ellitoral.com.ar

Viernes 18 de Octubre de 2019 CORRIENTES18°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $56,50

Dolar Venta: $60,00

SUPERLIGA:

Apipé pedirá la revisión de los límites, la pesca de subsistencia y un control conjunto

El Municipio está elaborando un proyecto a través del cual la comunidad especificará sus requerimientos para tratar de revertir una serie de situaciones que afectan su vida diaria en la frontera. La propuesta sería sometida a votación en la próxima sesión.
 

imagen_1

Las dificultades de vivir en una isla argentina rodeada de aguas paraguayas no son nuevas en Apipé Grande, pero lo que sucedió hace una semana provocó que resurgieran pedidos de larga data sobre los que hasta ahora nunca obtuvieron respuestas: revisar los límites, que los pobladores puedan pescar en la costa como medio de subsistencia y que el control para evitar la depredación de la fauna íctica se realice de manera conjunta entre la Prefectura Argentina y la Marina de Paraguay. Precisamente, estos serán los ejes de un pedido que harán desde la Comuna con el aval de los ediles.
Fue el pasado sábado, antes del mediodía, que integrantes de la Armada paraguaya a bordo de tres embarcaciones -por un megáfono- advirtieron a quienes estaban participando del 4º torneo de pesca de costa con devolución que si no cesaban con esa actividad les tendrían que incautar sus cañas y riles. Si bien desde la Comuna consideraron que no estaban depredando la fauna íctica de la zona (a diferencia de lo que habían observado y registrado 48 horas antes del torneo, cuando varias embarcaciones pescaban en el río), resolvieron suspender el evento.
No obstante, el caso se viralizó y el propio gobernador Gustavo Valdés solicitó a la Cancillería argentina que interviniera para poder arribar a una solución.
Luego, la Armada paraguaya dio su versión de los hechos y argumentó  que su accionar respondió a que el torneo se realizaba en una zona de reserva. Planteo que en la comuna isleña generó mayor malestar porque señalaron que “muchos pobladores vimos 48 horas antes cómo había embarcaciones pescando en la zona de reserva y no era precisamente con devolución. Y nadie fue a sacarlos de allí. Pero lo que es peor aún, ese tipo de situaciones son frecuentes”. “Parece que la pesca sólo está prohibida para los isleños”, acotaron al ser consultados por este diario, días atrás.
En aquella oportunidad, al igual que ayer, insistieron en que “no queremos un conflicto con ellos. Sólo creemos que no hay un trato igualitario y a partir de lo que sucedió es una buena oportunidad para resolver cuestiones que están pendientes y que afectan nuestra vida diaria”.

Requerimientos
Por eso, comentaron a este diario, están elaborando un proyecto en el que especificarán cuáles son los requerimientos de los isleños.
Indicaron que se enteraron de la reunión que Valdés mantuvo con el ministro de Relaciones Exteriores para avanzar con el diálogo con el vecino país en lo referido a la cuestión limítrofe, como así también sobre la resolución unánime aprobada en el Senado para pedir que el Ejecutivo nacional ordene la confección de un protocolo de mediación y una fuerza de seguridad conjunta que funcionaría durante el período de transición, durante el cual se buscaría llegar a un nuevo acuerdo por la jurisdicción de cada país. En este punto, señalan que los límites deberían retrotraerse a los que regían en base al Tratado de 1876.
“Nosotros estamos al tanto de lo que están haciendo, pero consideramos conveniente también expresar lo que queremos y eso lo vamos a plasmar en un proyecto que ingresará el lunes y se pedirá su tratamiento sobre tablas en la sesión ordinaria del miércoles”, explicaron.
En el mencionado documento, además de pedir que los límites vuelvan a ser los que fueron fijados en el Tratado de 1876, plantearán que en el área de reserva el control sea conjunto y que se permita la pesca de subsistencia. Para este tipo de casos, indicaron, “existe legislación que establece la cantidad de peces que pueden obtener. Nadie quiere depredar la fauna íctica sino tan sólo que aquellos que pescan para poder alimentar a su familia, puedan hacerlo sin sentirse hostigados”.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Apipé pedirá la revisión de los límites, la pesca de subsistencia y un control conjunto

El Municipio está elaborando un proyecto a través del cual la comunidad especificará sus requerimientos para tratar de revertir una serie de situaciones que afectan su vida diaria en la frontera. La propuesta sería sometida a votación en la próxima sesión.
 

<p>Registro. Unas 48 horas del torneo de pesca de costa con devolución, desde la isla observaban cómo desde varias embarcaciones extraían ejemplares de la zona de reserva. </p>

Registro. Unas 48 horas del torneo de pesca de costa con devolución, desde la isla observaban cómo desde varias embarcaciones extraían ejemplares de la zona de reserva. 

Las dificultades de vivir en una isla argentina rodeada de aguas paraguayas no son nuevas en Apipé Grande, pero lo que sucedió hace una semana provocó que resurgieran pedidos de larga data sobre los que hasta ahora nunca obtuvieron respuestas: revisar los límites, que los pobladores puedan pescar en la costa como medio de subsistencia y que el control para evitar la depredación de la fauna íctica se realice de manera conjunta entre la Prefectura Argentina y la Marina de Paraguay. Precisamente, estos serán los ejes de un pedido que harán desde la Comuna con el aval de los ediles.
Fue el pasado sábado, antes del mediodía, que integrantes de la Armada paraguaya a bordo de tres embarcaciones -por un megáfono- advirtieron a quienes estaban participando del 4º torneo de pesca de costa con devolución que si no cesaban con esa actividad les tendrían que incautar sus cañas y riles. Si bien desde la Comuna consideraron que no estaban depredando la fauna íctica de la zona (a diferencia de lo que habían observado y registrado 48 horas antes del torneo, cuando varias embarcaciones pescaban en el río), resolvieron suspender el evento.
No obstante, el caso se viralizó y el propio gobernador Gustavo Valdés solicitó a la Cancillería argentina que interviniera para poder arribar a una solución.
Luego, la Armada paraguaya dio su versión de los hechos y argumentó  que su accionar respondió a que el torneo se realizaba en una zona de reserva. Planteo que en la comuna isleña generó mayor malestar porque señalaron que “muchos pobladores vimos 48 horas antes cómo había embarcaciones pescando en la zona de reserva y no era precisamente con devolución. Y nadie fue a sacarlos de allí. Pero lo que es peor aún, ese tipo de situaciones son frecuentes”. “Parece que la pesca sólo está prohibida para los isleños”, acotaron al ser consultados por este diario, días atrás.
En aquella oportunidad, al igual que ayer, insistieron en que “no queremos un conflicto con ellos. Sólo creemos que no hay un trato igualitario y a partir de lo que sucedió es una buena oportunidad para resolver cuestiones que están pendientes y que afectan nuestra vida diaria”.

Requerimientos
Por eso, comentaron a este diario, están elaborando un proyecto en el que especificarán cuáles son los requerimientos de los isleños.
Indicaron que se enteraron de la reunión que Valdés mantuvo con el ministro de Relaciones Exteriores para avanzar con el diálogo con el vecino país en lo referido a la cuestión limítrofe, como así también sobre la resolución unánime aprobada en el Senado para pedir que el Ejecutivo nacional ordene la confección de un protocolo de mediación y una fuerza de seguridad conjunta que funcionaría durante el período de transición, durante el cual se buscaría llegar a un nuevo acuerdo por la jurisdicción de cada país. En este punto, señalan que los límites deberían retrotraerse a los que regían en base al Tratado de 1876.
“Nosotros estamos al tanto de lo que están haciendo, pero consideramos conveniente también expresar lo que queremos y eso lo vamos a plasmar en un proyecto que ingresará el lunes y se pedirá su tratamiento sobre tablas en la sesión ordinaria del miércoles”, explicaron.
En el mencionado documento, además de pedir que los límites vuelvan a ser los que fueron fijados en el Tratado de 1876, plantearán que en el área de reserva el control sea conjunto y que se permita la pesca de subsistencia. Para este tipo de casos, indicaron, “existe legislación que establece la cantidad de peces que pueden obtener. Nadie quiere depredar la fauna íctica sino tan sólo que aquellos que pescan para poder alimentar a su familia, puedan hacerlo sin sentirse hostigados”.