Jueves 23de Septiembre de 2021CORRIENTES19°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,75

Dolar Venta:$103,7

Jueves 23de Septiembre de 2021CORRIENTES19°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,75

Dolar Venta:$103,7

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 526 CASOS ACTIVOS (110.235 ACUMULADOS) MUERTES: 1.526

/Ellitoral.com.ar/ Nacional

Bajante del Paraná: la represa Yacyretá funciona al 50% de su capacidad

Catalogada como la peor bajante en 100 años, la situación afecta seriamente a los países que dependen de la ruta hídrica. Las pérdidas alcanzan los 30 millones de dólares.

La histórica bajante del río Paraná ha llevado a la represa Yacyretá, la mayor central hidroeléctrica de Argentina, a trabajar a un 50% de su capacidad normal, lo que tiene un impacto directo en el suministro al sistema nacional. Las pérdidas alcanzan los 30 millones de dólares.

Actualmente, la central está operando con 12 de sus 20 turbinas generadoras. El caudal del Paraná apenas supera los 6.000 metros cúbicos por segundo promedio (m3/s), con registros mínimos diarios de hasta 5.500 m3/s, lo que acerca al piso histórico de junio de 1944 de 5.800 m3/s, por la persistente escasez de precipitaciones aguas arriba, con la preocupante tendencia a la profundización de la bajante

“La situación está afectando la generación y la cantidad de energía que podemos entregar a los sistemas de Argentina y Paraguay, y por ende también al sistema de facturación”, explicó el director ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Ignacio Barrios Arrechea.

La mayor central hidroeléctrica de Argentina genera actualmente menos de 1.100 Mw, apenas un tercio de su capacidad técnica instalada de 3.200 Mw, y con una reducción del 50% en la entrega de energía en comparación con las métricas promedio para esta época del año.

La represa generó 789.416 Mw el pasado mes de junio, lo que significó 309.260 megavatios por debajo de las cifras del mismo período de 2020, cuando también hubo indicios de bajante.

Esta situación está ejerciendo presión sobre otro tipo de generadores, muchos de los cuales funcionan con gas en momentos de alta demanda y deben cambiar a combustibles más caros.

La menor venta de energía que destina 90% a Argentina y 10% a Paraguay también se refleja en la facturación, que ha caído de alrededor de US $60 millones en condiciones normales a apenas US $30 millones en junio de 2021.

Pese al impacto económico, Barrios Arrechea explicó que “esta menor facturación no afecta los presupuestos ni los gastos corrientes de la empresa porque los estados cumplen todos los años con las necesidades presupuestarias”.

“Para el 2021 este requerimiento está totalmente cubierto y también estará cubierto para el 2022, incluyendo los gastos de construcción de Aña Cua, que tendrá su pico de inversión en 2022”, agregó.

La operación se ha reducido de las 20 turbinas tipo Kaplan a solo 12. Mientras tanto, se realizan trabajos de mantenimiento en los otros 8 generadores.

 

Télam

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error