Viernes 30de Septiembre de 2022CORRIENTES16°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$145,0

Dolar Venta:$153,0

Viernes 30de Septiembre de 2022CORRIENTES16°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$145,0

Dolar Venta:$153,0

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Tras las huellas del puma, el depredador tope que está volviendo a Corrientes

Fueron considerados extintos en la provincia pero comenzaron a habitar nuevamente los campos según especialistas  a los que consultó llitoral.com.ar. La presencia de estos animales genera un ecosistema estable, pero su caza no está regulada. 
Fotos tomadas por cámaras trampa / Gentileza: Marlén Zaracho
Foto: Centro de Conservación Aguará

Definido como uno de los depredadores tope,  los pumas luego de atravesar una crisis que disminuyó la cantidad de ejemplares volvieron a gran parte del territorio de Corrientes.  Si bien no hay un número preciso de estos felinos en la provincia, un grupo de especialistas coincide en señalar que en los  últimos tiempos su población fue creciendo y logró reinstalarse en la zona.

En diálogo con  ellitoral.com.ar,  el director del Centro de Conservación Aguará, Daniel Segovia, aseguró que “hay una buena población” de estos animales.  Son una especie “de difícil avistaje y son grandes caminadores”, agregó. 

En ese sentido, Segovia, indicó que en el último tiempo recibieron llamadas avisando que fueron vistos en  San Luis del Palmar  por “personas que se encontraban cazando en el lugar”, pero -señala- que también habitan campos de   “Santo Tomé, todo lo que es Curuzú Cuatiá, Sauce, Alvear, Perugorría y Bella Vista”. 

Para Marlen Zaracho, quien se dedica a la ecología de los pumas en Corrientes y es estudiante avanzada en Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne), estos animales están  “recolonizando la zona, ya que tiempo atrás se lo consideraba extirpado de la provincia por distintas situaciones que afectaron a la especie”

Sin embargo,  “actualmente, a través de imágenes por cámaras trampa y huellas registradas, se notó la presencia en diferentes departamentos de la provincia”, dice y aclara que por el momento  “no se tiene identificado la cantidad de pumas hay en todo el territorio”. 

En cuanto a sus características explica que son  “depredadores tope, carnívoros, y son clave ya que regulan las poblaciones de sus presas, lo que permite que el ecosistema se encuentre estable”.  Pueden pesar entre  50 y 70 kilos, vivir hasta 20 años en cautiverio y medir de un metro a un metro y medio de largo,  precisa Zaracho y afirma que su pelaje varía de acuerdo a la zona. 

Su alimentación “es generalista”, cuenta Marlen. En Corrientes, de acuerdo con el estudio realizado por la especialista, “su dieta varía entre ñandúes carpinchos, corzuelas, y una amplia variedad de presas silvestres”. 

Por su parte, la coordinadora del área de Educación Ambiental del Centro Aguará, Catalina Mancedo, resaltó que estos animales  “no son agresivos, ellos eligen huir ante la presencia del hombre o alguna amenaza”.  A su vez, advirtió que  “si atacan ganado es que está pasando algo con sus disponibilidad de presas naturales”. 

INDIA Y CHICO, PUMAS EN CAUTIVERIO

El Centro de Conservación Aguará, ubicado en la localidad de Paso de la Patria, a unos 41 kilómetros de la capital correntina, tiene en su plantel estable de animales a dos pumas que se criaron en cautiverio: India y Chico.

India es un animal geronte para su especie, nació y permaneció toda su vida en cautiverio, condición por la cual no puede rehabilitarse para volver a la silvestría, especificaron en una publicación en redes sociales.

“Debido a que estuvieron mucho tiempo en cautiverio no es posible desimprontarlos, es decir no se reconocen como un animal silvestre y son dependientes de los cuidados del hombre”, destacó el director del Centro de Conservación Aguará, Daniel Segovia. 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error