Médicos cordobeses marcharán contra la imputación de dos colegas
ellitoral.com.ar

Domingo 12de Julio de 2020CORRIENTES18°Pronóstico Extendidoclima_parcial

Dolar Compra:$69,50

Dolar Venta:$74,50

Médicos cordobeses marcharán contra la imputación de dos colegas

Los profesionales de la salud de Córdoba se autoconvocaron para hoy en repudio de la imputación de la Justicia a dos médicos como responsables de la propagación del coronavirus en el geriátrico de Saldán, donde hubo 56 contagios y 11 muertes. La Unidad Fiscal de Emergencia Sanitaria (Ufes) consideró que Lucas Figueroa, que detectó que tenía el virus al hisoparse por decisión propia, y Marcelo Santiago Lázaro, director médico de la institución, incurrieron en la propagación de la enfermedad.
A Figueroa se lo acusa de “propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”, de acuerdo con los artículos 45 y 202 del Código Penal. Mientras que a Lázaro se lo imputa por “propagación culposa de enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”. El dueño del geriátrico, Rafael López Peña, que es padre de un vocal del Tribunal Superior de Justicia, no fue imputado.
El fiscal Andrés Godoy tomará declaraciones indagatorias en los próximos días a los acusados. Hasta ahora cuenta con testimonios del personal del geriátrico e informes del Pami y del Ministerio de Salud provincial. Esa cartera y familiares de dos muertos denunciaron penalmente a las autoridades y al dueño del geriátrico. 
(EN)

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Médicos cordobeses marcharán contra la imputación de dos colegas

Los profesionales de la salud de Córdoba se autoconvocaron para hoy en repudio de la imputación de la Justicia a dos médicos como responsables de la propagación del coronavirus en el geriátrico de Saldán, donde hubo 56 contagios y 11 muertes. La Unidad Fiscal de Emergencia Sanitaria (Ufes) consideró que Lucas Figueroa, que detectó que tenía el virus al hisoparse por decisión propia, y Marcelo Santiago Lázaro, director médico de la institución, incurrieron en la propagación de la enfermedad.
A Figueroa se lo acusa de “propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”, de acuerdo con los artículos 45 y 202 del Código Penal. Mientras que a Lázaro se lo imputa por “propagación culposa de enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”. El dueño del geriátrico, Rafael López Peña, que es padre de un vocal del Tribunal Superior de Justicia, no fue imputado.
El fiscal Andrés Godoy tomará declaraciones indagatorias en los próximos días a los acusados. Hasta ahora cuenta con testimonios del personal del geriátrico e informes del Pami y del Ministerio de Salud provincial. Esa cartera y familiares de dos muertos denunciaron penalmente a las autoridades y al dueño del geriátrico. 
(EN)