Martes 02de Marzo de 2021CORRIENTES27°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$89,00

Dolar Venta:$95,00

Martes 02de Marzo de 2021CORRIENTES27°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$89,00

Dolar Venta:$95,00

/Ellitoral.com.ar/ Campo

Identificación para el manejo

Desde el Inta Curuzú Cuatiá destacaron las ventajas de manejo y gestión de los rodeos de cría mediante la individualización de los vientres en producción. Una inversión que tiene sus costos, pero los beneficios son considerables.

Un equipo de la AER Inta Curuzú Cuatiá, encabezado por Luis Rivero, elaboró un estudio en el cual señalaron la importancia de la identificación del rodeo para un manejo más eficiente. Inversión en nuevas herramientas, mano de obra calificada e innovación en el rodeo, claves para mejorar la actividad de cría.

La producción ganadera del Centro-Sur de la provincia de Corrientes se caracteriza por ser extensiva mixta (bovina y ovina) y con énfasis en la cría. En general, son empresas familiares con superficies productivas que rondan las 1.500 a 2.000 hectáreas, en donde el propietario es quien administra, con la colaboración del personal de campo. Una de las problemáticas del sector es la escasa información productiva de los rodeos, son sistemas extensivos y, en general, el productor es reticente a llevar registros, básicamente por la dificultad en la toma de los datos.

Con escasa información de los rodeos, se dificulta tener diagnósticos certeros o incluso se desconocen indicadores básicos de producción. La falta de diagnóstico claro es lo que limita la planificación y la toma de decisiones que llevan a los sistemas a ser más eficientes.

Otro de los inconvenientes estructurales, es la poca mano de obra capacitada. El personal que está actualmente en el campo es de edad avanzada, con conocimientos en cuestiones prácticas del manejo de los rodeos, aunque próximos a jubilarse. En tanto, los jóvenes poseen menos habilidades en cuanto al manejo de hacienda, aunque la ventaja es la facilidad y el desenvolvimiento con que acceden a herramientas tecnológicas que facilitan las tareas de recolección de información y manejo de los rodeos. Este cambio de generación es el que posibilitará acceder antes a tecnologías que faciliten la recolección de datos y manejo de los rodeos.

En este contexto, existe tecnología disponible como las caravanas electrónicas, que posibilitan la obtención de información de cada animal y, por ende, facilita la gestión de los rodeos de cría. Con este tipo de identificaciones, es posible el seguimiento individual del animal.

Cada uno de ellos es una unidad de producción y el resultado general es la sumatoria de estos individuos. La identificación electrónica facilita el control de stock de los establecimientos y la gestión productiva de los rodeos.

El sector de investigación está trabajando en diferentes “herramientas” que permitan un manejo de la hacienda en forma automatizada, como las balanzas al paso, puertas apartadoras automáticas, identificación de madres e hijos, entre otros. Herramientas que permiten una mejor gestión de los rodeos, con una mejor calidad de vida del personal y el dueño del establecimiento.

Para acceder a estas “herramientas tecnológicas” es condición necesaria que los rodeos estén identificados electrónicamente. Por este motivo el primer paso es el uso de las caravanas, para acceder al resto de tecnologías.

La AER Inta Curuzú Cuatiá se propone acompañar a los productores interesados en este tema. De esta manera, entre los diferentes actores (Agroveterinarias, productores y sector técnico) se logrará que la identificación electrónica se instale en el sector ganadero de cría de la región con las ventajas que esto significa.

Uno los objetivos del trabajo es validar el uso de las caravanas electrónicas para la recolección de datos de rodeos. Mejorar la gestión de estos rodeos, mediante la mejor información recolectada.

Para ello se usaron caravanas electrónicas reutilizables, plásticas, colocadas en la oreja de los animales, teniendo la precaución de colocar el lado que contiene el chip hacia delante de la oreja, de tal forma de que la misma lo proteja.

La colocación se realizó en el cepo, con pinza de caravanear tradicional y se tuvo especial cuidado en la asepsia para evitar infecciones y posteriores miasis. El lugar de colocación es entre las dos nervaduras de la oreja, y a 1/3 de distancia de la cabeza.

La lectura se realiza con bastones lectores, hay de varias marcas en el mercado, en donde es posible programar estos bastones para asociar la caravana electrónica (IE) con la caravana tradicional (IV) además de datos como peso del animal, estado corporal, resultados de tactos de preñez o ciclicidad. La información se baja del bastón directamente a una computadora en planillas tipo Excel.

Respecto a la gestión de los rodeos de cría, se está trabajando actualmente en dos categorías: las vaquillas de reposición, donde el objetivo a lograr es llegar a peso de entore a los 18 meses de edad. Normalmente los seguimientos de esta categoría se hacen mediante pesadas en forma grupal y usando el promedio de peso de la tropa.

Trabajos del Inta Curuzú Cuatiá con estos seguimientos demostraron que muchas vaquillas no se adaptan a los sistemas de recría, (suplementaciones, verdeos, etc.), y por otro lado es natural que en un grupo de individuos haya diferencias genéticas que determinen una dispersión en cuanto a ganancias de peso. La propuesta fue hacer este monitoreo, vaquilla por vaquilla, mediante el uso de las caravanas electrónicas, obteniendo información de la performance de cada individuo en los diferentes momentos de la recría.

Una de las formas de poder demostrarlo, es haciendo el seguimiento en forma individual de cada animal, la identificación electrónica facilita esta tarea, pudiendo seleccionar así, los animales más eficientes.

La otra línea de trabajo es la gestión de los vientres en general, gracias a la posibilidad de contar con información vientre por vientre, de la misma forma que se hace el monitoreo en las vaquillas, (en forma individual), se viene haciendo el seguimiento de la vida reproductiva de cada vaca en servicio.

Al estar identificadas es posible conocer la historia de cada vaca, seleccionando los vientres que se preñan todos los años, o aquellos que se adaptan mejor al sistema productivo y necesitan menos “ayuda”, como lo son los destetes temporarios o destete precoces, para poder preñarse cada año. Se puede saber cuáles son los vientres que paren sus terneros y que una vez paridos, a mismas condiciones destetan terneros más pesados (selección por producción en función a la adaptación al medio).

A partir del uso de la información recolectada por los bastones y caravanas electrónicas se pudo hacer el seguimiento de las vaquillas de recría en forma individual en cinco establecimientos de la zona, un total de 800 vaquillas que se vienen pesando desde el momento del destete (marzo 2020).

A la fecha se cuenta con una base de unos 8.000 datos. Una vez terminado el periodo de recría, se seguirá agregando información de ciclicidad, GDR, época de servicios, tactos y posteriores destetes de cada una de las vaquillas. De la misma manera, a partir del servicio primavera 2020, se identificaron la totalidad de los vientres en dos establecimientos, son 1.860 vientres en total, en donde se está llevando la información de servicio, tacto, mermas y destetes.

Innovación en cría

Si bien es una tecnología nueva para la cría, ya existe en feed lot y tambo hace bastantes años, en donde quedó demostrada su utilidad. El costo de los lectores es elevado, pero hay que considerar que es una inversión por única vez, las caravanas son reutilizables, y cuestan alrededor de un kilo de ternero cada una.

Es muy fácil el uso de estos lectores en las mangas y la información que surge es de gran utilidad para la toma de decisiones. Como toda tecnología nueva, con el tiempo se facilitará su uso. La AER Inta Curuzú Cuatiá colabora con productores y personal de campo a hacer operativa esta tecnología y acompañar en el uso de la información de las vaquillas y de los rodeos de vientres.

 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error