Boca empató y ahora piensa en la definición de la Superliga
ellitoral.com.ar

Martes 07 de Julio de 2020 CORRIENTES13°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $69,00

Dolar Venta: $74,00

Boca empató y ahora piensa en la definición de la Superliga

En su debut en la Copa Libertadores, el Xeneize no estuvo preciso en la definición e igualó 1 a 1. Abila marcó para el elenco argentino, mientras que Hernández obtuvo la paridad. Ahora se viene el Gimnasia de Maradona por el torneo local.
 

Boca Juniors no pasó de un empate 1-1 en su debut de anoche en el Grupo H de la Copa Libertadores ante Caracas, de Venezuela, a donde llegó con la mente y la planificación puestas en la definición de la Superliga Argentina del próximo sábado, cuando reciba a Gimnasia, pero aún así mereció irse con los tres puntos del estadio de la Olímpico de la Universidad Central de Venezuela.
La perspectiva de Boca está puesta en el sábado, cuando enfrente al Gimnasia de Diego Maradona en la Bombonera, soñando con una victoria propia y que River Plate no salga victorioso de su visita a Atlético Tucumán para consagrarse campeón de la Superliga. Por eso anoche, tanto como harán los riverplatenses hoy, se guardó cartas en este debut copero pensando en la lucha por la primacía en el plano doméstico, donde el estímulo parte de la puja mano a mano con su clásico rival.
Pero por contrapartida para Boca esta Libertadores que tuvo justamente a River en las dos últimas finales, con la primera ganándosela justamente al Xeneize, es una obsesión para todos, jugadores, cuerpo técnico, dirigentes, y ni qué hablar de los hinchas. En el primer tiempo Boca no solamente se quedó con esa falta de riesgo en su arco, sino que fue en pos de los tres puntos con la voracidad de un Ramón Abila en racha goleadora pese a ser suplente, que en el minuto 24 se volvió a tutear con la red para darle la ventaja a los auriazules. Y a partir de allí Boca justificó su supremacía en el marcador también en el juego, aunque siempre con un pequeño faltante a la hora de rematarlo. Y eso le iba a resultar caro en la etapa final.
Es que antes de los 10 minutos del segundo tiempo el reaparecido Iván Marcone cometió una falta cerca del área de Andrada y Robert Hernández, de tiro libre, le dio la inmerecida paridad a los dueños de casa.
Y más injusta después porque Boca pudo volver a ponerse arriba en el marcador tras una buena acción personal de Nicolás Capaldo que llegó sin aire a la zona de definición y otra de “Wanchope”, que no pudo pegarle con justeza cuando se jugaba tiempo de descuento.
Por eso quedó la sensación de que Boca se fue de Venezuela con dos puntos perdidos y no con uno ganado, aunque la carrera es larga, quedan cinco encuentros y ya la semana próxima tendrá revancha en la Bombonera cuando reciba al colombiano Independiente de Medellín, que hoy cayó como local ante el paraguayo Libertad de Ramón Díaz por 2 a 1, con goles de Jesús Murillo para el anfitrión y Darío Bocanegra y Oscar Cardozo para los asunceños.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Boca empató y ahora piensa en la definición de la Superliga

En su debut en la Copa Libertadores, el Xeneize no estuvo preciso en la definición e igualó 1 a 1. Abila marcó para el elenco argentino, mientras que Hernández obtuvo la paridad. Ahora se viene el Gimnasia de Maradona por el torneo local.
 

<p>Comienzo. Boca logró un empate anoche en Venezuela.</p>

Comienzo. Boca logró un empate anoche en Venezuela.

Boca Juniors no pasó de un empate 1-1 en su debut de anoche en el Grupo H de la Copa Libertadores ante Caracas, de Venezuela, a donde llegó con la mente y la planificación puestas en la definición de la Superliga Argentina del próximo sábado, cuando reciba a Gimnasia, pero aún así mereció irse con los tres puntos del estadio de la Olímpico de la Universidad Central de Venezuela.
La perspectiva de Boca está puesta en el sábado, cuando enfrente al Gimnasia de Diego Maradona en la Bombonera, soñando con una victoria propia y que River Plate no salga victorioso de su visita a Atlético Tucumán para consagrarse campeón de la Superliga. Por eso anoche, tanto como harán los riverplatenses hoy, se guardó cartas en este debut copero pensando en la lucha por la primacía en el plano doméstico, donde el estímulo parte de la puja mano a mano con su clásico rival.
Pero por contrapartida para Boca esta Libertadores que tuvo justamente a River en las dos últimas finales, con la primera ganándosela justamente al Xeneize, es una obsesión para todos, jugadores, cuerpo técnico, dirigentes, y ni qué hablar de los hinchas. En el primer tiempo Boca no solamente se quedó con esa falta de riesgo en su arco, sino que fue en pos de los tres puntos con la voracidad de un Ramón Abila en racha goleadora pese a ser suplente, que en el minuto 24 se volvió a tutear con la red para darle la ventaja a los auriazules. Y a partir de allí Boca justificó su supremacía en el marcador también en el juego, aunque siempre con un pequeño faltante a la hora de rematarlo. Y eso le iba a resultar caro en la etapa final.
Es que antes de los 10 minutos del segundo tiempo el reaparecido Iván Marcone cometió una falta cerca del área de Andrada y Robert Hernández, de tiro libre, le dio la inmerecida paridad a los dueños de casa.
Y más injusta después porque Boca pudo volver a ponerse arriba en el marcador tras una buena acción personal de Nicolás Capaldo que llegó sin aire a la zona de definición y otra de “Wanchope”, que no pudo pegarle con justeza cuando se jugaba tiempo de descuento.
Por eso quedó la sensación de que Boca se fue de Venezuela con dos puntos perdidos y no con uno ganado, aunque la carrera es larga, quedan cinco encuentros y ya la semana próxima tendrá revancha en la Bombonera cuando reciba al colombiano Independiente de Medellín, que hoy cayó como local ante el paraguayo Libertad de Ramón Díaz por 2 a 1, con goles de Jesús Murillo para el anfitrión y Darío Bocanegra y Oscar Cardozo para los asunceños.