ellitoral.com.ar

Martes 17 de Septiembre de 2019 CORRIENTES14°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $54,50

Dolar Venta: $58,00

Remiseros advierten que subas de respuestos y 0 km podrían afectar la calidad del servicio

El mantenimiento se encareció tras la escalada del dólar y los trabajadores optan por segundas marcas. Temen un “envejecimiento” del parque automotor ante las dificultades para renovar los móviles.
 

Por la baja demanda y el encarecimiento de los insumos, los remiseros de la ciudad mantienen su preocupación desde comienzos de año, aunque la situación comenzó a agravarse con la última subida del dólar. Es que, siendo importados algunos de los productos que utilizan, el costo del mantenimiento de los vehículos aumentó de manera notable. 
En diálogo con El Litoral, el referente de la Asociación de Remiseros de Corrientes, Juan Castillo, expresó que “estamos en alerta por la calidad del servicio, que puede verse comprometida si siguen estas condiciones económicas”. 
A pesar del congelamiento de los combustibles, los trabajadores del volante señalaron que otros derivados del petróleo aumentaron recientemente. “Los aceites subieron cerca de un 10% y eso representa un costo extra para el remisero”, dijo Castillo al respecto. 
Además, el mantenimiento de los vehículos incluye algunos repuestos importados, cuyos precios están directamente atados a la moneda estadounidense. “Algunas piezas aumentaron hasta un 30% y al ser repuestos caros ese porcentaje representa bastante dinero”, agregó. 
Por el proceso inflacionario, la mano de obra en los talleres también se incrementó, elevando aún más los services que los remises deben realizar periódicamente por el nivel de desgaste que tienen los autos. 
El encarecimiento de algunas autopartes comenzó a sentirse y algunos trabajadores optan por las opciones más económicas, aunque reconocen que esto puede traer consecuencias negativas en el corto o mediano plazo. “Se empezaron a utilizar segundas marcas, las más baratas, pero que son de menor calidad”, expresó en este sentido Juan Castillo. 
Ante esta situación, los remiseros advierten que podría darse un deterioro del parque automotor con el que cuenta el servicio, revirtiendo una tendencia positiva en la ciudad en los últimos tiempos. Al respecto, señalaron que “Corrientes tiene la mayoría de los remises de poca antigüedad y en buen estado comparando con otros lugares, pero así como está la situación va a ser difícil sostenerlo”.
De esta manera, haciendo más esporádicos los mantenimientos y eligiendo marcas alternativas de repuestos, temen que el estado de los móviles comience a decaer y, por ende, la calidad del servicio en general, que por el momento consideran que es buena. 

Móviles
Además de los repuestos, preocupa a los trabajadores las fuertes subas que tuvieron los precios de los 0 kilómetro y, consecuentemente, las cuotas mensuales. Mientras que a mediados de 2017 las mensualidades eran cercanas a los $4 mil, ahora rondan los $10 mil y llegan incluso a $13 mil. 
Sobre esta cuestión, Castillo señaló que “los que están en los planes están pagando como pueden, pero a los que tengan que hacerlo de ahora en adelante se les va a hacer muy difícil”. Así, la compra de los móviles nuevos puede demorarse y aumentar la antigüedad del parque automotor que actualmente tiene un promedio de tres a cuatro años. 
Además, vender el auto usado para adquirir uno nuevo resulta también complicado. Al respecto, Castillo reconoció que “no es fácil vender los vehículos que fueron remises porque tienen un desgaste importante” por el intensivo uso diario. 

¿Te gustó la nota?

Preocupación por la expansión de Uber

Ante la llegada de Uber a Córdoba, emergió nuevamente la preocupación de los remiseros capitalinos por un posible arribo de la aplicación a Corrientes. Varios trabajadores del sector señalaron que sería negativo para la actividad, “por la situación económica”. Además, señalaron que la demanda es baja y podría empeorar. “Si llega a venir Uber, la situación va a ser mucho peor”, expresó uno de los trabajadores al respecto.

Comentarios
Logo

Remiseros advierten que subas de respuestos y 0 km podrían afectar la calidad del servicio

El mantenimiento se encareció tras la escalada del dólar y los trabajadores optan por segundas marcas. Temen un “envejecimiento” del parque automotor ante las dificultades para renovar los móviles.
 

Por la baja demanda y el encarecimiento de los insumos, los remiseros de la ciudad mantienen su preocupación desde comienzos de año, aunque la situación comenzó a agravarse con la última subida del dólar. Es que, siendo importados algunos de los productos que utilizan, el costo del mantenimiento de los vehículos aumentó de manera notable. 
En diálogo con El Litoral, el referente de la Asociación de Remiseros de Corrientes, Juan Castillo, expresó que “estamos en alerta por la calidad del servicio, que puede verse comprometida si siguen estas condiciones económicas”. 
A pesar del congelamiento de los combustibles, los trabajadores del volante señalaron que otros derivados del petróleo aumentaron recientemente. “Los aceites subieron cerca de un 10% y eso representa un costo extra para el remisero”, dijo Castillo al respecto. 
Además, el mantenimiento de los vehículos incluye algunos repuestos importados, cuyos precios están directamente atados a la moneda estadounidense. “Algunas piezas aumentaron hasta un 30% y al ser repuestos caros ese porcentaje representa bastante dinero”, agregó. 
Por el proceso inflacionario, la mano de obra en los talleres también se incrementó, elevando aún más los services que los remises deben realizar periódicamente por el nivel de desgaste que tienen los autos. 
El encarecimiento de algunas autopartes comenzó a sentirse y algunos trabajadores optan por las opciones más económicas, aunque reconocen que esto puede traer consecuencias negativas en el corto o mediano plazo. “Se empezaron a utilizar segundas marcas, las más baratas, pero que son de menor calidad”, expresó en este sentido Juan Castillo. 
Ante esta situación, los remiseros advierten que podría darse un deterioro del parque automotor con el que cuenta el servicio, revirtiendo una tendencia positiva en la ciudad en los últimos tiempos. Al respecto, señalaron que “Corrientes tiene la mayoría de los remises de poca antigüedad y en buen estado comparando con otros lugares, pero así como está la situación va a ser difícil sostenerlo”.
De esta manera, haciendo más esporádicos los mantenimientos y eligiendo marcas alternativas de repuestos, temen que el estado de los móviles comience a decaer y, por ende, la calidad del servicio en general, que por el momento consideran que es buena. 

Móviles
Además de los repuestos, preocupa a los trabajadores las fuertes subas que tuvieron los precios de los 0 kilómetro y, consecuentemente, las cuotas mensuales. Mientras que a mediados de 2017 las mensualidades eran cercanas a los $4 mil, ahora rondan los $10 mil y llegan incluso a $13 mil. 
Sobre esta cuestión, Castillo señaló que “los que están en los planes están pagando como pueden, pero a los que tengan que hacerlo de ahora en adelante se les va a hacer muy difícil”. Así, la compra de los móviles nuevos puede demorarse y aumentar la antigüedad del parque automotor que actualmente tiene un promedio de tres a cuatro años. 
Además, vender el auto usado para adquirir uno nuevo resulta también complicado. Al respecto, Castillo reconoció que “no es fácil vender los vehículos que fueron remises porque tienen un desgaste importante” por el intensivo uso diario.