Martes 04de Agosto de 2020CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,50

Dolar Venta:$76,50

Martes 04de Agosto de 2020CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,50

Dolar Venta:$76,50

CORRIENTES:

CORONAVIRUS: 69 CASOS ACTIVOS (200 ACUMULADOS) MUERTES: 2

/Ellitoral.com.ar/ Actualidad

La Iglesia pide trabajar contra la desigualdad

El Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Corrientes, José Larregain, ofició el tradicio Tedeum del 9 de Julio.

"Hoy somos nosotros a quienes instruye el Señor las bienaventuranzas. Ellas nos exigen un cambio de mirada, de corazón, de actitudes y comportamientos muy grandes. Nos exige un giro copernicano, el cual no es para pusilánimes, es para gente con grandeza de alma. Sólo quienes experimentan en la vida estas contradicciones pueden comprender el gozo de estar en sintonía  con la preocupación del Padre y de Jesús por la justicia y equidad. Estamos invitados a luchar y trabajar con la Palabra de Dios en contra de las desigualdades y la injusticia social, como única forma de lograr una verdadera independencia", dijo el obispo en su homilía.

"Nuestra región en 1816 estaba indiferente ante la misericordia, ante el hambre y la sed de justicia. El 2020 nos sorprende transitando la pandemia del Covid19. La declaración de independencia del año 1816 sigue siendo un hito que nos motiva a seguir trabajando en la construcción de nuestra Patria", recordó. "Los ideales de aquel grupo de hombres sigue siendo el nuestro. Están en consonancia con los ideales de la tierra sin males”de la mística guaraní: la cual es una tierra posible, es la construcción de una sociedad más justa, más igualitaria y solidaria, donde la persona sea el centro, se potencie el humanismo y los valores éticos –meollo de las bienaventuranzas-. No dejemos como secundario lo importante, no corramos el riesgo que por rivalidades o cuestiones vinculadas al poder -que son similares a bajezas cometidas en nuestra historia- perdamos de vista lo esencial y primordial.

Hoy es necesario reconocer la necesidad de unión, basada en el amor y en la misericordia. Un alejar rencores y rivalidades sobre todo teniendo en cuenta que el valor de la vida de nuestros hermanos debe ser el objetivo primordial. Cómo cristianos, que no solamente nos llamamos, debemos privilegiar las bienaventuranzas para construir un mundo mejor. Que no solamente hablemos de paz, libertad, verdad, justicia… sino que seamos constructores y artífices de ellas. Constatamos que vivimos un momento histórico marcado por desafíos urgentes pero también muy estimulantes para construir una nueva civilización.

 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error