Stanovnik: “La Pascua cristiana es la fiesta de la vida nueva que no acabará nunca”
ellitoral.com.ar

Lunes 15 de Julio de 2019 CORRIENTES22°Pronóstico Extendido clima_sol

Dolar Compra: $41,40

Dolar Venta: $43,40

Stanovnik: “La Pascua cristiana es la fiesta de la vida nueva que no acabará nunca”

El prelado presidió anoche la misa de vigilia y hoy recibirá el saludo de los laicos, desde las 10, en la sede del Arzobispado. Además, en diferentes horarios se realizarán actos litúrgicos por la resurrección, epicentro de la fe.
 

imagen_1

 “Esta noche santa estalla de gozo porque Cristo triunfó sobre la muerte, y sobre todo lo que conduce al hombre y a la creación a la corrupción”. Con esas palabras el arzobispo Andrés Stanovnik dio por iniciada la celebración pascual en el marco de la misa de vigilia que presidió anoche en la Iglesia Catedral.
Es que el cristianismo hoy está de fiesta, dado que la Pascua es la fecha más importante del calendario litúrgico porque la resurrección es el fundamento que da sentido a la fe. En este marco, se celebrarán misas en todas las parroquias de la ciudad donde se encenderá el cirio pascual en representación a la luz de Cristo resucitado.
Además, como ya es costumbre, hoy a las 10 en la sede arzobispal (ubicada en 9 de Julio 1543) los laicos ofrecerán un saludo pascual al arzobispo. Una expresión de fraternidad que se renueva todos los años.

Vigilia
Llegando a la culminación de la Semana Santa, anoche el arzobispo presidió la solemne vigilia pascual en la Catedral. En este marco, recordó las escenas centrales de la resurrección e instó a los presentes a dejar atrás las “obras mundanas” y celebrar “la vida nueva”.
En primer lugar, invitó a los presentes a celebrar la Pascua “inflamados con los deseos celestiales”. Al respecto, el obispo explicó: “Son aquellos que se contraponen a las obras mundanas. Es decir la envidia y el odio; la pereza y la indiferencia; la cobardía y las omisiones; el materialismo y la sensualidad; la injusticia y el soborno. Los deseos celestiales nacen en un corazón puro”. 
En dicha oportunidad, además, desmitificó la idea de que el conocimiento y la creencia no se pueden complementar. “Recordemos, por ejemplo, que Einstein, uno de los más grandes científicos contemporáneos, era un hombre profundamente creyente, para quien su ciencia no fue impedimento para creer. Con este hombre de ciencia, y tantos otros, nos encontramos con alguien que supo profundizar el saber y el creer y descubrir que ambos son caminos necesarios y complementarios para conocer la verdad”, afirmó monseñor.
Dicho esto, recordó los diversos testimonios bíblicos que resaltan la resurrección de Jesús. “A lo largo de los siglos, la certeza de la fe en la resurrección de Jesús, ha permanecido inconmovible. Es más, una prueba incontestable de que Jesús resucitó, vive para siempre, y está en medio nuestro, es la innumerable multitud de mártires en los primeros siglos hasta hoy, que no dudan en dar la vida por defender la fe”. 
“La fe cristiana se basa, como decíamos, en evidencias y en testimonios valientes y ejemplares de un humanismo que no tiene comparación en la historia humana”, afirmó el obispo ante la multitud de fieles que se concentraron en la Iglesia Catedral.
Para cerrar, el arzobispo sintetizó: “La Pascua cristiana es la fiesta de la vida, de la vida nueva que no acabará nunca. Por eso, renovemos gozosos nuestra fe en Jesucristo muerto y resucitado. En El fuimos bautizados y enviados a la misión. Que nuestros sentimientos, palabras y acciones den testimonio alegre y valiente de nuestro bautismo. Y que la bienaventurada Virgen María nos acompañe y proteja siempre”.

Horarios
En honor a la Pascua de Resurrección habrá misas en: la Iglesia Catedral a las 9, a las 11, a las 20 y a las 22. 
En María Auxiliadora se realizará a las 9.30. En Santa Rita, a las 10 y a las 19.
En el Santuario de La Cruz de Los Milagros se llevará adelante la misa a las 8 y a las 20. 
En Nuestra Señora de La Merced a las 20, y en Jesús Nazareno a las 12 y a las 21.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Stanovnik: “La Pascua cristiana es la fiesta de la vida nueva que no acabará nunca”

El prelado presidió anoche la misa de vigilia y hoy recibirá el saludo de los laicos, desde las 10, en la sede del Arzobispado. Además, en diferentes horarios se realizarán actos litúrgicos por la resurrección, epicentro de la fe.
 

 “Esta noche santa estalla de gozo porque Cristo triunfó sobre la muerte, y sobre todo lo que conduce al hombre y a la creación a la corrupción”. Con esas palabras el arzobispo Andrés Stanovnik dio por iniciada la celebración pascual en el marco de la misa de vigilia que presidió anoche en la Iglesia Catedral.
Es que el cristianismo hoy está de fiesta, dado que la Pascua es la fecha más importante del calendario litúrgico porque la resurrección es el fundamento que da sentido a la fe. En este marco, se celebrarán misas en todas las parroquias de la ciudad donde se encenderá el cirio pascual en representación a la luz de Cristo resucitado.
Además, como ya es costumbre, hoy a las 10 en la sede arzobispal (ubicada en 9 de Julio 1543) los laicos ofrecerán un saludo pascual al arzobispo. Una expresión de fraternidad que se renueva todos los años.

Vigilia
Llegando a la culminación de la Semana Santa, anoche el arzobispo presidió la solemne vigilia pascual en la Catedral. En este marco, recordó las escenas centrales de la resurrección e instó a los presentes a dejar atrás las “obras mundanas” y celebrar “la vida nueva”.
En primer lugar, invitó a los presentes a celebrar la Pascua “inflamados con los deseos celestiales”. Al respecto, el obispo explicó: “Son aquellos que se contraponen a las obras mundanas. Es decir la envidia y el odio; la pereza y la indiferencia; la cobardía y las omisiones; el materialismo y la sensualidad; la injusticia y el soborno. Los deseos celestiales nacen en un corazón puro”. 
En dicha oportunidad, además, desmitificó la idea de que el conocimiento y la creencia no se pueden complementar. “Recordemos, por ejemplo, que Einstein, uno de los más grandes científicos contemporáneos, era un hombre profundamente creyente, para quien su ciencia no fue impedimento para creer. Con este hombre de ciencia, y tantos otros, nos encontramos con alguien que supo profundizar el saber y el creer y descubrir que ambos son caminos necesarios y complementarios para conocer la verdad”, afirmó monseñor.
Dicho esto, recordó los diversos testimonios bíblicos que resaltan la resurrección de Jesús. “A lo largo de los siglos, la certeza de la fe en la resurrección de Jesús, ha permanecido inconmovible. Es más, una prueba incontestable de que Jesús resucitó, vive para siempre, y está en medio nuestro, es la innumerable multitud de mártires en los primeros siglos hasta hoy, que no dudan en dar la vida por defender la fe”. 
“La fe cristiana se basa, como decíamos, en evidencias y en testimonios valientes y ejemplares de un humanismo que no tiene comparación en la historia humana”, afirmó el obispo ante la multitud de fieles que se concentraron en la Iglesia Catedral.
Para cerrar, el arzobispo sintetizó: “La Pascua cristiana es la fiesta de la vida, de la vida nueva que no acabará nunca. Por eso, renovemos gozosos nuestra fe en Jesucristo muerto y resucitado. En El fuimos bautizados y enviados a la misión. Que nuestros sentimientos, palabras y acciones den testimonio alegre y valiente de nuestro bautismo. Y que la bienaventurada Virgen María nos acompañe y proteja siempre”.

Horarios
En honor a la Pascua de Resurrección habrá misas en: la Iglesia Catedral a las 9, a las 11, a las 20 y a las 22. 
En María Auxiliadora se realizará a las 9.30. En Santa Rita, a las 10 y a las 19.
En el Santuario de La Cruz de Los Milagros se llevará adelante la misa a las 8 y a las 20. 
En Nuestra Señora de La Merced a las 20, y en Jesús Nazareno a las 12 y a las 21.