Sabado 02de Julio de 2022CORRIENTES17°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$124,2

Dolar Venta:$130,2

Sabado 02de Julio de 2022CORRIENTES17°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$124,2

Dolar Venta:$130,2

/Ellitoral.com.ar/ Política

En 2017 hubo 4 turnos electorales en los que ECO ratificó su hegemonía

En el último día del año, a modo de racconto, no se puede dejar de mencionar que más 800 mil correntinos debieron ir cuatro veces al cuarto oscuro. En cada una de las elecciones el oficialismo provincial, ECO+Cambiemos, ratificó su hegemonía en todo el territorio.

El calendario electoral se inició muy temprano con especulaciones sobre la fecha en que votaría el distrito electoral más grande, Capital, y la elección a gobernador.

El peronismo se jugó y buscó revalidar su liderazgo en Capital, pero los resultados electorales sólo ratificaron el declive del justicialismo, después de mandar ocho años en la ciudad. 

El 4 de junio, el radical Eduardo Tassano se imponía a Fabián Ríos por casi 3 puntos de diferencia. 

Asimismo, el radicalismo recuperaba la Capital después de ochos años de hegemonía peronista. 

Se iniciaba el proceso de transición más larga en la historia de la ciudad. Fueron seis mesas de plena retirada justicialista. 

En el segundo turno electoral, el 13 de agosto, se realizaban las elecciones Primarias, cuestionadas por el Gobierno nacional y parte del oficialismo local. 

Ese día el peronismo celebraba la suma total de todos sus socios electorales que sumaron más de 50 por ciento de voto y le metía presión a la alianza ECO+Cambiemos, que había ganado los comicios con más de 10 puntos de diferencia.

La sorpresa de esa elección fueron los 57 mil votos que obtuvo Eugenio “Nito” Artaza como precandidato a diputado nacional.

Desde ese domingo, el candidato a gobernador peronista, Camau Espínola, decidió que su compañero de fórmula sería el radical Nito Artaza. 

La campaña electoral por la Gobernación tomó impulso con el resultado de las Primarias, mientras ECO+Cambiemos mantenía la incógnita de su lista legislativa. 

Para las provinciales del 8 de octubre, el peronismo apostó a las listas colectoras y tuvo 8 grillas paralelas que traccionaron votos para el binomio Camau-Artaza. 

El justicialismo renunciaba a la denominación de Frente para la Victoria y entre sus estrategias electorales sumó un Colombi en una de sus listas legislativas. Se trató de Mario Colombi, primo del mandatario.

El radicalismo, en tanto, apostó a candidatos de peso: Eduardo Vischi, encabezó la grilla de diputados y Ricardo Colombi la de senadores. 

Cuatro meses antes de las elecciones a gobernador, Colombi decidió poner fin al misterio que mantuvo en vilo desde 2013 a toda la provincia y anunció que el candidato a gobernador sería Gustavo Valdés, entonces, diputado nacional.

El capitalino con raíces ituzaingueñas le ganó la pulseada a Eduardo Vischi, Carlos Vignolo, Sergio Flinta y tantos otros que se animaron a soñar con ocupar el sillón de Colombi.

Otra puja que desveló al arco político fue la cruzada que llevó a cabo Gustavo Canteros para intentar ser el ungido por Colombi.

Canteros pidió internas en ECO a los cuatro vientos. Publicó solicitadas en todos los medios y amagó más de una vez con pegar el portazo. Pero, finalmente, acordó con Ricardo y fue el primer vicegobernador reelecto.

El 8 de octubre más del 75 por ciento del padrón electoral votó a gobernador. 

La fórmula Valdés-Canteros se alzó con el 54 por ciento de los votos, aventajó por 8 puntos al binomio Camau-Artaza.

De los legisladores en disputa, ECO+Cambiemos se llevó 10 y la alianza de los peronistas, 5. En el Senado, el oficialismo provincial coronó tres y la oposición dos. 

La promesa de campaña Municipio-Nación-Provincia catapultó al radicalismo a otros cuatro años en el poder. La UCR gobierna Corrientes desde 2001 y lo hará hasta 2021. Manda además en más de 40 de las 72 comunas que tiene la provincia.

La cuestión quedó allanada para las elecciones del 22 de octubre, cuando la provincia eligió a tres diputados nacionales.

Pese a los deseos del oficialismo, la distribución de los legisladores fue dos para ECO+Cambiemos y uno para el peronismo.

Los radicales apostaron al “ahora los tres”, con el objetivo de lograr los votos necesarios para quedarse con las tres bancas. Matemáticamente, era casi imposible y los resultados sólo convalidaron los guarismos anunciados. 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error