Dejar que un verso nos encandile, ignorar los números de página, reírnos solos, empezar por el final. Este libro fue escrito para esos días en que leemos como si paseáramos. Igual que el lindísimo Para escuchar a la tortuga que sueña, del mismo autor, está hecho de canciones, tangos, fábulas, adivinanzas, bromas y poesía de verdad.
Coleccionista de preguntas sin respuesta, filósofo de la paradoja, Oche hace su poesía con esos instantes en que las cosas y las palabras se acusan mutuamente. Especie de enciclopedia de cosas secretas, este libro nos revela que los fantasmas del polo sur andan con sobretodo, o que en el Cielo de las hormigas las nubes son verdes. En alguna página el poeta se cansa, y en vez de escribir el poema, da algunas ideas para que lo escriba el lector. Pero el resto está totalmente escrito: ‘Al viajero que camina sin temor/ y por el mundo a paso firme anda/ le da lo mismo sentarse a descansar/ sobre la hierba dura como en la roca blanda’. Apenas cuatro versos que lo dicen todo.
El humor espléndido de Oche Califa no debe hacer que nos tomemos este libro en broma”. La Editorial Colihue colabora con envíos de libros a la sección Cultura del diario El Litoral.