“Familias enteras no saben cómo enfrentarán la olla”
ellitoral.com.ar

Miércoles 15de Julio de 2020CORRIENTESPronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$70,00

Dolar Venta:$75,00

CORRIENTES:

“Familias enteras no saben cómo enfrentarán la olla”

El Papa Francisco recordó ayer a las “familias enteras que no saben cómo enfrentarán la olla” por la pandemia de coronavirus, al tiempo que afirmó que la difusión de la covid-19 hizo que “las lógicas con las que estábamos acostumbrados a dividir o clasificar la realidad desaparecieron”.
“Sufrimos la pérdida repentina de familiares, vecinos, amigos, parroquianos, confesores, referentes de nuestra fe. Pudimos mirar el rostro desconsolado de quienes no pudieron acompañar y despedirse de los suyos en sus últimas horas”, lamentó el Pontífice en una carta que dirigió al clero diocesano de Roma.
Tras recordar “el sufrimiento y la impotencia de los trabajadores de la salud”, Francisco se refirió también a “las dificultades y aprietos del confinamiento social: la soledad y el aislamiento principalmente de los ancianos; la ansiedad, la angustia y la sensación de desprotección ante la incertidumbre laboral y habitacional; la violencia y el desgaste en las relaciones”.
(GAL)

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

“Familias enteras no saben cómo enfrentarán la olla”

El Papa Francisco recordó ayer a las “familias enteras que no saben cómo enfrentarán la olla” por la pandemia de coronavirus, al tiempo que afirmó que la difusión de la covid-19 hizo que “las lógicas con las que estábamos acostumbrados a dividir o clasificar la realidad desaparecieron”.
“Sufrimos la pérdida repentina de familiares, vecinos, amigos, parroquianos, confesores, referentes de nuestra fe. Pudimos mirar el rostro desconsolado de quienes no pudieron acompañar y despedirse de los suyos en sus últimas horas”, lamentó el Pontífice en una carta que dirigió al clero diocesano de Roma.
Tras recordar “el sufrimiento y la impotencia de los trabajadores de la salud”, Francisco se refirió también a “las dificultades y aprietos del confinamiento social: la soledad y el aislamiento principalmente de los ancianos; la ansiedad, la angustia y la sensación de desprotección ante la incertidumbre laboral y habitacional; la violencia y el desgaste en las relaciones”.
(GAL)