Viernes 07de Octubre de 2022CORRIENTES26°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$147,2

Dolar Venta:$155,2

Viernes 07de Octubre de 2022CORRIENTES26°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$147,2

Dolar Venta:$155,2

/Ellitoral.com.ar/ Mundo

El ataque a Salman Rushdie: festejos en la prensa iraní y silencio en el régimen

Mientras los medios locales en Teherán saludaron el apuñalamiento del “apóstata”, el gobierno autocrático no hizo declaraciones; por qué en el país natal del escritor no hubo pronunciamientos oficiales. 

El régimen teocrático de Irán reaccionó este sábado con extrema prudencia al brutal ataque que llevó al borde de la muerte al escritor británico Salman Rushdie, objeto de una fatwa hace 33 años. El mismo silencio mantuvo el gobierno de la India, tierra natal del autor. Los medios oficiales iraníes, sin embargo, saludaron el ataque al “escritor apóstata”.

“Ataque contra el autor apóstata de Los versos satánicos”, tituló la agencia oficial iraní Irna, así como el sitio de la televisión de Estado, para hablar del intento de asesinato contra el célebre escritor.

El principal periódico ultraconservador iraní, Kayhan, se atrevió incluso a saludar al individuo que apuñaló a Salman Rushdie.

“¡Bravo a ese hombre valiente y consciente de su deber, que atacó al apóstata y vicioso Salman Rushdie!”, anotó el diario, cuyo dueño es nombrado por el guía supremo, el ayatollah Ali Khamenei. “Besemos la mano de aquel que destrozó el cuello del enemigo de Dios con un cuchillo”, prosigue el texto.

Otro diario estatal, Irán, estimó que “el cuello del diablo” había sido “golpeado con una navaja”.

Esas opiniones, expresadas por los medios iraníes, no dejan ninguna duda sobre la posición del régimen. Si bien ningún especialista esperaba una reacción oficial, no es un secreto que, cuando Teherán pretende hacer conocer su opinión, lo hace a través de dichos canales de comunicación. Y, justamente, acorde con la línea oficial, el conjunto de los medios calificó a Rushdie de “apóstata”, con excepción del Etemad, único periódico reformista.

Todos los medios oficiales recordaron también que la fatwa lanzada en 1989 por el imán Khomeini, fundador de la República Islámica, exigía la muerte del escritor.

En septiembre del año anterior Rushdie había publicado en Inglaterra su cuarto libro, Los versos satánicos. Entre otros hechos inspirados en realidades históricas, el escritor británico de origen indio hace allí una semblanza de Mahoma, fundador del Islam. Juzgado blasfematorio, el opus desató la cólera de todas las poblaciones musulmanas a través del mundo, sabiamente manipuladas por las autoridades religiosas y políticas, en particular en Irán.

El 14 de febrero de 1989, el ayatollah Khomeini, guía de la revolución islámica, condenó a muerte a Rushdie. En una fatwa (decreto religioso), el imán pidió “a todos los musulmanes” ejecutar al autor del libro, a los editores y a “aquellos que conocen su contenido”. Varios traductores del libro resultaron heridos o fueron asesinados, como el japonés Hitoshi Igarashi, víctima en 1991 —ya entonces— de varias puñaladas. Estos últimos años, el régimen iraní habló mucho menos de esa fatwa que, según afirman los mullah, pesará eternamente sobre el “libro maldito”, aun cuando la condena a muerte de su autor pueda ser anulada. Ese no fue, sin embargo, el caso con Rushdie, sobre cuya cabeza seguía pendiente la sentencia, recompensada con 3,5 millones de dólares para su ejecutor. 

(AG)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error