Domingo 03de Julio de 2022CORRIENTES18°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$124,2

Dolar Venta:$130,2

Domingo 03de Julio de 2022CORRIENTES18°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$124,2

Dolar Venta:$130,2

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

La Unne quitó su apoyo a la flexibilidad de la veda pesquera

La Dirección de Recursos Naturales habilitó la semana pasada la pesca extractiva, con cupo para determinadas especies como el dorado y el surubí.

Integrantes del Instituto de Ictiología del Nordeste (Inicne) reclamaron la conformación de una mesa pesquera, luego de las nuevas habilitaciones para la pesca en la provincia de Corrientes y que rigen desde la semana pasada. Señalaron la falta de regulación en el río Paraná.

“Sostenemos que este tipo de medidas deberían tratarse en una mesa de trabajo, donde participan diferentes sectores, cada uno con su opinión y su mirada diferente”, dijo Natalia Silva, bióloga e integrante del Inicne. Recordó que en los últimos dos años las regulaciones fueron consensuadas por científicos de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne), miembros de la Asociación de Prestadores Turísticos del Alto Paraná y de la Asociación de Pescadores Deportivos del Litoral, junto con el Ministerio de Turismo de la provincia. 

“Lamentablemente en esta oportunidad no fuimos convocados ninguno de los integrantes de la mesa de trabajo, ni como consultores. Tampoco tenemos información técnica que pueda apoyar esta decisión”, manifestó Silva en diálogo con Radio Dos.

La Dirección de Recursos Naturales habilitó la semana pasada la pesca extractiva en Corrientes, con cupo para determinadas especies como el dorado y el surubí, pero se prohíbe su transporte: se debe consumir en el lugar. 

La investigadora del Inicne insistió en la crisis hídrica que afecta al Paraná por tercer año consecutivo. Según el último informe del Instituto Nacional del Agua, en mayo los promedios mensuales serían de 2,30 metros de altura del río en Corrientes. Significa 1,35 metro por debajo de los valores medios del período 1995-2021. 

“Los peces migradores, que tienen importancia deportiva y económica, dependen de las crecientes para los eventos reproductivos. Por más de que exista algún tipo de reproducción, tenemos estudios técnicos y sabemos que desde 2019 no hubo eventos exitosos”, detalló. 

También recordó la regulación de la pesca por medio de precintos, una medida utilizada durante el 2020, y la comparó con la actual habilitación, que no requiere más que licencia de pesca.

“Actualmente, al no ser necesario poner ese precinto, un pescador puede salir todos los días al río y todos los días traerse un dorado o un surubí”, advirtió.

Anteriormente, las autoridades del Inicne insistieron en la necesidad de establecer una veda regional, coordinada por todas las provincias argentinas por las que cruza el río Paraná. 

(IB)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error