Lunes 25de Octubre de 2021CORRIENTES17°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,75

Dolar Venta:$103,7

Lunes 25de Octubre de 2021CORRIENTES17°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,75

Dolar Venta:$103,7

/Ellitoral.com.ar/ Especiales

El misterioso robo del reloj de Belgrano

Hace poco recordábamos la muerte del creador de nuestra bandera nacional, General Manuel Belgrano y en torno a él debemos decir que el reloj de oro y esmalte que le regaló a su médico personal en su lecho de muerte, fue robado en el 2007 y hasta hoy continúa desaparecido.
Valioso. El reloj de oro y esmalte que Belgrano le regaló a su médico personal.
Retrato. Óleo de Manuel Belgrano realizado por Fortunato Fontana en 1941, copia del original hecho en Londres en 1815.

Por Francisco Villagrán

villagranmail@gmail.com

Especial para El Litoral

La vida de Manuel Belgrano fue admirable y conmovedora, el creador de la bandera conoció en su juventud los halagos de la fortuna. Su talento y sus atractivos personales le habían abierto los salones más distinguidos del Buenos Aires de esa época. Pocos jóvenes de su generación gozaron como él de muchas simpatías por sus virtudes e ilustración general. Nacido en la riqueza, terminó sin embargo su existencia pobre y olvidado. Hoy, a 201 años de su muerte, todavía se recuerda el hecho de que, ya en su lecho de muerte, le había regalado a su médico personal Dr. Redhead un valioso reloj personal de oro y esmalte, que le había sido obsequiado por el rey Jorge III de Inglaterra. 

Una de las últimas acciones de Belgrano antes de morir fue darle a su médico Joseph Redhead este reloj. El prócer no se quería morir sin agradecer el acompañamiento del encargado de cuidar su salud durante gran parte de las batallas por la Independencia. Fue un regalo sincero, un hecho de gratitud. El médico nunca le quiso cobrar a Belgrano un solo peso. Salió de él darle el reloj como un gesto de gratitud. “Es todo lo que tengo que dar a este hombre bueno y generoso”, dijo el prócer y luego le pidió a su hermana Juana que le alcanzara el preciado objeto que colgaba de la cabecera de su cama. En el actual edificio Calmer, ubicado en Avenida Belgrano 420, se encontraba la casa que vio nacer al general del Ejército del Norte e integrante de la Primera Junta. Y aquí una cosa curiosa y rara: en esa misma casa, su hogar, murió el 20 de junio de 1820, hecho del que hace algunos días se cumplieron 201 años. Es decir, por una de esas raras casualidades de la vida, Manuel Belgrano nació y murió en la misma casa.

Valiosos testimonios

El chozno nieto del prócer, del mismo nombre, Manuel Belgrano, es presidente del Instituto Nacional Belgraniano y acotó que “el lujoso reloj con los años fue incorporado al Museo Histórico Nacional, ubicado en el barrio porteño de San Telmo. Pero en 2007, el preciado objeto fue robado del Museo Histórico. Meses más tarde se descubriría que una familia de ladrones dedicada al robo de bienes culturales había sido la responsable de este robo, la familia Baldo. Los hermanos Nazareno, su hermano Jorge Manuel y su hijo Ariel, fueron los encargados de perpetrar el robo del Museo Histórico Nacional, así como también a otros lugares como el Museo Numismático del Banco Nación, el Sarmiento y el Fernández Blanco, el Eva Perón y el Almirante Brown. Tras ser identificados en el 2008 como los autores de esos robos de bienes culturales, los Baldo fueron condenados en el 2011 a la pena de 8 años de prisión. Sin embargo durante todo el proceso penal, los acusados no dieron ninguna información sobre el destino del valioso reloj que perteneciera a Belgrano. Si fue por encargo, está en malas manos, pero intacto. Si fue por el oro, estará destruido. Era una pieza muy valiosa, con un valor histórico incalculable. 

Apenas se produjo el robo se libró un pedido de secuestro internacional a través de Interpol, para intentar hallar el valioso objeto. Pero pasaron muchos años y aún no se lo pudo recuperar. El alerta enviado a todo el mundo lo describe: “Reloj de oro y esmalte con bordes ondulados y esfera de esmalte blanco. Las horas están representadas con números latinos. Aro cincelado, cadena con cuatro eslabones. Lleva un pasador, Tiene otro aro más grande donde se encuentran dos llaves, una de las cuales lleva una amatista. En el centro tiene grabado el busto del general Lafayette. También lleva un sello con distintos motivos, cincelados, y un aro para colgarlo. Tiene grabado en una piedra el monograma del General Manuel Belgrano. Toda una joya artística y cultural.

Detalles

Fuentes cercanas a la investigación señalan que “el pedido de secuestro está vigente, ya que las alertas rojas de capturas de prófugos no hay que renovarlas cada cinco años y solo quedan sin efecto una vez que se recupera el bien cultural, cosa que hasta ahora no ha sucedido. Si aparece el objeto se realiza una pericia para determinar si es el bien sustraído y en caso de que sea, el Juzgado hace el cese del pedido internacional, añadieron los expertos consultados, quienes indicaron que las aduanas de 194 países están advertidas sobre la búsqueda del reloj.

Respecto al paso del tiempo sin novedades sobre el reloj de Belgrano, las fuentes remarcaron que “siempre tenemos la esperanza de poder hallarlo o que aparezca. En muchos casos de robo se pudieron recuperar los bienes culturales sustraídos incluso varias décadas después. Esta pieza es invendible y un dolor de cabeza para el que la tenga porque ningún coleccionista va a querer comprar una pieza robada y menos esta. Pero si en algún momento interviene un comprador de buena fe puede denunciar que le ofrecieron el reloj y el poseedor se dé cuenta que está en problemas y lo entregue a las autoridades. En fin, es todo un tema muy complicado legalmente. A su vez, el chozno nieto del prócer mostró su indignación y bronca con la banda de ladrones que en 2007 robó el reloj del creador de la Bandera y cuando fue consultado al respecto señaló que “lo que les diría a los ladrones no lo puedo decir públicamente, por la buena educación y el decoro, además porque la madre de ellos no tiene la culpa”.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error