Viernes 26de Febrero de 2021CORRIENTES34°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,50

Dolar Venta:$94,50

Viernes 26de Febrero de 2021CORRIENTES34°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,50

Dolar Venta:$94,50

/Ellitoral.com.ar/ El Deportivo

Hoy Huracán celebra 90 años de vida

SE MANTUVO. EL EQUIPO DE HURACAN QUE LOGRO LA PERMANENCIA EN SU PRIMERA EXPERIENCIA EN EL ARGENTINO B.

Hoy sábado 1 de junio de 2013 Huracán Football Club de Goya está cumpliendo 90 años de vida, siendo uno de los clubes con mayor crecimiento de nuestra provincia en estos últimos años, institucionalmente y deportivamente. 
La entidad “sabalera” está atravesando uno de los grandes momentos de su historia en lo deportivo, ya que está participando en el torneo Argentino B de fútbol, siendo el único equipo de la ciudad de Goya en la categoría.
En la temporada 2012-2013 fue uno de los animadores que tuvo la zona 4, siendo su primera temporada, quedando al final de la fase regular en el 8vo. lugar con 36 puntos, diez partidos ganados, la misma cantidad perdidos, y con seis empates, convirtieron 39 goles, fue el tercer equipo con más goles en su zona logrando así la permanencia para jugar en el torneo Argentino B temporada 2013-2014.

Nacimiento
Pero mucho antes de esto, allá por 1923, por iniciativa de un grupo de entusiastas y amantes del fútbol, entre ellos, estaban Ramón “Cacique” Oviedo, “Alegría” Romero, Máximo Bayano Oviedo, Carlos Bernasconi, Pedro Celestino Cassabone, con tan solo 6 años doña María Ester Carestía de Oviedo, más conocida como “Maruca”, quien estuvo presente el día que se fundó oficialmente el Club Huracán de Goya, un 1 de junio, que luego con el paso del tiempo se convirtió en la primera mujer en integrar una comisión de fútbol en la ciudad de Goya. Lamentablemente doña “Maruca” nos dejo físicamente el 17 de enero del 2013. Una persona que siempre quiso ver a su Huracán de la mejor manera, una de las últimas visitas de ella a su amado club se dio en el día de su cumpleaños N° 95 más precisamente el 11 de enero del 2012, y entre risas y lágrimas vio el gran crecimiento de su querido Huracán, con sus propias palabras decía que el mejor regalo que le pudieran hacer era llevarla al estadio “sabalero”. 
La institución “celeste” está ubicada en avenida Madariaga N°350 en el sector Norte de la ciudad de Goya, gracias a una gran gestión y lucha de doña “Maruca” para conseguir el predio en dicho lugar.
Los colores se tomaron de los de nuestra enseña patria y el nombre fue idea de don “Alegría” Romero, primer presidente de Huracán, quien era simpatizante del club Huracán de la Capital Correntina, que por aquel entonces tenía los mismos colores (luego mutó en “azulgrana” tras la fusión con Atlético Corrientes).
Huracán ocupó distintos terrenos para su campo de juego, la primera cancha estaba ubicada a orillas del riacho Goya, en un campichuelo, entre las calles Paraguay y Pujol, luego se ocupó un predio perteneciente a don Antonio Venturini, también sobre la costa del riacho Goya entre las calles Pujol y Berón de Estrada.
La tercera mudanza los lleva a terrenos del Tiro Federal Argentino, estas tres ubicaciones distintas siempre a orillas del río, lo que le valió a los huracanistas el sobrenombre de “sabaleros”.
El cuarto traslado tiene como destino una propiedad de la familia Monrral, en la esquina de avenida Madariaga y avenida De los primeros Concejales, actualmente esta ubicada la escuela primaria común N° 511 Prefectura Naval Argentina. La ubicación actual del estadio esta en avenida Madariaga 350 y se consiguió mediante una expropiación de David Monrral.
En dichas canchas, durante los partidos, para evitar en parte, que se pudieran ver desde afuera, se rodeaba con lona de arpillera, tarea que en aquella circunstancia y por mucho tiempo estuvo a cargo de “Juancito” y “Bayano” Oviedo, colocar y sacar para enrollarlas.
El encargado de la utilería, botines, medias, pelotas, botiquín, era José Paleari "Valusi" quien era encargado del mantenimiento, costurero de medias, pelotas y zapatos de fútbol. Don Pilar Insaurralde, vecino de Orlando Alaya, se encargaba de alinear y colocar el tejido perimetral de la cancha, que se hizo en terrenos que hoy ocupa la Escuela 511.
Cuando entrenaban los equipos en la canchita del campichuelo de Venturini, el árbitro manejaba los tiempos del partido con un reloj despertador, pues no había cronómetro. La sede social funcionaba en casa de don Ramón Oviedo, casado con doña Teófila Fernández, contando con un hijo llamado Juan. Esta casa está ubicada en la calle Tucumán al 200. Era el lugar obligado de reunión tanto para tertulias como para concentración del equipo antes de los partidos importantes donde cenaban y los más “peligrosos” por “vagancia” quedaban a dormir.
Si algún jugador no estaba a la hora indicada o faltaba, era buscado por “el cacique” para ver las causas, ya sea en el domicilio o donde lo encuentre, y si este lo encontraba en algún baile, era reprendido rudamente, hasta a veces les mostraba un látigo que poseía.
Los entrenamientos para estado físico a veces los hacía hacer trotando en la arena o tierra arada.

Nombres importantes
Algunos de los jugadores a través del tiempo fueron: Teófilo “Tocho” Benítez,  Hermanos Mendoza, “Bayano” Oviedo, Julio Rabuffetti, Nemesio Oviedo, Andrés “Itole” García, “Tote” Castagnino (primer futbolista goyano que jugó en el profesionalismo en Capital Federal en Nueva Chicago en 1943), José Lupani, los 5 hermanos Galarza, “Nosi” Fernández, “El Buey” Marcelo Torcuato, El “paraguayo” Ramos,  El “Negro Pantera”  Bernabé Casco, “Lolo” Lezcano,  hermanos Pedemonte,  “Cotorra” Michelli, Eliseo Ayala,  Liberato Romero,  Raúl Solari, “Tato”  Benítez, “Pilunga” López, “Chocho” Escobar, “Chirín” González, “Coco” Monje, Marcial Rojas, “Cochi” Neironi, “Coquito” Rojas, “Yiyi” Pérez, Angel Enríquez, Fernando López, “Rolo” Vázquez,  Angel Miérez y muchas grandes glorias más e innumerables colaboradores que a lo largo de estos años pasaron  e hicieron grande a la institución “sabalera”.
En Huracán nació futbolísticamente Pedro Damián Monzón, un gran defensor que luego triunfó en el club Independiente de Avellaneda, en el año 1990 formó parte de la selección argentina de fútbol para jugar el Mundial que se desarrolló en Italia. Monzón fue el autor del gol del empate argentino frente al equipo de Rumania con un cabezazo inatajable para el arquero.
En la mayoría de los partidos de ese mundial era titular en el elenco dirigido por Carlos Salvador Bilardo, el goyano se dio el gran gusto de jugar la Final del Mundo, en la cual la victoria quedó en manos del conjunto alemán por 1 a 0.

GUSTAVO FALCONE
Gentileza

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error