Viernes 17de Septiembre de 2021CORRIENTES18°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,50

Dolar Venta:$103,5

Viernes 17de Septiembre de 2021CORRIENTES18°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,50

Dolar Venta:$103,5

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 545 CASOS ACTIVOS (110.074 ACUMULADOS) MUERTES: 1.520

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Pichones de guacamayo rojo vuelan libres por los cielos correntinos

La liberación de las aves, llamadas Tuco y Puré, forma parte del proyecto que llevan adelante la Fundación Rewilding Argentina, el Gobierno de Corrientes y Parques Nacionales.  

Los Esteros del Iberá siguen recuperando algunas especies nativas y ahora cuentan con dos pichones de guacamayo rojo que fueron liberados y dieron sus primeros vuelos. Esta recuperación del ecosistema es posible gracias al proyecto en conjunto que llevan adelante la Fundación Rewilding Argentina, el Gobierno de Corrientes y la Administración de Parques Nacionales.

Después de más de un siglo de extinción en el país, los pichones de guacamayo, llamados Tuco y Puré, son libres. 

Según los datos aportados por miembros de la Fundación Rewilding Argentina, los primeros pichones salieron de la caja nido y cuentan con un monitoreo intensivo ya que están empezando a dar sus primeros vuelos. Los mismos son cortos de no más de 500 o 600 metros.

Asimismo, comentaron que están aprendiendo a aterrizar y a desplazarse por las ramas y por los árboles y que en los próximos días comenzarán a probar sus primeros frutos nativos, aunque dependerán del padre para alimentarse, al menos por unos meses más.

Este trabajo arduo se extendió a lo largo de tres meses dentro de la caja nido. En octubre del 2020 nacieron los primeros guacamayos rojos silvestres en más de un siglo en Argentina, teniendo como resultado a estos pichones que hoy en día están volando libres por los cielos.

Esta labor tuvo sus inicios en junio del año pasado cuando se daba a conocer que cinco guacamayos rojos juveniles formaban el segundo núcleo de liberación de la especie en Corrientes.

Este hecho se logró luego de más de cien años de extinción en la provincia, y medio siglo en toda la Argentina.

El proyecto busca recuperar la fauna nativa de los Esteros del Iberá y generar un modelo sostenible de desarrollo a partir de la recuperación de ecosistemas y el turismo de naturaleza.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error