Carlos Izquierdoz eligió el silencio para confrontar las críticas
ellitoral.com.ar
CORRIENTES:

Carlos Izquierdoz eligió el silencio para confrontar las críticas

El defensor fue expulsado en el primer partido del año, encuentro que Boca empató con Independiente, y fueron muchas las voces que se alzaron en su contra. “Se dijeron muchas boludeces que no quise contestar”, señaló. El jugador destacó el trabajo que realizó Gustavo Alfaro en la primera parte del torneo y la rápida adaptación a lo que pidió Miguel Russo para lograr la Superliga.
 

Estudio. Izquierdoz comenzó el curso de entrenador a través de internet.

Carlos Izquierdoz, defensor de Boca Juniors, disfruta el título de la Superliga que ganó con su equipo, pero no se olvida de “todas las boludeces que dijeron” cuando fue expulsado ante Independiente en la Bombonera, en el primer partido oficial de Miguel Russo en su regreso como entrenador del “Xeneize”.
“Me dio bronca porque cuando me expulsaron salieron a decir muchas boludeces que no quise contestar en ese momento para el bien de todos, porque iba más allá del partido. ¿Qué jugador va a querer irse a los veinte minutos del partido?”, sostuvo el “Cali” Izquierdoz, de 31 años, y uno de los referentes del vestuario de Boca.
“En la primera tarjeta fui fuerte contra Pablo Pérez pero fui a la pelota, ponele que la amarilla estaba bien. En la segunda jugada ni lo toqué a (Silvio) Romero, pero el árbitro compró la caída y me echó”, recordó.
“Después dijeron que yo lo hice para ganarme a la gente, para vender humo, y un montón de barbaridades más. Y ya que les gusta hablar y escribir tanto, hubiesen hablado con mis compañeros para preguntarle cómo soy, si soy responsable o no”, dijo el futbolista.
“Fue una situación que tendría que haber evitado, pero que en los partidos ocurren y ese día nos costó un empate, nadie aseguraba que lo íbamos a ganar, pero hasta ahí estábamos mejor que Independiente”, dijo el “Cali” sobre ese partido, el único que Boca igualó 0 a 0 y que no ganó este año.
“Pudo pasar que el técnico después de esto me hubiese sacado, en este caso me bancó y le agradezco, pero pienso que también me lo debo haber ganado”, analizó Izquierdoz sobre su regreso al equipo tras la comentada expulsión.
Consultado sobre Gustavo Alfaro, el zaguero boquense señaló que “fue muy importante lo que hicimos en la primera etapa con Gustavo y con Burdisso, Matellán y todos los muchachos de ese momento”.
“Me acuerdo que en una conferencia de prensa Alfaro dijo que si Boca terminaba primero en diciembre y sin subestimar a los rivales que nos quedaban a partir de enero, era muy probable que sea campeón. No terminamos primeros, porque River ganó el partido que debía y no teníamos mucho margen de error. Pero esos puntos que conseguimos al comienzo fue lo que nos llevo a pelear el torneo después”, recordó.
En cuanto al trabajo de Russo como DT de Boca, el ex Lanús dijo que “lo de Miguel y su cuerpo técnico fue espectacular”.
“En apenas dos meses de trabajo obtuvimos un muy buen rendimiento. Terminamos los últimos partidos goleando, con muy buen fútbol. El reconocimiento a él y a su cuerpo técnico lo tienen más que merecido”, subrayó.
Al recordar la definición de la Superliga en la última fecha, Izquierdoz expresó que “River es un gran equipo, tenía una diferencia de puntos sobre nosotros y eso hacía todo muy difícil. Hay que sacarse el sombrero con este grupo porque metió siempre hasta último momento para que el margen que le diéramos a River fuera el menor posible”.
“Ellos fallaron en los últimos dos partidos y nosotros veníamos ganando y ganando. Sabíamos que la lucha iba a ser hasta el final. Cuando empezó el receso había seis o siete equipos en tres puntos, pero en ese tramo final marcamos la diferencia”, analizó.
Finalmente, respecto de la cuarentena por la pandemia de coronavirus que afecta a todo el planeta, consideró que “es lo que nos toca vivir y tenemos que llevarlo como podamos, tenemos que cuidarnos y respetar las reglas de todos”.
“Mi vida sigue igual pero adentro de mi casa. Me levanto temprano todos los días, con los chicos no se puede a otra hora, estoy entrenando lo que me mandaron los profes y empecé hace dos semanas el curso de técnico, ahora a través de internet”, concluyó Izquierdoz, quien llegó a Boca en julio del 2018 desde el Santos Laguna de México y tiene contrato hasta junio del 2022.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Carlos Izquierdoz eligió el silencio para confrontar las críticas

El defensor fue expulsado en el primer partido del año, encuentro que Boca empató con Independiente, y fueron muchas las voces que se alzaron en su contra. “Se dijeron muchas boludeces que no quise contestar”, señaló. El jugador destacó el trabajo que realizó Gustavo Alfaro en la primera parte del torneo y la rápida adaptación a lo que pidió Miguel Russo para lograr la Superliga.
 

Carlos Izquierdoz, defensor de Boca Juniors, disfruta el título de la Superliga que ganó con su equipo, pero no se olvida de “todas las boludeces que dijeron” cuando fue expulsado ante Independiente en la Bombonera, en el primer partido oficial de Miguel Russo en su regreso como entrenador del “Xeneize”.
“Me dio bronca porque cuando me expulsaron salieron a decir muchas boludeces que no quise contestar en ese momento para el bien de todos, porque iba más allá del partido. ¿Qué jugador va a querer irse a los veinte minutos del partido?”, sostuvo el “Cali” Izquierdoz, de 31 años, y uno de los referentes del vestuario de Boca.
“En la primera tarjeta fui fuerte contra Pablo Pérez pero fui a la pelota, ponele que la amarilla estaba bien. En la segunda jugada ni lo toqué a (Silvio) Romero, pero el árbitro compró la caída y me echó”, recordó.
“Después dijeron que yo lo hice para ganarme a la gente, para vender humo, y un montón de barbaridades más. Y ya que les gusta hablar y escribir tanto, hubiesen hablado con mis compañeros para preguntarle cómo soy, si soy responsable o no”, dijo el futbolista.
“Fue una situación que tendría que haber evitado, pero que en los partidos ocurren y ese día nos costó un empate, nadie aseguraba que lo íbamos a ganar, pero hasta ahí estábamos mejor que Independiente”, dijo el “Cali” sobre ese partido, el único que Boca igualó 0 a 0 y que no ganó este año.
“Pudo pasar que el técnico después de esto me hubiese sacado, en este caso me bancó y le agradezco, pero pienso que también me lo debo haber ganado”, analizó Izquierdoz sobre su regreso al equipo tras la comentada expulsión.
Consultado sobre Gustavo Alfaro, el zaguero boquense señaló que “fue muy importante lo que hicimos en la primera etapa con Gustavo y con Burdisso, Matellán y todos los muchachos de ese momento”.
“Me acuerdo que en una conferencia de prensa Alfaro dijo que si Boca terminaba primero en diciembre y sin subestimar a los rivales que nos quedaban a partir de enero, era muy probable que sea campeón. No terminamos primeros, porque River ganó el partido que debía y no teníamos mucho margen de error. Pero esos puntos que conseguimos al comienzo fue lo que nos llevo a pelear el torneo después”, recordó.
En cuanto al trabajo de Russo como DT de Boca, el ex Lanús dijo que “lo de Miguel y su cuerpo técnico fue espectacular”.
“En apenas dos meses de trabajo obtuvimos un muy buen rendimiento. Terminamos los últimos partidos goleando, con muy buen fútbol. El reconocimiento a él y a su cuerpo técnico lo tienen más que merecido”, subrayó.
Al recordar la definición de la Superliga en la última fecha, Izquierdoz expresó que “River es un gran equipo, tenía una diferencia de puntos sobre nosotros y eso hacía todo muy difícil. Hay que sacarse el sombrero con este grupo porque metió siempre hasta último momento para que el margen que le diéramos a River fuera el menor posible”.
“Ellos fallaron en los últimos dos partidos y nosotros veníamos ganando y ganando. Sabíamos que la lucha iba a ser hasta el final. Cuando empezó el receso había seis o siete equipos en tres puntos, pero en ese tramo final marcamos la diferencia”, analizó.
Finalmente, respecto de la cuarentena por la pandemia de coronavirus que afecta a todo el planeta, consideró que “es lo que nos toca vivir y tenemos que llevarlo como podamos, tenemos que cuidarnos y respetar las reglas de todos”.
“Mi vida sigue igual pero adentro de mi casa. Me levanto temprano todos los días, con los chicos no se puede a otra hora, estoy entrenando lo que me mandaron los profes y empecé hace dos semanas el curso de técnico, ahora a través de internet”, concluyó Izquierdoz, quien llegó a Boca en julio del 2018 desde el Santos Laguna de México y tiene contrato hasta junio del 2022.