Viernes 19de Agosto de 2022CORRIENTES13°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$134,2

Dolar Venta:$142,2

Viernes 19de Agosto de 2022CORRIENTES13°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$134,2

Dolar Venta:$142,2

/Ellitoral.com.ar/ Barrios

El Cocomarola va camino a cumplir 30 años como epicentro artístico mientras perfilan un rediseño

MASIVIDAD. Miles de personas colman el Cocomarola en cada edición de la Fiesta del Chamamé.

El anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola o simplemente “El Cocomarola” como se lo llama habitualmente cumple tres décadas este año en medio de la elaboración de un ambicioso proyecto de remodelación y ampliación. De esta manera, se espera que este lugar ubicado en la esquina de las avenidas José Manuel Estrada (Sarmiento) y Patagonia esté totalmente transformado para los próximos años. 

El anfiteatro ya tiene una rica historia entre sus gradas, albergando distintos tipos de espectáculos pero teniendo su momento de mayor visibilidad en cada enero, cuando se realiza la Fiesta Nacional del Chamamé. La popularidad y masividad que ganó este evento en la última década resulta uno de los motores principales de su reforma, buscando adaptarlo a estos nuevos tiempos tras 30 años en funcionamiento y habiendo sufrido algunos inconvenientes de infraestructura graves.

La plaza chamamecera por excelencia fue construida entre 1983 y 1987, cuando fue inaugurado formalmente y presentado para la realización de eventos musicales, solidarios y culturales en general para la ciudad y la provincia. Pasaron por el escenario “Osvaldo Sosa Cordero” infinidad de artistas locales, regionales y otros de fama internacional y de máximo prestigio como por ejemplo el tenor José Carreras en 2013. 

Uno de los sucesos importantes en materia edilicia sucedió el 28 de abril de 1992. En aquel momento, los vientos registrados de más 120 kilómetros por hora causaron daños gravísimos en la estructura del Cocomarola. De esta manera, a sólo cinco años de su construcción, el lugar quedaba destruido.

Una de las consecuencias más importantes e impactantes fue la voladura de la cúpula de gran tamaño con la que contaba en aquel momento el escenario. La estructura de concreto y metal no soportó la  tormenta, cedió y cayó el suelo mientras que otra parte terminó a unos 200 metros de su lugar, cerca de las viviendas linderas al anfiteatro. 

Luego de su reparación, el Cocomarola volvió a ser testigo de importantes eventos locales y regionales que fueron creciendo y dándole una importancia mayor al anfiteatro ya que, en sus comienzos y por varios años, resultaba difícil encontrar un show para llenar un predio que parecía inmenso. Sin embargo, con el correr del tiempo la plaza fue quedando chica hasta necesitar casi impostergablemente una ampliación.

Proyecto

Aunque el proyecto de remodelación y ampliación del anfiteatro se menciona desde hace varios años, la realización de la última Fiesta del Chamamé con las instalaciones colmadas y algunas fallas advertidas en la infraestructura del Cocomarola parecieron acelerar los plazos para que las obras comiencen. 

De esta manera, un ambicioso proyecto prevé la remodelación casi total, incluso cambiando el lugar del escenario. El plan se basa en una idea presentada por docentes de la Universidad de La Plata que ganaron  un concurso en 2012.

Actualmente el proyecto se encuentra en proceso de evaluación de costos y de viabilidad. Trabajan en los papeles necesarios para poder llamar a licitación a medida que desarrollan el proyecto final basado en las maquetas de los especialistas mencionados.

Lo cierto es que el proyecto está definido y, más allá de algunas especificaciones no se analizan otras alternativas. A través de la ejecución de las obras buscarán renovar y mejorar la capacidad del Cocomarola así como también el confort que brinda a los espectadores de cada show que se realiza allí. 

De esta manera, la capacidad de la plaza llegaría a 20.000 espectadores mientras que actualmente es de unos 15.000; con la mitad del público sentado y el otro 50% de pie. 

Por otra parte, se prevé la ampliación y el traslado del escenario que pasará a estar sobre la avenida Sarmiento, cerca de donde se encuentra actualmente la capilla. De esta manera, el “Sosa Cordero” tendrá cerca del doble de tamaño del que tiene actualmente y mediría unos 65 metros. 

La renovación y construcción de baños forma parte también del plan de remodelación en el que trabaja la Provincia y un punto central que genera inconvenientes sobre todo en los eventos de mayor concurrencia que se desarrollan allí. Además, desde el Instituto de Cultura indicaron que se harán nuevos camarines, sala de ensayo para los artistas, oficinas y todo tipo de mejoras en el predio.

Aunque se encuentra en etapa de análisis y elaboración final del proyecto, se espera que el llamado a licitación para los trabajos necesarios pueda darse dentro de algunas semanas para que la intervención arranque este año. 

La remodelación prácticamente a nuevo del anfiteatro demandaría al menos dos años, por lo que se ejecutaría en dos etapas. En la primera, se prevé mejorar todo lo relacionado con el escenario, la cubierta y las butacas. En tanto, en un segundo tramo se harían los baños y varios espacios comunitarios. 

Si bien el Taragüí Rock se realizará este año en otro lugar por las obras que se prevén en el Cocomarola, aseguran que la Fiesta del Chamamé 2018 sí se desarrollará en su tradicional escenario. Para ello, los primero trabajos incluirán algunas estructuras provisorias que serán renovadas y cambiadas por las definitivas a partir de febrero, una vez finalizada la 28° edición.

De esta manera, en los próximos años se vería transformada de manera importante la fisonomía del Cocomarola, un escenario importante por su significado histórico y por estar emparentado directamente al chamamé, desde su nombre en honor al “Taita” y albergando hace muchos años la fiesta musical más importante de la región. Además, Corrientes carece de espacios con características similares en cuanto a capacidad y accesos.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error