ellitoral.com.ar

Domingo 17 de Noviembre de 2019 CORRIENTES23°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $57,50

Dolar Venta: $62,50

La Afip dio de alta a unos 2 mil estudiantes que realizan prácticas profesionalizantes

Alumnos y alumnas de Corrientes están registrados en una nomenclatura especial, gracias a un convenio entre el organismo y la Nación. La medida les permitirá acceder a beneficios como transporte, comedor y tiempos de descanso.
 

Cerca de 2 mil estudiantes correntinos que realizan prácticas profesionalizantes fueron dados de alta en la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), a partir de un convenio con los ministerios nacionales de Educación y de Trabajo. Según destacaron desde la Provincia, se trata de un alto número de inscriptos en relación a otras jurisdicciones, quienes contarán ahora con más beneficios a la hora de realizar su labor educativa.
Si bien fue anunciado la semana pasada, el acuerdo ya rige desde hace casi dos meses. Se trata de una nueva modalidad de contrato para que las empresas y pymes puedan inscribir en la Afip a los alumnos y alumnas que realicen prácticas profesionalizantes a través del sistema de alta temprana. Desde Nación aseguran que la medida beneficiaría a 80.000 estudiantes del último año de las instituciones de Educación Técnico Profesional, y que “viene a resolver una larga demanda por parte de las grandes, medianas y pequeñas empresas que manifestaban la necesidad de reconocer y registrar a los estudiantes”.
El director de Enseñanza Técnica de la Provincia, Ramón Sampayo, comentó a El Litoral que antes de esto, “Afip no tenía la nomenclatura de pasantes” para los estudiantes, y por ello “las empresas tenían problemas cuando Trabajo realizaba inspecciones, quedando como que tenían gente en negro”. Además, señaló que en Corrientes la cobertura abarca a “entre 1.500 y 2.000 personas”, y que se trata de una cantidad alta en relación a los números que se manejan en otras jurisdicciones.
En este sentido, desde Nación informaron que, para acceder al régimen, las empresas deberán “suscribir un convenio con las autoridades educativas de la jurisdicción correspondiente, otorgar a los estudiantes los beneficios con los que cuenta su personal (tales como transporte, comedor y tiempos de descanso), brindar protección de seguro para resguardar su actividad, designar un tutor para cada estudiante o grupo, y extender los certificados correspondientes”.
La prácticas profesionalizantes son actividades formativas que los estudiantes desarrollan en distintos ámbitos como empresas privadas y públicas, u organizaciones civiles; con el propósito de ampliar y consolidar capacidades propias del perfil profesional en el cual se están formando. “Son situaciones de aprendizaje, instancias formativas, para que los chicos de instituciones técnicas puedan tener prácticas en un ámbito laboral. La empresa se convierte así en un entorno formativo más”, detalló el director del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (Inet), Leandro Goroyesky. “Estas prácticas son necesarias para desarrollar capacidades, no sólo técnicas, sino propias de un ámbito laboral. Al ser actividades educativas, de ninguna manera generan una relación laboral con la empresa”, agregó el funcionario.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

La Afip dio de alta a unos 2 mil estudiantes que realizan prácticas profesionalizantes

Alumnos y alumnas de Corrientes están registrados en una nomenclatura especial, gracias a un convenio entre el organismo y la Nación. La medida les permitirá acceder a beneficios como transporte, comedor y tiempos de descanso.
 

Cerca de 2 mil estudiantes correntinos que realizan prácticas profesionalizantes fueron dados de alta en la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), a partir de un convenio con los ministerios nacionales de Educación y de Trabajo. Según destacaron desde la Provincia, se trata de un alto número de inscriptos en relación a otras jurisdicciones, quienes contarán ahora con más beneficios a la hora de realizar su labor educativa.
Si bien fue anunciado la semana pasada, el acuerdo ya rige desde hace casi dos meses. Se trata de una nueva modalidad de contrato para que las empresas y pymes puedan inscribir en la Afip a los alumnos y alumnas que realicen prácticas profesionalizantes a través del sistema de alta temprana. Desde Nación aseguran que la medida beneficiaría a 80.000 estudiantes del último año de las instituciones de Educación Técnico Profesional, y que “viene a resolver una larga demanda por parte de las grandes, medianas y pequeñas empresas que manifestaban la necesidad de reconocer y registrar a los estudiantes”.
El director de Enseñanza Técnica de la Provincia, Ramón Sampayo, comentó a El Litoral que antes de esto, “Afip no tenía la nomenclatura de pasantes” para los estudiantes, y por ello “las empresas tenían problemas cuando Trabajo realizaba inspecciones, quedando como que tenían gente en negro”. Además, señaló que en Corrientes la cobertura abarca a “entre 1.500 y 2.000 personas”, y que se trata de una cantidad alta en relación a los números que se manejan en otras jurisdicciones.
En este sentido, desde Nación informaron que, para acceder al régimen, las empresas deberán “suscribir un convenio con las autoridades educativas de la jurisdicción correspondiente, otorgar a los estudiantes los beneficios con los que cuenta su personal (tales como transporte, comedor y tiempos de descanso), brindar protección de seguro para resguardar su actividad, designar un tutor para cada estudiante o grupo, y extender los certificados correspondientes”.
La prácticas profesionalizantes son actividades formativas que los estudiantes desarrollan en distintos ámbitos como empresas privadas y públicas, u organizaciones civiles; con el propósito de ampliar y consolidar capacidades propias del perfil profesional en el cual se están formando. “Son situaciones de aprendizaje, instancias formativas, para que los chicos de instituciones técnicas puedan tener prácticas en un ámbito laboral. La empresa se convierte así en un entorno formativo más”, detalló el director del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (Inet), Leandro Goroyesky. “Estas prácticas son necesarias para desarrollar capacidades, no sólo técnicas, sino propias de un ámbito laboral. Al ser actividades educativas, de ninguna manera generan una relación laboral con la empresa”, agregó el funcionario.