Lunes 15de Agosto de 2022CORRIENTES31°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$133,0

Dolar Venta:$141,0

Lunes 15de Agosto de 2022CORRIENTES31°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$133,0

Dolar Venta:$141,0

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Rewilding usó 53 toneladas de hierro en cercos del Iberá

La destrucción de los límites entre la ganadería y las áreas protegidas fue la principal preocupación de la organización ecologista luego de los incendios en la provincia de Corrientes. Recibieron un gran aporte de un grupo empresarial. 

La Fundación Rewilding lleva adelante la reconstrucción de sus instalaciones en el Parque Nacional Iberá, donde los incendios de este año arrasaron casi la mitad del territorio. La principal preocupación de la organización de restauradores biológicos era la destrucción de los cercos, que impiden el paso del ganado hacia los espacios protegidos.

Para volver a levantar los límites de protección a la fauna silvestre, consiguieron una donación de 53 toneladas de hierro (entre chapas, perfiles y tubos estructurales), que se transportaron en 3 camiones desde las plantas industriales de Florencio Varela y Rosario hasta la ciudad de Goya, y luego su distribución final en el Parque Nacional.

El material de construcción fue donado por un grupo empresarial multinacional con sedes en Italia y en Argentina. 

Estos materiales son utilizados principalmente para reconstruir cercos perimetrales que fueron afectados por el fuego. Estos cercos tienen la función de separar la biodiversidad nativa del ganado que amenazó con desplazarse.

Resistente al fuego

Sofía Heinonen, directora ejecutiva de Fundación Rewilding Argentina, reflexionó: “Un grave impacto ambiental indirecto de estos incendios será la reposición de cientos de kilómetros de alambrados con postes de madera de especies nativas como el quebracho y el algarrobo, que se desmontan en Chaco. Debemos encontrar nuevos materiales, que sean resistentes al fuego y que sean duraderos, como los tubbings”.

En este sentido, la incorporación del acero como material resistente al fuego será un aporte fundamental para el proceso de reparación del Parque. “Los pajonales húmedos se van a recuperar rápido, pero con los bosques va a llevar más tiempo. Quizás 30 o 40 años para tener árboles fuertes nuevamente”, advirtió Heinonen.

Competencia por el pasto

El biólogo Sebastián Di Martino, director de conservación de la Fundación Rewilding Argentina, sostuvo que cinco de los seis focos que afectaron el corazón del Iberá fueron producidos por ganaderos que buscaban renovar las pasturas para sus rodeos. Otro incendio se produjo por la caída de un rayo. 

Por esto, el principal objetivo de la Fundación Rewilding Argentina fue volver a levantar cercos para que el ganado no avance sobre las reservas naturales. 

“El daño más difícil de revertir es en la zona de bosques. Se perdieron árboles de 100 años. Va a llevar mucho tiempo recuperar todo, pero podemos decir que el Iberá está mejor que hace diez años porque se han introducido aves que van a ayudar a distribuir las semillas y la generación será más rápida”, dijo Di Martino a Clarín. Es que la Fundación trabaja para que los Esteros vuelvan a tener guacamayos, muitúes, pecaríes, nutrias y yaguaretés.

Para Di Martino, lo urgente es volver a levantar los cientos de kilómetros de alambrados que fueron consumidos por el fuego. “Tenemos que evitar que el ganado de los campos cercanos ingrese al parque y se genere una competencia por el pasto y el agua con la fauna autóctona”, explicó.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error