Desinfección en la frontera: mantienen alerta máxima, aunque bajó la cantidad de camiones | Interior
ellitoral.com.ar

Viernes 29de Mayo de 2020CORRIENTES14°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$65,25

Dolar Venta:$70,25

Desinfección en la frontera: mantienen alerta máxima, aunque bajó la cantidad de camiones

imagen_0

Por la emergencia sanitaria que se agrava día a día en el Brasil, al dispararse la cantidad de infectados y de fallecidos por covid-19, se mantiene la alerta máxima en la frontera con la Argentina, situación que involucra a Corrientes porque en su territorio funcionan las principales interconexiones entre ambos países: en Paso de los Libres y Santo Tomé.  

Una cuestión central es la circulación de camiones provenientes del Brasil, en la reactivación del intercambio comercial con nuestro país y países vecinos en medio de la pandemia. La cuestión fronteriza genera alarma y se mantienen los estrictos controles en el paso de vehículos y personas por los mencionados cruces.  

Cotidianamente, desde que estalló la crisis del coronavirus, en Paso de los Libres se realiza un doble operativo o una labor simultánea de varios organismos sanitarios de la comuna, la provincia y la Nación, tal como en su momento lo describió El Litoral. 

De esta manera, mientras se hacen chequeos a los camioneros, tomándoles la temperatura y verificando posibles síntomas, otro equipo se encarga de la desinfección de los vehículos. “Los controles se mantienen estrictos y desde mi área nos encargamos de la desinfección de los camiones cuando ingresan al país, mientras se hace el chequeo al conductor”, comenzó explicando el proceso Cristian Quiróz, director de Bromatología de Paso de los Libres, ante la consulta de El Litoral.  

“La desinfección se realiza con agua lavandina: un cloro diluido en proporción 1-9 con agua, para lo cual contamos en el puente internacional con cuatro máquinas especiales que se compraron en esta coyuntura. Con esos equipos se rocía los camiones que llegan al país desde el puente; y después se hace lo mismo en el depósito, en el Complejo Terminal de Cargas (Cotecar) y cuando salen hacia la ruta”, indicó Quiróz.  

El funcionario libreño estimó que “la tarea de desinfección puede durar, dependiendo de las dimensiones del camión, entre 10 y 15 minutos, porque siempre está disponible dos personas que desinfectan el vehículo una en cada lado”. La misma tarea se realiza cuando el camión regresa al Brasil.  

En un primer momento, cuando se declaró la emergencia por covid-19 y se dispusieron estrictas medidas preventivas para evitar una rápida expansión del virus, se llegó a registrar el cruce de unos 300 camiones por día, incluso un poco más. Sin embargo, por una retracción en el mercado regional, “pasan 100 camiones como máximo por día. Aunque hay jornadas en que son mucho menos”, advirtió Quiróz. “Bajó la comercialización de las empresas por una cuestión del mercado y la crisis”, acotó.  

En la zona de frontera trabajan en esta actividad, por Bromatología y Corralón Municipal, “cuatro operarios que están apostados en el puente internacional, otros cuatro en el Cotecar, otros cuatro en el sambódromo, además dos en puestos sanitarios. En realidad, son alrededor de 16 porque se suman quienes cubren francos”, enumeró Quiróz.  

En cuanto al chequeo sanitario a los choferes, trabajan personal de la Secretaría de Salud Municipal, Ministerio de Salud de la Provincia y de personal médico en el puente que pertenece a Gendarmería.  

“Nosotros estamos con las alarmas encendidas, porque la situación del otro lado no es gratificante ni alentadora. Pero los controles se realizan estrictamente y esperamos que no pase nada”, concluyó Quiróz.  

Con varios casos de infectados de covid-19 en la vecina ciudad brasileña de Uruguayana, Paso de los Libres refuerza constantemente el control sanitario en el puente interprovincial. En este sentido desde el Municipio destacaron las buenas repercusiones que tuvieron las medidas aplicadas en su jurisdicción. 

Santo Tomé 

Medidas similares se instrumentan en el paso Santo Tomé-San Borja, unos kilómetros más al norte de Libres, donde a principios de mayo se dio el caso de un chofer brasileño con covid-19, quien había pasado por el puente. A partir de ese momento se activó el protocolo sanitario y desde el martes 12 de mayo comenzaron a desinfectar los camiones que transitan por esa conexión entre ambos países. 

Desde ese momento, a todos los camiones que llegan desde Brasil se los fumiga y desinfecta, por pedido expreso del Gobierno provincial y el Comité de Crisis de Santo Tomé, y se aplica a todo el vehículo, incluido la cabina. 

Además, en el Centro de Frontera trabajan unas 800 personas de ambos países, y a todos se les hace el control diariamente. De igual manera, a los transportistas se le realiza en forma aleatoria la toma de temperatura. En San Borja también se dispuso desinfectar a todos los camiones que llegan desde la Argentina. (GAL).

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Desinfección en la frontera: mantienen alerta máxima, aunque bajó la cantidad de camiones

Por la emergencia sanitaria que se agrava día a día en el Brasil, al dispararse la cantidad de infectados y de fallecidos por covid-19, se mantiene la alerta máxima en la frontera con la Argentina, situación que involucra a Corrientes porque en su territorio funcionan las principales interconexiones entre ambos países: en Paso de los Libres y Santo Tomé.  

Una cuestión central es la circulación de camiones provenientes del Brasil, en la reactivación del intercambio comercial con nuestro país y países vecinos en medio de la pandemia. La cuestión fronteriza genera alarma y se mantienen los estrictos controles en el paso de vehículos y personas por los mencionados cruces.  

Cotidianamente, desde que estalló la crisis del coronavirus, en Paso de los Libres se realiza un doble operativo o una labor simultánea de varios organismos sanitarios de la comuna, la provincia y la Nación, tal como en su momento lo describió El Litoral. 

De esta manera, mientras se hacen chequeos a los camioneros, tomándoles la temperatura y verificando posibles síntomas, otro equipo se encarga de la desinfección de los vehículos. “Los controles se mantienen estrictos y desde mi área nos encargamos de la desinfección de los camiones cuando ingresan al país, mientras se hace el chequeo al conductor”, comenzó explicando el proceso Cristian Quiróz, director de Bromatología de Paso de los Libres, ante la consulta de El Litoral.  

“La desinfección se realiza con agua lavandina: un cloro diluido en proporción 1-9 con agua, para lo cual contamos en el puente internacional con cuatro máquinas especiales que se compraron en esta coyuntura. Con esos equipos se rocía los camiones que llegan al país desde el puente; y después se hace lo mismo en el depósito, en el Complejo Terminal de Cargas (Cotecar) y cuando salen hacia la ruta”, indicó Quiróz.  

El funcionario libreño estimó que “la tarea de desinfección puede durar, dependiendo de las dimensiones del camión, entre 10 y 15 minutos, porque siempre está disponible dos personas que desinfectan el vehículo una en cada lado”. La misma tarea se realiza cuando el camión regresa al Brasil.  

En un primer momento, cuando se declaró la emergencia por covid-19 y se dispusieron estrictas medidas preventivas para evitar una rápida expansión del virus, se llegó a registrar el cruce de unos 300 camiones por día, incluso un poco más. Sin embargo, por una retracción en el mercado regional, “pasan 100 camiones como máximo por día. Aunque hay jornadas en que son mucho menos”, advirtió Quiróz. “Bajó la comercialización de las empresas por una cuestión del mercado y la crisis”, acotó.  

En la zona de frontera trabajan en esta actividad, por Bromatología y Corralón Municipal, “cuatro operarios que están apostados en el puente internacional, otros cuatro en el Cotecar, otros cuatro en el sambódromo, además dos en puestos sanitarios. En realidad, son alrededor de 16 porque se suman quienes cubren francos”, enumeró Quiróz.  

En cuanto al chequeo sanitario a los choferes, trabajan personal de la Secretaría de Salud Municipal, Ministerio de Salud de la Provincia y de personal médico en el puente que pertenece a Gendarmería.  

“Nosotros estamos con las alarmas encendidas, porque la situación del otro lado no es gratificante ni alentadora. Pero los controles se realizan estrictamente y esperamos que no pase nada”, concluyó Quiróz.  

Con varios casos de infectados de covid-19 en la vecina ciudad brasileña de Uruguayana, Paso de los Libres refuerza constantemente el control sanitario en el puente interprovincial. En este sentido desde el Municipio destacaron las buenas repercusiones que tuvieron las medidas aplicadas en su jurisdicción. 

Santo Tomé 

Medidas similares se instrumentan en el paso Santo Tomé-San Borja, unos kilómetros más al norte de Libres, donde a principios de mayo se dio el caso de un chofer brasileño con covid-19, quien había pasado por el puente. A partir de ese momento se activó el protocolo sanitario y desde el martes 12 de mayo comenzaron a desinfectar los camiones que transitan por esa conexión entre ambos países. 

Desde ese momento, a todos los camiones que llegan desde Brasil se los fumiga y desinfecta, por pedido expreso del Gobierno provincial y el Comité de Crisis de Santo Tomé, y se aplica a todo el vehículo, incluido la cabina. 

Además, en el Centro de Frontera trabajan unas 800 personas de ambos países, y a todos se les hace el control diariamente. De igual manera, a los transportistas se le realiza en forma aleatoria la toma de temperatura. En San Borja también se dispuso desinfectar a todos los camiones que llegan desde la Argentina. (GAL).