Viernes 04de Diciembre de 2020CORRIENTES27°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$80,75

Dolar Venta:$86,75

Viernes 04de Diciembre de 2020CORRIENTES27°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$80,75

Dolar Venta:$86,75

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Durante el aislamiento se registraron cuatro femicidios y ninguno tuvo denuncias previas

Con la confirmación del último caso en San Cosme, en Corrientes ya se acumulan cinco asesinatos machistas en lo que va del año. Organizaciones de mujeres insisten en la declaración de emergencia por la problemática. 

Tras la confirmación de que el asesinato del viernes pasado en San Cosme fue un femicidio, en Corrientes ahora se contabilizan cinco mujeres víctimas fatales en lo que va del año, de las cuales cuatro se registraron durante el período de aislamiento por la pandemia. En todos los casos no hubo una denuncia previa, y por ello desde las organizaciones de género insisten en la declaración de la emergencia por la problemática, entre otros pedidos.

En su edición de ayer, este medio confirmó un nuevo femicidio en la provincia: el cuerpo de Marta Román, de 65 años, fue hallado calcinado en San Cosme tras el incendio de un pastizal. El principal sospechoso es un casero que se encargaba de cuidar una casa lindante a la propiedad de la mujer.

De acuerdo con registros propios y de la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumala), con este caso se acumulan 5 femicidios en lo que va del año, de los cuales 4 ocurrieron luego del 12 de marzo, tiempo de aislamiento social por la pandemia. Asimismo, en lo que va de 2020 se notificaron 13 intentos de asesinatos machistas, 6 desde el inicio del confinamiento.

Teniendo en cuenta el último informe de Mumala, la primera víctima del  año fue  María Morlio, de 25 años, asesinada el 12 de abril en Monte Caseros. El femicida (pareja) José Ariel Benítez, de 32 años, la asesinó en el campo. La víctima convivía con el agresor, además en el mismo lugar trabajaba (en condiciones precarias) como cosechadora de frutas.

En el segundo caso  la víctima se llamaba Delfina Gutiérrez, de 66 años, asesinada el 27 de abril en la ciudad de Corrientes. El femicida es Brian Pereyra (25 años), sobrino de la víctima, y tenía antecedentes penales.    

La tercera mujer se llamaba Sixta Sandoval, de 60 años, asesinada en Bella Vista el 10 de junio. Fue ultimada a golpes en la vivienda que compartía con el femicida (pareja) Antonio Errecalde, de 64 años, actualmente detenido. En tanto, la cuarta víctima era menor de edad (10 años), del barrio Villa Chiquita, y convivía con sus agresores.

De acuerdo con los registros, el hecho en común en todos estos casos, y el último de San Cosme hasta donde se conoce, es que no había denuncias previas por violencia. Además, todos los agresores tenían un vínculo cercano con la víctima, ya que eran pareja o familiar;  y el 75 % de las víctimas fueron asesinadas en la vivienda que compartían con el femicida.

En este contexto, desde Mumala Corrientes indicaron a El Litoral que, de parte de las organizaciones feministas continúan insistiendo con los históricos pedidos que demanda el sector, como la necesidad de declarar la “Emergencia Nacional Ni Una Menos”. 

Según explicaron, esta medida implica “la asignación de mayores partidas presupuestarias, la implementación del registro único de casos de violencia de género; el registro de femicidios en el Indec; la inclusión laboral travesti-trans; la inmediata instrumentación de la Ley Micaela, la Ley Brisa y el programa ESI (Educación Sexual Integral)”.

Por otra parte, destacaron como “positivo” el anuncio de los subsidios para víctimas de violencia de género, ya que existe una “necesidad de garantizar la autonomía económica” de estas personas y de sus hijos o hijas.

(GMC)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error