Domingo 14de Agosto de 2022CORRIENTES31°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$133,0

Dolar Venta:$141,0

Domingo 14de Agosto de 2022CORRIENTES31°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$133,0

Dolar Venta:$141,0

/Ellitoral.com.ar/ Policiales

Un policía condenado por la muerte de un joven en Corrientes recuperará la libertad

Había sido condenado a 3 años de prisión efectiva por el asesinato de Rubén Franco, de 20 años, en una fiesta de cumpleaños ocurrida en septiembre del 2017.  
Audiencia. Los fundamentos del fallo se conocerán el jueves 5 de mayo.

El Superior Tribunal de Justicia hizo lugar parcialmente por mayoría al recurso de casación presentado por la defensa del policía José Miño condenado por el Tribunal de Juicio de  Mercedes en el 2021 a 3 años de prisión efectiva por ser responsable de los delitos de homicidio preterintencional y abuso de autoridad en concurso ideal, cuya víctima fue Rubén Osvaldo “Betito” Franco.

 El Superior Tribunal cambió la pena efectiva por prisión en suspenso. Por otra parte dispuso que el pago del monto indemnizatorio se practique de conformidad a las previsiones de la Ley N° 5.689, y no en el término de diez días como había decidido el Tribunal de Juicio.

El homicidio preterintencional se produce cuando hay un desbordamiento de las intenciones del causante en las que primitivamente quiso ejercer daño, pero que desafortunadamente resultó matando a su víctima.  El tribunal de Mercedes que lo condenó a 3 años de prisión efectiva estuvo formado por los doctores Juan Manuel Muschietti; Jorge Alberto Troncoso y Martín José Vega.

Recurso por acción civil

Los Jueces del Tribunal,  también hicieron lugar a la acción civil, decidiendo conforme “fórmula Méndez”, el monto indemnizatorio al que se le redujo un 30% por la responsabilidad atribuida a la víctima en el evento, disponiendo que el Estado Provincial a través del Ministerio de Seguridad de la provincia, en forma solidaria, deben abonar a la madre de la víctima la suma de pesos cuatro millones novecientos mil ($4.900.000), en el término de diez días de quedar firme la sentencia.

El abogado del Estado se agravio en cuanto al porcentaje deducido del monto estipulado, alegando al respecto que debía ser mayor en  atención al estado de alcoholización de la víctima al momento del hecho, que fue lo que contribuyó a la producción del resultado. Asimismo, se quejó del plazo estipulado por el Tribunal para la efectivización de dicho monto, requiriendo, en caso de quedar firme la sentencia el pago se efectúe de acuerdo a las prescripciones de la Ley N° 5.689.

“… de las pruebas producidas surge que la incidencia de tal estado fue mucho mayor y aun pudo haber sido la causa de la muerte”, sostuvo el abogado. El Superior Tribunal por mayoría hizo lugar parcialmente al recurso incoado por el Estado y confirmó el monto indemnizatorio y por unanimidad estableció que el pago se efectúe de acuerdo a lo que establece la Ley N° 5.689 que se refiere al Régimen de Inembargabilidad de los fondos públicos.

El Superior Tribunal de Justicia que decidió sobre estos dos recursos estuvo formado por los doctores Luis Eduardo Rey Vázquez, como presidente y los doctores Eduardo Gilberto Panseri, Fernando Augusto Niz, Guillermo Horacio Semhan y Alejandro Alberto Chaín como vocales. En cumplimiento a las medidas sanitarias por la pandemia covid-19, el fiscal adjunto, doctor Jorge Omar Semhan participó vía online desde su despacho, también lo hicieron remotamente la defensa del condenado, la querella y los representantes del Estado Provincial.

Los fundamentos de la Sentencia N° 53/22 serán dados a conocer el jueves 5 de mayo del 2022 a las 12 horas.

El caso

El Tribunal que condenó al policía tuvo por probado que el sábado 16 de septiembre del 2017 durante el festejo de un cumpleaños de quince en Mercedes, Rubén Franco, de 20 años que ingresó a la medianoche ya alcoholizado, continúo bebiendo adentro. Posmortem se constató una concentración de 4,39 g/l en orina.  En un momento de la celebración, el joven reaccionó violentamente y arrojó bebidas que se encontraban sobre una mesada, conducta ante la cual el tío de la cumpleañera pidió al personal policial, compuesto por dos personas, una de ellas el condenado, que lo retiraran de la fiesta.  

El imputado lo sacó de la reunión y al cabo de unos minutos, la víctima comenzó a golpear la puerta para reingresar al Club. El efectivo salió nuevamente y discutió con el joven, quien deseaba volver a ingresar e insistía en sumarse nuevamente al festejo. El policía lo golpeó en el rostro y a la altura del estómago, y sin oponer resistencia alguna el joven y por su estado de embriaguez, cayó inmediatamente de frente y al suelo sobre la vereda, boca abajo, golpeando la parte frontal de la cabeza contra el piso, donde permaneció inmóvil. En el suelo el condenado lo siguió pateando. En el hospital se intentó reanimarlo sin éxito.  En la autopsia se constató que falleció a consecuencia del grave golpe que sufrió al caer aquella noche en la cual el policía incumplió con los deberes inherentes a su cargo. 

(NG)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error