Miércoles 23de Junio de 2021CORRIENTES14°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$94,25

Dolar Venta:$100,2

Miércoles 23de Junio de 2021CORRIENTES14°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$94,25

Dolar Venta:$100,2

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 3.727 CASOS ACTIVOS (71.454 ACUMULADOS) MUERTES: 1.014

/Ellitoral.com.ar/ Policiales

Trasladaron los restos del policía federal que murió en un asalto

Los restos de Pablo Ariel Rebollo, el cabo de la Policía Federal asesinado de un tiro en la boca cuando se disponía a poner en marcha un operativo de control en un barrio de la capital tucumana y fue asaltado por dos delincuentes, fueron trasladados ayer por vía terrestre hacia Formosa, su provincia natal.

El uniformado murió luego de agonizar casi un día entero, hasta que los médicos determinaron su muerte cerebral, por lo que sus familiares decidieron donar sus órganos.

Los restos de Rebollo fueron velados en una sala de la capital tucumana, donde sus compañeros de la Policía Federal le rindieron honores, tras lo cual fueron trasladados a Formosa, de donde era oriundo.

El cortejo del uniformado fue acompañado hasta las afueras de la ciudad por dos motoristas de la Dirección de Tránsito y dos patrulleros de la Federal.

En Formosa, Rebollo será sepultado mañana con todos los honores de su grado durante un acto que contará con la presencia de los jefes de la Policía Federal y de representantes del Ministerio de Seguridad de la Nación, según se informó.

El hecho se produjo el jueves por la tarde en la avenida de Circunvalación, entre las calles Cuba y Guatemala, en el barrio La Costanera, una zona compleja de la capital Tucumana, donde Rebollo, junto a su compañero Damián Gallicchio, se disponían a montar un operativo de control.

Cuando Rebollo se bajó del móvil policial para colocar los conos refractarios correspondientes en el asfalto fue interceptado con aparentes fines de robo por dos hombres que circulaban en moto armados.

Según dijeron las fuentes, el policía se identificó y uno de los delincuentes le efectuó un disparo a la altura de la boca.

El compañero de Rebollo, que estaba a bordo de una camioneta policial, al advertir el hecho comenzó a disparar y mató a uno de los delincuentes e hirió al otro.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error