Los soldados correntinos identificados en Malvinas
ellitoral.com.ar

Viernes 19de Octubre de 2018CORRIENTES21°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$35,70

Dolar Venta:$37,50

Los soldados correntinos identificados en Malvinas

Avalos, Omar Alberto (FOTOS GENTILEZA: Infobae)
Ferrau, José Ramón
Ruiz Díaz, Gabino
Leyes, Roberto
Mendoza, Irineo
Ojeda, Guillermo Raúl
Rodríguez, Andrés Daniel
Verdún, Roberto

De los 90 soldados reconocidos en el Cementerio Darwin, once eran correntinos. Hoy familiares llegaron hasta el lugar y siguieron la celebración religiosa sentados en sillas dispuestas frente a las tumbas de sus seres queridos y otros directamente sentados sobre las piedras de la sepultura. 

Ávalos, Omar Alberto   

Nacido en Mercedes, Corrientes, acudió a la guerra con apenas 18 años y solo tres meses después de haber comenzado el servicio militar obligatorio. Era una persona muy reservada, muy callada y, según su familia, extremadamente responsable.      

La familia nunca recibió la notificación oficial de la muerte por parte de las autoridades militares. Algunos ex compañeros aseguraron que murió el 28 de mayo durante la batalla de la Pradera del Ganso.  

Su padre don Pedro, que fuera peón alambrador en una famosa estancia mercedina, recibió con emoción a los 84 años la noticia de que su hijo había sido identificado. 

Ferrau, José Ramón        

Nació en Corrientes y vivió durante la mayor parte de su vida en la zona rural de la ciudad de Mercedes, donde hizo el servicio militar. Vivía en una casa sencilla, sin luz ni gas junto a sus padres y sus ocho hermanos.  Fue ayudante de su tío en un taller mecánico llamado "Monchito", en honor a su apodo. También trabajó como tractorista y en sus ratos libres disfrutaba de su pasión por las carreras cuadreras.

Su muerte fue uno de los hechos más confusos de la guerra. El Estado dio en un inicio precisiones sobre su paradero, pero luego fueron datos erróneos.   

Diez años después del combate, un ex combatiente les dijo a sus padres que Ferrau había sido ejecutado por las fuerzas británicas cuando agonizaba por haber pisado una mina. Esa historia era falsa: gracias al cotejo de los análisis de ADN, se comprobó que su cuerpo recibió cuatro disparos de balas y no tenía quemaduras. Cayó en la Batalla de la Pradera de Ganso.

Ferreyra, Diego

Diego Ferreyra nació en el marco de una familia muy humilde en Costa Batel, Corrientes. Según relató su hermano Fabián, era un chico con las costumbres típicas del campo. Amaba a los caballos más que a cualquier otra cosa en el mundo.      

Realizó el servicio militar en Río Grande, Tierra del Fuego, y luego fue trasladado a las Islas Malvinas. Murió el último día de la guerra, durante la madrugada del 14 de junio en el Monte Tumbledown, cuando la cuarta sección de la compañía BIM 5 a la que pertenecía fue atacada por la retaguardia.      

Durante los años posteriores se le rindieron numerosos homenajes. Hoy, una escuela de Costa Batel lleva su nombre y también aparece en la letra de un chamamé escrito por Julián Zini y Mario Bofill llamado "Los Ramones", en el que se conmemora a los soldados correntinos caídos en las Islas. 

Leyes, Roberto

Fue uno de los tantos soldados correntinos caídos en Malvinas. Realizó el servicio militar en el Batallón de Infantería de Marina Nº 5 de Río Grande, Tierra del Fuego. Ya en las Islas, formó parte de la 3ª sección de Tiradores de la Compañía "Mar".

Fue uno de los últimos tres soldados argentinos que murieron en las Islas. De hecho, perdió la vida en un combate producido aún después del rendimiento de la Argentina.

Ocurrió el 14 de junio en la colina Sapper Hill. Leyes formaba parte de un escuadrón que nunca pudo enterarse del final de la guerra. La declaración de alto el fuego se dio a las 10 de la mañana y su última batalla en la colina comenzó poco después de las 12 del mediodía. 

Parte del batallón de Infantería Nº 5 intentó rechazar un helidesembarco en las inmediaciones. En el enfrentamiento posterior, Leyes perdió la vida, como también sus compañeros Sergio Robledo y Eleodoro Monzón.

Mendoza, Ireneo

Ireneo Mendoza era otro correntino que se incorporó al Regimiento de Infantería Mecanizado Nº 12, en Mercedes. Se lo consideraba muy alegre y capaz de sacar una sonrisa de sus compañeros aun en los momentos más difíciles.
   
Murió el 28 de mayo en el terrible combate del Cerro Darwin, donde perdieron la vida unos 12 de los 70 soldados presentes en el conflicto. Fue la primera y única batalla diurna de la guerra.

Al momento de su muerte, Mendoza intentaba reforzar el techo de su refugio con chapa de zinc. Estuvo desprotegido durante apenas unos minutos, pero fue suficiente como para ser alcanzado por disparos.

Ojeda, Guillermo Raúl

Guillermo Ojeda nació en Corrientes pero se fue junto a dos de sus hermanos a Buenos Aires de muy joven. Según relató su madre, Paula Francisca Borda, Guillermo viajó a Malvinas como voluntario para evitar que alguno de sus hermanos menores tuviera que hacerlo.

"Él se iba a dar la vida por sus hermanos y dio su vida por Gerardo, que también estaba haciendo el servicio militar", dijo. Con su hermano Gerardo, Ojeda compartió la pasión por el fútbol y por la pesca en la Costanera sur. 

Murió el 10 de junio de 1982 después de recibir un disparo letal en el estómago en las inmediaciones de la capital de Malvinas.

Rodríguez, Andrés Daniel

Nació en Santo Tomé, Corrientes, el 13 de septiembre de 1963. Tenía seis hermanas y era muy fanático del fútbol y de Boca. Los familiares se referían a él como "Dani". Vivió en su ciudad natal hasta los 16 años, cuando se mudó a Buenos Aires. Era muy sensible y no temía al exponerse sentimentalmente ante los demás. Le gustaba la música de León Gieco y el country rock.

Formaba parte del Regimiento de Infantería N° 4 y llegó a las Islas Malvinas el 27 de abril. Después de defender las posiciones en los montes Harriett y Two Sisters, murió el 6 de junio cuando intentaba hacer frente al ataque de un helicóptero británico en el Monte Dos Hermanas. 

La escuela primaria "Gobernador Ruiz", en el Paraje Atalaya, donde él cursó hoy lleva su nombre. Ese mismo establecimiento donde durante su séptimo grado acudía cada día del ciclo con la letra de "Sólo le pido a Dios", de León Gieco en su tapa.

Rodríguez, Macedonio

Macedonio Rodríguez murió a los 19 años el 13 de junio de 1982. Combatió en Monte Longdon frente a los paracaidistas británicos. En 1999, María Inés, su madre, reclamaba por la aparición de su cuerpo: "Si supiera dónde está me acostumbraría a la idea. Pero él no fue identificado. Nunca lo voy a saber". 

Había nacido en San Luis del Palmar, Corrientes, en septiembre de 1962. Llegó a Malvinas con el Regimiento de Infantería 7 de La Plata, en donde hizo el servicio militar.

Ruiz Díaz, Gabino

Gabino Ruiz Díaz era correntino. Nació en Colonia La Elisa, Corrientes. Lo apodaban "Cambacito" y murió el 29 de mayo con 19 años, cuando un batallón de paracaidistas británicos atacó su puesto en Goose Green.

Su caso es emblemático en estos días. Apenas llegado a Malvinas, "Cambacito" decidió anotar su número de DNI en una chapita identificatoria dentro de las Islas. Precísamente, ese número 16404614 fue el que permitió a Julio Cao, presidente de la fundación No Me Olvides, corroborar que Ruiz Díaz era el primer "soldado argentino sólo conocido por Dios" identificado.

Su chapita identificatoria fue, precisamente, el objeto que más llamó la atención a Cao de los que le fueron enseñados en un principio por el coronel inglés Geoffrey Cardozo.

Segovia, Higinio 

Higinio Segovia formaba parte de una familia de nueve hermanos en una familia muy modesta de Colonia Porvenir, en Goya, Corrientes. "A Higinio le gustaba trabajar. Ninguno de nosotros supo que se iba a la guerra. La última vez que vino a visitarnos, se despidió y le dijo a papá que no trabajara tanto, que se quedara con la familia", recordó su hermana Marta. 

Su muerte en Malvinas nunca terminó de quedar clara. A raíz de algunos testimonios de ex combatientes, la secretaría de Relaciones Institucionales del Centro de ex Combatientes de Malvinas (CECIM) para elevar un reclamo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: aseguró que Segovia junto a otros dos conscriptos habrían muerto en las Islas por inanición.

Verdún, Roberto

Nacido en Cruz de los Milagros, Corrientes. Ya estaba de baja del servicio militar obligatorio cuando fue convocado para acudir a las Islas Malvinas. Viajó junto a su primo Aníbal "Pepe" Verdún como integrantes de la sección 4 de Monte Caseros. 

Según comentaron algunos ex combatientes, Roberto se mostraba relajado y feliz en cada tiempo muerto dentro de los pozos de zorro. "Sabía que su destino estaba en Malvinas. A varios les dijo que quedaría en las Islas y así fue", relataron sus ex compañeros. 

Murió en la madrugada del 12 de junio tras un ataque tenaza de las fuerzas británicas en el Monte Dos Hermanas.

El intendente actual de Cruz de los Milagros es José Oscar Vergés, quien combatiera como compañero de Verdún en las Islas. 

*Con información de Infobae

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Los soldados correntinos identificados en Malvinas

De los 90 soldados reconocidos en el Cementerio Darwin, once eran correntinos. Hoy familiares llegaron hasta el lugar y siguieron la celebración religiosa sentados en sillas dispuestas frente a las tumbas de sus seres queridos y otros directamente sentados sobre las piedras de la sepultura. 

Ávalos, Omar Alberto   

Nacido en Mercedes, Corrientes, acudió a la guerra con apenas 18 años y solo tres meses después de haber comenzado el servicio militar obligatorio. Era una persona muy reservada, muy callada y, según su familia, extremadamente responsable.      

La familia nunca recibió la notificación oficial de la muerte por parte de las autoridades militares. Algunos ex compañeros aseguraron que murió el 28 de mayo durante la batalla de la Pradera del Ganso.  

Su padre don Pedro, que fuera peón alambrador en una famosa estancia mercedina, recibió con emoción a los 84 años la noticia de que su hijo había sido identificado. 

Ferrau, José Ramón        

Nació en Corrientes y vivió durante la mayor parte de su vida en la zona rural de la ciudad de Mercedes, donde hizo el servicio militar. Vivía en una casa sencilla, sin luz ni gas junto a sus padres y sus ocho hermanos.  Fue ayudante de su tío en un taller mecánico llamado "Monchito", en honor a su apodo. También trabajó como tractorista y en sus ratos libres disfrutaba de su pasión por las carreras cuadreras.

Su muerte fue uno de los hechos más confusos de la guerra. El Estado dio en un inicio precisiones sobre su paradero, pero luego fueron datos erróneos.   

Diez años después del combate, un ex combatiente les dijo a sus padres que Ferrau había sido ejecutado por las fuerzas británicas cuando agonizaba por haber pisado una mina. Esa historia era falsa: gracias al cotejo de los análisis de ADN, se comprobó que su cuerpo recibió cuatro disparos de balas y no tenía quemaduras. Cayó en la Batalla de la Pradera de Ganso.

Ferreyra, Diego

Diego Ferreyra nació en el marco de una familia muy humilde en Costa Batel, Corrientes. Según relató su hermano Fabián, era un chico con las costumbres típicas del campo. Amaba a los caballos más que a cualquier otra cosa en el mundo.      

Realizó el servicio militar en Río Grande, Tierra del Fuego, y luego fue trasladado a las Islas Malvinas. Murió el último día de la guerra, durante la madrugada del 14 de junio en el Monte Tumbledown, cuando la cuarta sección de la compañía BIM 5 a la que pertenecía fue atacada por la retaguardia.      

Durante los años posteriores se le rindieron numerosos homenajes. Hoy, una escuela de Costa Batel lleva su nombre y también aparece en la letra de un chamamé escrito por Julián Zini y Mario Bofill llamado "Los Ramones", en el que se conmemora a los soldados correntinos caídos en las Islas. 

Leyes, Roberto

Fue uno de los tantos soldados correntinos caídos en Malvinas. Realizó el servicio militar en el Batallón de Infantería de Marina Nº 5 de Río Grande, Tierra del Fuego. Ya en las Islas, formó parte de la 3ª sección de Tiradores de la Compañía "Mar".

Fue uno de los últimos tres soldados argentinos que murieron en las Islas. De hecho, perdió la vida en un combate producido aún después del rendimiento de la Argentina.

Ocurrió el 14 de junio en la colina Sapper Hill. Leyes formaba parte de un escuadrón que nunca pudo enterarse del final de la guerra. La declaración de alto el fuego se dio a las 10 de la mañana y su última batalla en la colina comenzó poco después de las 12 del mediodía. 

Parte del batallón de Infantería Nº 5 intentó rechazar un helidesembarco en las inmediaciones. En el enfrentamiento posterior, Leyes perdió la vida, como también sus compañeros Sergio Robledo y Eleodoro Monzón.

Mendoza, Ireneo

Ireneo Mendoza era otro correntino que se incorporó al Regimiento de Infantería Mecanizado Nº 12, en Mercedes. Se lo consideraba muy alegre y capaz de sacar una sonrisa de sus compañeros aun en los momentos más difíciles.
   
Murió el 28 de mayo en el terrible combate del Cerro Darwin, donde perdieron la vida unos 12 de los 70 soldados presentes en el conflicto. Fue la primera y única batalla diurna de la guerra.

Al momento de su muerte, Mendoza intentaba reforzar el techo de su refugio con chapa de zinc. Estuvo desprotegido durante apenas unos minutos, pero fue suficiente como para ser alcanzado por disparos.

Ojeda, Guillermo Raúl

Guillermo Ojeda nació en Corrientes pero se fue junto a dos de sus hermanos a Buenos Aires de muy joven. Según relató su madre, Paula Francisca Borda, Guillermo viajó a Malvinas como voluntario para evitar que alguno de sus hermanos menores tuviera que hacerlo.

"Él se iba a dar la vida por sus hermanos y dio su vida por Gerardo, que también estaba haciendo el servicio militar", dijo. Con su hermano Gerardo, Ojeda compartió la pasión por el fútbol y por la pesca en la Costanera sur. 

Murió el 10 de junio de 1982 después de recibir un disparo letal en el estómago en las inmediaciones de la capital de Malvinas.

Rodríguez, Andrés Daniel

Nació en Santo Tomé, Corrientes, el 13 de septiembre de 1963. Tenía seis hermanas y era muy fanático del fútbol y de Boca. Los familiares se referían a él como "Dani". Vivió en su ciudad natal hasta los 16 años, cuando se mudó a Buenos Aires. Era muy sensible y no temía al exponerse sentimentalmente ante los demás. Le gustaba la música de León Gieco y el country rock.

Formaba parte del Regimiento de Infantería N° 4 y llegó a las Islas Malvinas el 27 de abril. Después de defender las posiciones en los montes Harriett y Two Sisters, murió el 6 de junio cuando intentaba hacer frente al ataque de un helicóptero británico en el Monte Dos Hermanas. 

La escuela primaria "Gobernador Ruiz", en el Paraje Atalaya, donde él cursó hoy lleva su nombre. Ese mismo establecimiento donde durante su séptimo grado acudía cada día del ciclo con la letra de "Sólo le pido a Dios", de León Gieco en su tapa.

Rodríguez, Macedonio

Macedonio Rodríguez murió a los 19 años el 13 de junio de 1982. Combatió en Monte Longdon frente a los paracaidistas británicos. En 1999, María Inés, su madre, reclamaba por la aparición de su cuerpo: "Si supiera dónde está me acostumbraría a la idea. Pero él no fue identificado. Nunca lo voy a saber". 

Había nacido en San Luis del Palmar, Corrientes, en septiembre de 1962. Llegó a Malvinas con el Regimiento de Infantería 7 de La Plata, en donde hizo el servicio militar.

Ruiz Díaz, Gabino

Gabino Ruiz Díaz era correntino. Nació en Colonia La Elisa, Corrientes. Lo apodaban "Cambacito" y murió el 29 de mayo con 19 años, cuando un batallón de paracaidistas británicos atacó su puesto en Goose Green.

Su caso es emblemático en estos días. Apenas llegado a Malvinas, "Cambacito" decidió anotar su número de DNI en una chapita identificatoria dentro de las Islas. Precísamente, ese número 16404614 fue el que permitió a Julio Cao, presidente de la fundación No Me Olvides, corroborar que Ruiz Díaz era el primer "soldado argentino sólo conocido por Dios" identificado.

Su chapita identificatoria fue, precisamente, el objeto que más llamó la atención a Cao de los que le fueron enseñados en un principio por el coronel inglés Geoffrey Cardozo.

Segovia, Higinio 

Higinio Segovia formaba parte de una familia de nueve hermanos en una familia muy modesta de Colonia Porvenir, en Goya, Corrientes. "A Higinio le gustaba trabajar. Ninguno de nosotros supo que se iba a la guerra. La última vez que vino a visitarnos, se despidió y le dijo a papá que no trabajara tanto, que se quedara con la familia", recordó su hermana Marta. 

Su muerte en Malvinas nunca terminó de quedar clara. A raíz de algunos testimonios de ex combatientes, la secretaría de Relaciones Institucionales del Centro de ex Combatientes de Malvinas (CECIM) para elevar un reclamo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: aseguró que Segovia junto a otros dos conscriptos habrían muerto en las Islas por inanición.

Verdún, Roberto

Nacido en Cruz de los Milagros, Corrientes. Ya estaba de baja del servicio militar obligatorio cuando fue convocado para acudir a las Islas Malvinas. Viajó junto a su primo Aníbal "Pepe" Verdún como integrantes de la sección 4 de Monte Caseros. 

Según comentaron algunos ex combatientes, Roberto se mostraba relajado y feliz en cada tiempo muerto dentro de los pozos de zorro. "Sabía que su destino estaba en Malvinas. A varios les dijo que quedaría en las Islas y así fue", relataron sus ex compañeros. 

Murió en la madrugada del 12 de junio tras un ataque tenaza de las fuerzas británicas en el Monte Dos Hermanas.

El intendente actual de Cruz de los Milagros es José Oscar Vergés, quien combatiera como compañero de Verdún en las Islas. 

*Con información de Infobae