ellitoral.com.ar

Domingo 21de Julio de 2019CORRIENTES22°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$41,40

Dolar Venta:$43,40

26 de junio

Por Juan Carlos Raffo

 Corría el año 1847... y se reorganizaba el Ejército de Corrientes. Lo ordenó el gobernador Joaquín Madariaga ante la amenaza que significaba nuevamente el general Justo José de Urquiza, quien por entonces se aprestaba a invadir la provincia con tropas de Entre Ríos e inclusive engrosada con oficiales y soldados correntinos.
De esta forma, Corrientes se ponía en posición de combate defensivo y el cuartel general se constituyó en el paraje denominado Oratorio Rolón (San Roque). En la zona sur de Corrientes se inició la instalación de una línea defensiva a cargo del coronel Juan Andrés Ricarde y del teniente coronel Cáceres.
El 15 de agosto de 1846 se había celebrado el Tratado de Alcaráz entre los gobierno de Corrientes y Entre Ríos, pero desinteligencias posteriores condujeron a su anulación y el gobernador de Buenos Aires ordenó a Urquiza hacer la guerra a Corrientes. 
El 28 de julio de 1847 el gobernador de Corrientes informó al pueblo que la guerra nuevamente se encendía al fracasar las negociaciones abiertas por los tratados de Alcaráz. Ese mismo día ordenó la reunión del ejército y nombró jefe de Estado Mayor a su hermano Juan Madariaga. 
Se estableció el ejército en San Roque, dejando todo el sur de la provincia a merced de Urquiza, quien sumó a sus filas a hombres como Nicanor Cáceres y muchos otros. 
El número de correntinos que acompañó a Urquiza en esta campaña fueron cerca de 2.000 y al frente de ellos marchaban los hermanos Benjamín y José Antonio Virasoro. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

26 de junio

Por Juan Carlos Raffo

 Corría el año 1847... y se reorganizaba el Ejército de Corrientes. Lo ordenó el gobernador Joaquín Madariaga ante la amenaza que significaba nuevamente el general Justo José de Urquiza, quien por entonces se aprestaba a invadir la provincia con tropas de Entre Ríos e inclusive engrosada con oficiales y soldados correntinos.
De esta forma, Corrientes se ponía en posición de combate defensivo y el cuartel general se constituyó en el paraje denominado Oratorio Rolón (San Roque). En la zona sur de Corrientes se inició la instalación de una línea defensiva a cargo del coronel Juan Andrés Ricarde y del teniente coronel Cáceres.
El 15 de agosto de 1846 se había celebrado el Tratado de Alcaráz entre los gobierno de Corrientes y Entre Ríos, pero desinteligencias posteriores condujeron a su anulación y el gobernador de Buenos Aires ordenó a Urquiza hacer la guerra a Corrientes. 
El 28 de julio de 1847 el gobernador de Corrientes informó al pueblo que la guerra nuevamente se encendía al fracasar las negociaciones abiertas por los tratados de Alcaráz. Ese mismo día ordenó la reunión del ejército y nombró jefe de Estado Mayor a su hermano Juan Madariaga. 
Se estableció el ejército en San Roque, dejando todo el sur de la provincia a merced de Urquiza, quien sumó a sus filas a hombres como Nicanor Cáceres y muchos otros. 
El número de correntinos que acompañó a Urquiza en esta campaña fueron cerca de 2.000 y al frente de ellos marchaban los hermanos Benjamín y José Antonio Virasoro.